España acogerá a 60 inmigrantes del Aquarius tras un acuerdo internacional

www.efe.com

Madrid, 14 ago (EFE).- España acogerá a 60 de los 141 inmigrantes del buque Aquarius, que desde el viernes espera un puerto seguro donde atracar, según un acuerdo internacional alcanzado por el Gobierno español y otros cinco países europeos, informaron hoy a Efe fuentes del Ejecutivo.

“España ha coordinado un acuerdo pionero con 6 países para distribuir la acogida de las personas del Aquarius. Ha sido posible gracias al camino que emprendimos en junio, impulsando una salida común y solidaria a los flujos migratorios. España acogerá a 60 personas”, anunció hoy el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, en su cuenta de Twitter.

Entre esos países se encuentra Portugal, cuyo Ministerio de Administración Interna informó de que “está disponible para, en articulación con los Gobiernos de España y Francia, acoger a 30 de los 244 inmigrantes que se encuentran en el navío Aquarius y en otras pequeñas embarcaciones que están atracando en Malta”.

Al parecer, Francia también entraría en el pacto para recibir a inmigrantes de este barco gestionado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras.

Sánchez utilizó también Twitter para agradecer al primer ministro de Malta, Joseph Muscat, su apoyo a una “respuesta coordinada” para acoger a los inmigrantes del Aquarius.

Previamente, Muscat había agradecido al presidente del Gobierno español su “valiosa colaboración”, señalando que “Malta y España tienen objetivos comunes para Europa y el Mediterráneo”.

En su respuesta al mandatario maltés, Sánchez recordó que el trabajo conjunto de los diversos países de la UE es necesario para encontrar “respuestas europeas a los cambios globales”.

El Gobierno de España atribuye el acuerdo, el primero de este tipo alcanzado para distribuir inmigrantes entre varios países europeos, a su decisión de haber ofrecido un puerto seguro en junio pasado al Aquarius, cuando transportaba 629 inmigrantes, después de que esta nave recibiera la negativa de Italia y de Malta para poder atracar en uno de sus puertos.

En aquella ocasión se trataba de resolver una situación de emergencia humanitaria “difícil” y con su decisión se puso encima de la mesa de la UE la necesidad de buscar una salida coordinada y común al reto de la gestión de los flujos migratorios, según el Ejecutivo español.

En Bruselas, el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramópulos, celebró que Malta haya autorizado el desembarco del Aquarius en sus costas y que otros cinco países de la Unión Europea (España, Francia, Alemania, Portugal y Luxemburgo) hayan aceptado hacerse cargo de los migrantes que viajan a bordo. EFE