Enrique de Inglaterra es recibido entre multitudes en Santa Lucía

Castries, 24 nov (EFE).- El príncipe Enrique de Inglaterra fue recibido hoy por multitudes a su llegada a Santa Lucía, estado independiente de la Mancomunidad Británica de Naciones, durante la quinta jornada de la visita oficial a los países del Caribe anglófono que realiza en representación de la reina Isabel II.


El hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra era esperado en el puerto de la capital de Santa Lucía, Castries, por las principales autoridades locales, incluida la gobernadora, Perlette Louisy, con la que pasó revista a la tropas que le rindieron honores.

El primer ministro del país, Allen Chastanet, y miembros del Parlamento de Santa Lucía también saludaron al príncipe Enrique de Inglaterra en las instalaciones de Puerto Seraphin de Castries.

Residentes de Castries y estudiantes de escuelas primarias se agolpaban junto al área de atraque de cruceros para dar la bienvenida al príncipe, que fue recibido con fuertes aplausos.

El príncipe Enrique asistió a una recepción ofrecida por Louisy en los jardines de la Casa del Gobernador, con vistas al histórico puerto de Castries.

Las actividades previstas para mañana comenzarán con la participación en un partido de críquet entre dos equipos encabezados por el príncipe Enrique y el primer ministro de Santa Lucía.

Tras el partido se desplazará a la pequeña isla de Pigeon, al norte de la capital, donde le serán presentados varios proyectos de conservación ambiental que cuentan con la participación de jóvenes de Santa Lucía.

Enrique de Inglaterra descubrirá además mañana una placa dedicada a los trabajos realizados en favor de la conservación de una reserva con interés ambiental cercana a Castries y una selva tropical, contribuciones de Santa Lucía al Proyecto Canopy medioambiental de la Mancomunidad Británica de Naciones.

El itinerario de mañana incluye trasladarse al norte de Santa Lucía, a una de las partes de mayor belleza natural de la isla, y a la localidad de Soufriere, en el área suroeste.

El hijo menor del príncipe Carlos de Inglaterra aprovechó hoy sus últimas horas en la isla de Nieves, antes de viajar a Santa Lucía, para visitar el idílico marco de la Playa de los amantes, de gran interés ecológico.

Participó en esa playa en la colocación en el camino correcto hacia el mar de varias pequeñas tortugas recién nacidas que habían sido localizadas desorientadas en la arena.

Los voluntarios ambientalistas comentaron el gran interés de Enrique de Inglaterra por las tortugas, ya que como destacaron no dejó de preguntar por su trabajo.

Está previsto que Enrique, nieto de la reina Isabel II, visite durante ese viaje Antigua y Barbuda, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, Barbados, Grenada, Guyana, y San Vicente y las Granadinas, hasta el próximo 4 de diciembre. EFE