Inicio > Noticias > Internacional > España acumula más de 100.000 peticiones de asilo sin resolver

España acumula más de 100.000 peticiones de asilo sin resolver

Madrid, 18 jun (EFE).- España sigue acumulando solicitudes de asilo pendientes de resolver y ya son más de 100.000 las personas que están esperando una respuesta, denunció este martes la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que vaticinó que este año se volverán a batir máximos históricos de peticiones.

Durante la presentación de su informe anual “Las personas refugiadas en España y Europa”, portavoces de la organización humanitaria aprovecharon para exigir al Gobierno que recupere “el espíritu del Aquarius”, en referencia al barco con cientos de inmigrante que el Ejecutivo español permitió atracar en España en junio del año pasado, tras ser rechazado por las autoridades de Malta e Italia.

CEAR pidió al Gobierno español que lidere en la Unión Europea una nueva forma de hacer política migratoria para acabar con el bloqueo a las ONG en el Mediterráneo y las devoluciones “en caliente” (inmediatas, sin mediar trámites de petición de asilo) y mejore el acceso al procedimiento de asilo.

Hasta el 31 de mayo, según la organización, se habían presentado 46.596 peticiones, sobre todo de venezolanos (16.845), colombianos (10.122), nicaragüenses (2.698); hondureños (2.666) y salvadoreños (2.078).

“Y vamos a volver a superar las de 2018 -cuando fueron 54.065- pero eso no nos tiene que dar miedo, sino todo lo contrario”, auguró la secretaria general de CEAR, Estrella Galán.

Con todo, España acumula alrededor de 7.000 peticiones pendientes al mes, después de que el año pasado cerrara con 78.705. El total de solicitudes pendientes llegó en marzo pasado a 102.890.

Sin embargo, a pesar de esa escalada, la tasa de los expedientes favorables sigue muy por debajo de la media europea, que es del 38 %, mientras que en España se sitúa en el 24 %, censuró Paloma Favieres, directora de Políticas y Campañas de la organización.

Entre los que esperan esa respuesta se encuentran también los inmigrantes que llegaron en los barcos humanitarios Aquarius y Open Arms que llegaron a España el verano pasado después de que Italia y Malta les cerrasen sus puertos. EFE