Enfermeras son el rostro humano de los servicios de salud

Las enfermeras y enfermeros son el rostro humano de los servicios de salud, su vocación de servicio y entrega los convierte en pilar fundamental y uno de los mayores patrimonios de la Jurisdicción Sanitaria 1, esto los sitúa en un lugar primordial para ofrecer servicios de calidad.

“Son dentro del equipo de salud lo más importante que tenemos, y como cada año me es muy grato iniciar el año destacando el valor de sus profesionales y sus acciones diarias a favor de la salud en los centros de salud, hospitales integrales y Clínica de Diabetes”, afirmó David Bañales Zúñiga, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 1.

“El trabajo que realizan es fundamental, su formación en las necesidades del cuidado de la salud, su estrecho contacto con los pacientes y con la comunidad, la confianza que la población les tiene, permite obtener resultados positivos en los objetivos trazados en cada programa prioritario y con ello brindar un mejor nivel de vida a la población duranguense que habita en nuestros 11 municipios de cobertura”, enfatizó.

Así mismo, su participación para la calidad de los servicios, tanto en la acreditación como en la certificación de las instituciones de salud, reflejan el compromiso de compartir una gran responsabilidad con el equipo de salud, lo que nos lleva a la mejora continua y permanente de los servicios y procesos para mejorar tanto la calidad, como la seguridad del paciente; su permanencia los 365 días del año y las 24 horas del día permite a las enfermeras y enfermeros constituirse en el conocedor de primera mano de las realidades que implica la atención a los usuarios.

“Las enfermeras y enfermeros son un fuerte eslabón en el equipo de salud y al continuar con su entrega y voluntad para la atención médica y con el servicio profesional de enfermería ejercido con calor humano a pacientes y familiares, contribuyen al logro de una mejor salud para todos”, concluyó Bañales Zúñiga.