Enorme proyecto ecológico de alumnos de CBTIS 115

  • Limpian Cuencamé, luego irán por Durango y México
  • Los apoya el pueblo, Peñoles, alcaldía y apostólicos

Estamos limpiando Cuencamé, pero terminando nos pasaremos a todo Durango y luego a todo México, dicen alumnos del CBTIS 115 sobre el encomiable, pero complicado proyecto ecológico en marcha.

No es suficiente levantar la basura, es obligado concientizar a la gente. Si no extendemos la cultura de la limpieza, pero sobre todo de no tirar la basura donde sea, de poco sirve ir recogiendo desechos.

“Tenemos que hacer algo para detener el calentamiento global, causado por nuestra irresponsabilidad, y nosotros, por lo pronto ya pasamos de los planes a los hechos, dejamos de lado los lamentos…”, precisa Angel Tadeo.

Está en marcha –dice- el proyecto “por un Cuencamé limpio…”, y aunque es complicado, estamos avanzando, poco a poquito, pero con la firme convicción de lograrlo un día, luego intentaremos aplicarlo a nivel estatal, y después nos pasaremos a todo el país.  No soportamos ver que nuestras calles, nuestras rancherías, nuestros ríos, nuestros arroyos, están contaminados con toda suerte de desperdicios.

El ambicioso proyecto tiene una altísima viabilidad, por lo que los alumnos del CBTIS 115 tienen el respaldo económico total de Peñoles, la Presidencia Municipal, la dirección del propio plantel, la dirección del CECYTE y fieles de la Iglesia Apostólica de Cuencamé.

Presumen los muchachos que el encomiable proyecto ecológico se viene aplicando desde  abril pasado, y ya es posible ver alcances, concretamente en Cuencamé, donde pudieron sustituir la vieja y deprimente plaza principal por un lugar nuevo, pero más limpio, algo que sirva para presumir a los visitantes.

Angel Tadeo Adalberto Treviño Martínez, estudiante del CBTIS 115, es quien encabeza el proyecto, y colaboran con él: Eduardo Antonio Yañez, Marco Antonio Maciel Mata, Jazmin Guadalupe Favela Briones, Gerson Ramírez, Jonathan Avalos Favela, Naomi Lucero Favela, Najla Edit Velazquez Moreno, Estrella Natzul Perea Castañeda, Eduardo Luján, Verónica Artea y Daniel González.

Entre todos han concebido un grupo de reacción inmediata que se ha dado a la tarea de recorrer todas las escuelas de Cuencamé para sostener charlas con las comunidades estudiantiles, maestros y directivos, sobre la necesidad de mantener limpia la municipalidad.  Ya más adelante haremos lo propio en todo el estado y al final o casi al tiempo, también emprenderemos acciones de concientización y de limpieza en todo el país.

El calentamiento global, dice Angel Tadeo Adalberto, lo hemos provocado todos. Unos más y otros menos, pero todos hemos contribuido al deterioro ecológico del mundo, por eso debemos todos reaccionar y hacer algo por nuestra casa, la tierra.

La cabecera municipal de Cuencamé, por lo pronto, es otra.  Luce una plaza principal renovada y limpia.  Está sirviendo la promoción de los muchachos denominada: “Por un Cuencamé Limpio”, que luego se aplicará a nivel estatal.

Aparte, los alumnos del CBTIS 115, aseguran que se han dividido en comisiones pues además de la concientización social, al tiempo se promueve la adopción de un árbol,  se combate al uso de bandejas de unicel y bolsas de plástico que tanto contaminan, y van canjeándolas por termos y bolsas de papel, mientras otro grupo va reforestando puntos áridos.

Se trata de algo complicado, admiten los muchachos, pero que de ninguna manera es imposible.  Poco a poquito, pero tarde que temprano limpiaremos no nada más Cuencamé, sino Durango y México.

Estamos decididos a salvar a Cuencamé, Durango y México, y le echaremos la mano al mundo, que al final, queramos o no, es nuestra casa grande, que la hemos contaminado todos, y por lo que debemos limpiarla todos, dijo finalmente el estudiante Angel Tadeo Adalberto Treviño Martínez.