Escuelas de Humboldt reabren tras accidente de tráfico que causó 15 muertes

La Rioja

Toronto (Canadá), 10 abr (EFE).- Las escuelas de Humboldt (Canadá) abrieron hoy por primera vez desde el accidente que le costó el viernes pasado la vida a 15 integrantes del equipo juvenil de hockey sobre hielo de la localidad.

El lunes, las escuelas de Humboldt, una localidad rural del oeste de Canadá donde viven unas 6.000 personas, permanecieron cerradas para permitir que el personal educativo se preparase para iniciar hoy las clases tras una tragedia que ha conmovido a todo Canadá.

El accidente del autobús que transportaba a 28 integrantes de los Broncos de Humboldt causó la muerte a once jugadores, dos entrenadores y un empleado del equipo, además del conductor del vehículo.

Otros 14 jugadores resultaron heridos, cuatro de ellos de extrema gravedad. La edad de los jugadores es de entre 16 y 21 años.

Cinco de los jugadores del equipo acudían a la escuela de educación secundaria de Humboldt, llamada Horizon School Division. Otros tres habían terminado ya sus estudios en la misma escuela.

Además, varios profesores de Humboldt alojaban en sus casas a jugadores de los Broncos que procedían de otras localidades del país.

El presidente de los Broncos, que es también director de Horizon School Division, Kevin Granger, declaró hoy que el lunes fue un día para que el personal de la escuela “recibiese apoyo directo de expertos en trauma y que tuviesen el tiempo necesario para preparase para la vuelta de los estudiantes”.

Las autoridades canadienses han desplazado a Humboldt quince trabajadores sociales para atender las necesidades psicológicas de los estudiantes y profesores que conocían a las víctimas del accidente.

El lunes, las autoridades anunciaron que habían cometido un error al identificar a dos de las víctimas: El jugador Xavier Labelle, cuya familia creía muerto, había sobrevivido al accidente, mientras que el portero del equipo, Parker Tobin, falleció.

Las autoridades explicaron que las similitudes físicas de los dos jugadores y la gravedad de la lesiones que sufrieron provocó el error.

Mientras, la recolecta a través de la página de internet GoFundMe para las víctimas del accidente ha alcanzado ya los 7,7 millones de dólares canadienses (6,1 millones de dólares estadounidenses), casi el doble del objetivo inicialmente establecido.

La campaña se ha convertido en una de las cinco mas exitosas en la historia de la página.

Otra de la consecuencia del accidente ha sido el aumento de las donaciones de órganos en el país.

La familia de uno de los jugadores fallecidos, Logan Boulet, de 21 años, decidió donar sus órganos, lo que benefició a seis individuos.

“Logan dejó claro a su familia que había donado sus órganos cuando cumplió los 21 años, hace sólo unas semanas”, explicó en Facebook el padrino del jugador.

Tras hacerse público el gesto, los sistemas sanitarios de varias provincias canadienses registraron un aumento del registro de individuos que se han convertido en donantes.

Sólo en la provincia de Alberta, el número de personas que se registraron se duplicó el lunes con respecto al número habitual de donantes. EFE