España cede a Uruguay el testigo de la Cumbre Judicial Iberoamericana

11674723wMaría Sanz


Asunción, 14 abr (EFE).- España cedió hoy a Uruguay el testigo de la Secretaría Permanente de la Cumbre Judicial Iberoamericana, la instancia que reúne a los representantes de los máximos órganos judiciales de 23 países iberoamericanos.

El relevo se produjo al término de la segunda sesión de la asamblea plenaria, en la XVIII edición de la Cumbre, que se celebra desde este miércoles en Asunción y concluye este viernes.

La ceremonia se concretó en un acto a puerta cerrada y retransmitido solo por los medios de prensa oficiales del Poder Judicial paraguayo.

Uruguay se convierte así en el primer país latinoamericano en ostentar la Secretaría Permanente de la Cumbre, después de que España estuviera en el cargo desde 1997.

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial de España, Carlos Lesmes, dijo a Efe que la entrega de la Secretaría Permanente fue una decisión “pacífica y consensuada”, que permitirá “abrir nuevos espacios de gestión” para las autoridades judiciales iberoamericanas.

“La Cumbre es un fenómeno surgido en los años 90, y España tuvo un papel protagonista por ser la titular de la Secretaría Permanente Pero dada la madurez de la institución, es ya necesaria la entrega del testigo”, declaró Lesmes.

Saludó además la asunción de la Secretaría Permanente uruguaya y destacó que Uruguay tiene un poder judicial “independiente”, y se comprometió a apoyar el proceso de transición y su gestión al frente de la Cumbre.

Por su parte, el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, Ricardo Pérez Manrique, aseguró a Efe que su país “alienta el desarrollo y la existencia de consensos”.

En su labor al frente de la Cumbre, Uruguay tratará de profundizar en “los temas que inquietan a las poblaciones de la región”, como la corrupción, el narcotráfico, el tráfico de personas, o las cuestiones de género.

Apuntó además a que, durante su mandato, Uruguay tratará de establecer mecanismos de conexión de la Cumbre con instancias internacionales que protegen los derechos humanos, como la propia Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Uruguay se comprometió además a ofrecer “diálogo y articulación”, además de hacer transversales líneas de trabajo propias de la Cumbre, como ética, género, medioambiente y desarrollo tecnológico.

Además de este traspaso, Ecuador recibió de Paraguay la secretaría pro témpore para los próximos dos años, con el objetivo de potenciar la Justicia en audiencias, desarrollar las nuevas tecnologías y capacitar a los operadores judiciales.

El cambio de vara de ambas secretarías supuso la culminación de la segunda sesión de la asamblea plenaria de la Cumbre Judicial Iberoamericana, que en su segundo día estuvo dedicada a la presentación de informes de las diferentes comisiones.

La accesibilidad de la Justicia para todos los ciudadanos estuvo en el centro del debate, tanto a través de iniciativas de datos abiertos que permitan la rendición de cuentas y la transparencia en las instituciones, como mediante el uso de un lenguaje claro y comprensible para todos.

En este sentido, los miembros de la Cumbre propusieron eliminar la terminología en latín de las sentencias judiciales, así como esforzarse por simplificar el léxico empleado y hacerlo comprensible para todos los ciudadanos, sin perder el rigor que exigen estos textos.

Países como Perú se comprometieron además a extender el concepto de accesibilidad al uso de lenguas distintas del español en el ámbito judicial, como el quechua, el aymara, y otros idiomas de origen indígena.

Además, los miembros de la Cumbre buscarán fortalecer los mecanismos que conduzcan a la igualdad de género, no solo en el uso de un lenguaje inclusivo, sino también en medidas como las leyes de protección a las mujeres víctimas de violencia machista, o la creación del tipo penal del feminicidio.

La XVIII Cumbre Judicial Iberoamericana finaliza el viernes con la lectura del acta y la presentación de las conclusiones, tras la cual se producirá una visita de los participantes a la Asociación Rural del Paraguay (ARP). (1)EFE