Eritrea reabrirá su embajada en Etiopía este domingo tras el acuerdo de paz

Eldiario.es

Adís Abeba, 13 jul (EFE).- Eritrea reabrirá su embajada en Etiopía este domingo, un día después de que el presidente eritreo, Isaias Afewerki, llegue a Adís Abeba para una visita oficial de tres días, informan hoy fuentes oficiales.

En una rueda de prensa celebrada hoy, el jefe de la Oficina de Asuntos de Comunicación Gubernamental etíope, Ahmed Shide, anunció el restablecimiento de la legación eritrea en Adís Abeba y aseguró que ya han finalizado los preparativos para “dar una calurosa bienvenida” a Isaias y su séquito cuando lleguen este sábado.

El restablecimiento de las embajadas en ambos países fue uno de los puntos más destacados del acuerdo al que llegaron el mandatario eritreo y el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, durante la visita la semana pasada de este último a la capital de Eritrea, Asmara.

Esta fue la primera reunión entre líderes de los dos países en dos décadas, un tiempo en el que las relaciones entre Etiopía y Eritrea han estado marcadas primero por la guerra y luego, por la tensión, debido a disputas fronterizas.

Entre los primeros frutos del acuerdo destacan el restablecimiento de las conexiones telefónicas y de las líneas aéreas directas entre ambas naciones.

Isaias y Abiy acordaron que “ambos países trabajarán para promover una cooperación cercana en las áreas política, económica, social, cultural y de seguridad”, indicó entonces el ministro de Información de Eritrea, Yemane G. Meskel.

Con respecto a la venidera visita de Isaias, el jefe de gabinete de primer ministro de Etiopía, Fitsum Arega, escribió en su cuenta de la red social Twitter que “reforzará la amistad y los lazos entre Etiopía y Eritrea”.

“Agradecemos al presidente Isaias que nos honre con una visita y le damos una calurosa bienvenida”, agregó Fitsum.

Por su parte, Yemane explicó que “la visita cimentará aún más y dará inercia a la marcha conjunta por la paz y la cooperación que han iniciado ambos líderes”.

Eritrea se independizó de Etiopía en 1993, pero las disputas fronterizas llevaron a los dos países a una guerra entre 1998 y 2000 que causó decenas de miles de muertos de ambas partes, y que acabó con el Acuerdo de Argel firmado el 12 de diciembre del 2000.

Sin embargo, cuando esta comisión decidió conceder a Eritrea la ciudad de Badme, epicentro de la guerra, Etiopía se retractó de su compromiso y el entonces primer ministro etíope, Meles Zenawi, señaló que sólo aceptaría ese dictamen “en principio”.

Desde entonces y hasta la llegada de Abiy al cargo en abril pasado, las relaciones entre estos dos países del África oriental han sido tensas, si bien el nuevo mandatario etíope ha apostado por el aperturismo y el acercamiento de ambas naciones.

De hecho, el acuerdo alcanzado esta semana incluye la “implantación de la decisión fronteriza”, informó Yemane.

El Acuerdo de Argel es impopular en Etiopía, donde muchos ciudadanos se creen traicionados por el Gobierno después de que su país ganara la guerra con Eritrea, en la que el propio Abiy combatió como miembro de la unidad de radiocomunicación del Ejército. EFE