Erika Güereca Toulet y José Alberto Medellín Trujillo consagran su amor

  • Y lo celebraron con unión en compañía de sus seres queridos

Luego de un bonito  noviazgo, durante el cual las atenciones y los detalles fueron el lazo de conquista mutua, el apuesto José Alberto Medellín Trujillo y la encantadora Erika Güereca Toulet cristalizaron el anhelado sueño de convertirse en marido y mujer.

La ceremonia religiosa tuvo como escenario  el altar del templo de Nuestra Señora de Fátima y del Carmen, donde recibieron la bendición por su matrimonio.

La feliz pareja se hizo acompañar por sus respectivos padres, y el cortejo nupcial estuvo integrado por familiares y amigos que fungieron como padrinos de arras, anillos, mancuerna y velación y unieron sus oraciones para pedirle a Dios que llene de bendiciones esta bella unión.

Durante la ceremonia el sacerdote oficiante se dirigió a la pareja para exhortarla a llevar su matrimonio de acuerdo a los preceptos que marca la Iglesia Católica, donde familiares y amigos unieron sus oraciones implorando bendiciones para este nuevo matrimonio.

Al finalizar la misa los ahora esposos pasaron a ofrecer el ramo de Erika, a la imagen de la Virgen en donde ambos realizaron una breve oración y dieron gracias por su matrimonio y por esta bella unión.

Posteriormente la pareja abandonó el  santo recinto para trasladarse a un elegante salón social de la ciudad, donde ya les esperaba una espléndida recepción.

Al término de la emotiva ceremonia religiosa tanto los invitados como los novios estuvieron listos para disfrutar de una agradable velada la cual se llevó a cabo en un conocido salón de la ciudad, donde disfrutaron en compañía de amigos y familiares los cuales se dieron cita para celebrar con los ya esposos.

Para los presentes no pudo faltar un exquisito banquete el cual fue acompañado por algunas finas bebidas a elegir, las cuales fueron preparadas para la gran ocasión, así mismos todos elevaron sus copas y brindaron por la felicidad de Erika y José Alberto, y por el nuevo camino que emprenderán juntos como marido y mujer.

Por su parte los novios estuvieron recibiendo halagos y bendiciones de sus queridos invitados, los cuales disfrutaron de una inolvidable velada.