Enel vence a Iberdrola en disputa por el control de la brasileña Eletropaulo

Agencia EFE

Río de Janeiro, 30 may (EFE).- La italiana Enel venció hoy en la disputa por el control de Eletropaulo, la mayor distribuidora de energía de Brasil en facturación, al presentar una oferta muy superior a la de Neoenergía, subsidiaria de la española Iberdrola que también estaba interesada en la empresa brasileña.

De acuerdo con un comunicado de Eletropaulo, Enel ofreció este miércoles, cuando vencía el plazo para presentar las últimas propuestas, 45,22 reales (unos 12,2 dólares) por cada acción de Eletropaulo, mientras que Iberdrola ofreció 39,53 reales (unos 10,6 dólares) por título.

Eletropaulo, que abastece de energía a Sao Paulo, mayor ciudad de Brasil, informó en su comunicado que, según las reglas establecidas, “tan solo la oferta presentada por la Enel será registrada en la subasta que será realizada el 4 de junio, sin que sea permitida la elevación del precio por los otros interesados”.

La propuesta de Enel implica un desembolso de entre 3.714,5 millones de reales (unos 1.003,9 millones de dólares) en caso de que adquiera la mitad más una de las acciones de Eletropaulo (82.142.867 títulos), que le darían el control de la empresa, y de 7.567,3 millones de reales (unos 2.045,2 millones de dólares) en caso de que las compre todas (167.343.887 títulos).

La Oferta Pública de Acciones (OPA) de Enel está condicionada a que la italiana pueda adquirir el control accionarial (la mitad más una de las acciones) de la distribuidora en la subasta que se realizará el lunes en la bolsa de valores de Sao Paulo.

La presentación de las últimas ofertas en sobre cerrado supone el fin del duelo entre las dos mayores empresas de energía de Europa por el control de una de las más importantes distribuidoras de Brasil.

Eletropaulo era objeto de una intensa disputa entre la subsidiaria brasileña de Iberdrola y la italiana Enel, las cuales habían presentado distintas ofertas por las acciones de la compañía desde mediados de abril pasado.

En esa puja también participó Energisa, otra de las grandes distribuidoras de Brasil, pero el pasado 4 de mayo se retiró de manera definitiva por prudencia financiera, según alegó.

Hasta ayer, la OPA de Enel se situaba en 32,20 reales (unos 8,70 dólares) por cada acción de la distribuidora, mientras que la de Neoenergía estaba en 32,10 reales (unos 8,67 dólares) por título.

La Comisión de Valores Mobiliarios (CVM, regulador bursátil) había establecido que las interesadas tenían plazo hasta este miércoles para mejorar sus ofertas y que la respectiva subasta en la bolsa de Sao Paulo se realizará el próximo lunes.

El consejo de administración de Eletropaulo también había anticipado que recomendaría la venta de las acciones a la empresa que hiciera la mejor oferta, que finalmente fue la Enel.

La puja por el control de Eletropaulo se produjo luego de que la estadounidense AES, su mayor accionista junto al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, anunciara su interés en vender su participación en la empresa.

Mientras que la AES posee el 50,52 % de las acciones ordinarias de Eletrobras y el 16,84 % del capital total, el BNDES y el Gobierno brasileño son dueños en conjunto del 46,48 % de las acciones ordinarias y del 16,70 % del capital total.

El gran interés por Eletropaulo obedece a que esta distribuidora es la mayor de Brasil en facturación y responsable por abastecer la región metropolitana de Sao Paulo, la mayor ciudad del país.

En la disputa también está en juego el liderazgo del sector de la distribución eléctrica brasileña, que ostenta actualmente, en términos de volumen, CPFL Energía, controlada por la china State Grid y que siempre había mostrado interés por Eletropaulo.

Enel controla las distribuidoras de energía de los estados de Río de Janeiro y Ceará.

Neoenergía, de la que Iberdrola posee un 52,45 %, es responsable de la distribución en los estados de Bahía, Pernambuco y Río Grande do Norte y en algunos de los municipios del interior del estado de Sao Paulo.

La adquisición de Eletropaulo supondría para Neoenergía reforzar su posición como mayor distribuidor de energía de Brasil en número de clientes, condición que asumió el año pasado tras su integración con Elektro. EFE