Inicio > Noticias > Local > Escuela sin luz y sin clases

Escuela sin luz y sin clases

Directivos y padres de familia de la primaria Jaime Torres Bodet cerraron la avenida Enrique Carrola Antuna al oriente de la capital como protesta ante la falta de atención por parte de la CFE (Comisión Federal de Electricidad) para atender el problema que tienen desde hace diez días, por la falta de luz y las consecuencias que les ha provocado.

Este martes por la mañana, cansados de estar dirigiéndose en repetidas ocasiones a la Comisión Federal de Electricidad, y de realizar en reiteradas ocasiones reportes por la falta de energía eléctrica en la escuela Jaime Torres Bodet, tanto el director de la escuela, como los docentes y los padres de familia de los niños que pertenecen a la institución, tomaron la decisión de bloquear el transito del boulevard Enrique Carrola Antuna, como protesta a la falta de atención y respuesta a sus necesidades.

De esta manera, el director de la institución, el profesor Héctor Candelario Perales, dio a conocer que, desde hace diez días, la escuela dejo de tener suministro eléctrico sin razón alguna; indicó que, desde el primer día, realizaron el reporte a la Comisión, y les indicaron que en un lapso no mayor a 10 horas su problema quedaría resuelto, situación que no fue así; “nosotros desde el primer día que tuvimos esta falla realizamos el reporte, nos dijeron que en 10 horas máximo resolverían todo y nuestra sorpresa fue que al día siguiente seguimos igual”.

Manifestó que los días siguientes, los padres de familia también realizaron sus reportes, por la afectación que sus hijos pudieran llegar a tener, pero la respuesta fue la misma, solamente les proporcionaban un número de reporte, les indicaban un lapso de 10 horas y transcurrido este tiempo no pasaba absolutamente nada; “todos los padres de familia, nosotros ya nos cansamos de realizar reportes, de ir a pedir explicaciones y su respuesta solo es que esperemos, pero no mandan a nadie a revisar ni nada”.

Dijo que en su momento también recurrieron a la Secretaría de Educación del Estado para que los apoyara con la revisión dentro del plantel y descartar si el problema era interno, resultando que sí existían algunas fallas, las cuales fueron resueltas, pero en lo que respecta al suministro eléctrico solamente era la responsabilidad de la CFE; “nosotros nos comunicamos a la Secretaría y vinieron, revisaron todo y sí había algunas fallas que se corrigieron cuando apenas iniciaban las fallas eléctricas que se nos iba la luz y cosas así, pero todo quedó perfectamente y se descartó que fuera problema del plantel y solamente los responsables ahora eran los de la CFE”.

Puntualizaron que los días anteriores, para no suspender las clases y evitar que los niños tuvieran algún tipo de retraso en el programa, optaron por ingresar un vehículo y conectaron un inversor para poder generar energía, pero al final se tomó la decisión de ya no continuar, por el riesgo que esto representa y la cantidad de niños que por curiosidad pueden llegar a provocar un accidente; “tratamos de aguantar lo más posible mientras nos arreglaban esta situación, pero ya no podemos exponer a los niños a peligros, además de que por la falta de luz muchas cosas no funcionan como los baños, que se suministran con una bomba y ahora sí que no pueden ni siquiera acudir a estos lugares y lo que nos generara son enfermedades y diversos problemas”.

Para finalizar,  comentó que se están viendo afectados un total de 150 alumnos, y los padres de familia aunque están en la mejor disposición de continuar con esta manifestación, también ya están mostrando su descontento y molestia por la falta de atención por parte de las autoridades, las cuales no han sabido dar respuesta a este problema; “los padres de familia y nosotros aquí nos vamos a quedar hasta que nos resuelvan este problema, si nos tenemos que quedar en las noches así será, pero es urgente que resuelvan la situación, porque los niños están perdiendo clases y algunos padres de familia pues estarán dejando de ir a sus trabajos, solo por pedir que se les brinde la educación a sus hijos con la mejor calidad y eso no es justo”, concluyó.