Escritor Renato Cisneros lamenta que Perú olvidara la dictadura de Fujimori

7518México, 12 abr (EFEMEX).- El escritor peruano Renato Cisneros, finalista del Premio de Novela Mario Vargas Llosa 2016, lamentó hoy que la gente de su país se haya olvidado de lo que significó el gobierno de Alberto Fujimori y ahora haya votado por su hija.

“En general es una mala noticia que Keiko Fujimori quedara primera con ese importante caudal de votos. Pareciera que nos hemos olvidado muy rápido de lo que significó la dictadura de Alberto Fujimori”, dijo Cisneros a Efe.

El autor se encuentra en la Ciudad de México para promover su novela “La distancia que nos separa”, publicada por la editorial Planeta y finalista del premio Vargas Llosa, cuyo ganador se dará a conocer la próxima semana.

Cisneros reconoció que el gobierno de Fujimori (1990-2000) acabó con el terrorismo insurgente, pero aseveró que heredó al país otro terrorismo, el de la corrupción.

“Yo no sé quién es peor, un hombre que coge las armas y asesina, que por supuesto es un criminal merecedor de todo el peso de la ley, o un corrupto que se aprovecha del pueblo y roba millones de dólares”, planteó.

Hijo de Luis Federico Cisneros, el polémico ministro del Interior de Perú en el gobierno castrense de Francisco Morales Bermúdez (1975-1980), Renato creció en un ambiente cercano a la política y, aunque nunca siguió los pasos de su padre, ha sido un reconocido columnista en su país.

En su novela cuenta vivencias al lado de su padre militar, algunas de elevado contenido humano y otras lacerantes como cuando su casa recibió un ataque con explosivos, en la época de Fujimori y de su asesor Vladimiro Montesinos, ambos hoy en prisión.

“Ellos nos heredaron un terrorismo de la corrupción y de la no institucionalización; acabaron con los partidos y a mí me da pena que nos hayamos olvidado tan pronto de eso porque Keiko Fujimori no ha zanjado lo suficiente con aquello y llama errores a lo que fueron delitos. Le ha costado tomar distancia, creo que porque en el fondo encarna el perfil autoritario de su padre”, observó.

En las elecciones del domingo pasado en Perú, Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, recibió 39,77 % de los votos, después de contabilizados 96,07 % de los sufragios, seguida de Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio con 21,01 %, lo cual pondrá a los dos en una segunda vuelta en junio.

“Lo que yo espero es que gane Pedro Pablo Kuczynski y que la izquierda se empodere un poco más. Ha tenido una candidata brillante en estas elecciones (Verónika Mendoza, del Frente Amplio), pero ha tenido un entorno muy ideologizado que ha sido un lastre más que un motor para su candidatura”, puntualizó.

Cisneros dijo esperar que el equipo técnico de Kuczynski, más que el propio candidato, puedan llevar a Perú a mantener un buen estatus económico y saldar las deudas de desigualdad.

“Hay menos pobres en Perú, pero hay todavía mucha desigualdad y la sensación de que seguimos siendo una sociedad muy escindida donde hay muchos Perú a la vez. Ojalá gane Kuczynski”, concluyó. EFEMEX