España cree que el tratado nuclear INF deberá ser reemplazado si no se cumple

Agencia EFE

Bruselas, 5 dic (EFE).- El ministro español de Exteriores y Cooperación, Josep Borrell, consideró hoy que el tratado para la eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés) deberá ser reemplazado por otro “más global” si Rusia no vuelve a cumplirlo.

“¿Qué habrá que hacer? Construir otro sistema de control que se pueda verificar, que seguramente sea más global, que se aplique a más países, porque cuando se firmó este tratado China no tenía la capacidad que tiene hoy para desarrollar armas de este tipo”, indicó Borrell a la prensa al término de una reunión ministerial de la OTAN.

Los ministros de Exteriores aliados urgieron a Rusa a volver a alinearse con el tratado para que pueda ser “preservado” y Estados Unidos dio un plazo de 60 días para ello o de lo contrario se retirará también del pacto.

“De nada sirve buscar acuerdos entre algunas potencias excluyendo a otras”, insistió Borrell, que pidió un acuerdo “más global, más omnicomprensivo, más verificable”.

“Eso no se hará de la noche a la mañana, pero eso es lo que hemos puesto sobre la mesa los países europeos”, advirtió, y agregó que si “ese tratado no se cumple”, entonces “vamos a hacer otro”.

Borrell destacó que los aliados reconocieron en una declaración aprobada en esta reunión que “ha habido por parte de Rusia una violación de los términos del tratado” y valoró que si se retira EEUU del mismo esto se haga “de una forma ordenada”, según los términos contemplados en el propio acuerdo.

“Estados Unidos lo va a hacer de acuerdo con las previsiones del tratado: lanzar una advertencia a Rusia, dar un tiempo para que conteste y, si el análisis y la respuesta no son satisfactorias, otro plazo pasado el cual se procedería la retirada”, es decir, unos plazos de 60 días y seis meses, indicó.

El ministro español aseguró que el tratado INF “es la base de nuestra seguridad si se cumple”.

Preguntado por si esta situación puede afectar a la renovación del tratado START de desarme nuclear, Borrell afirmó que se trata de “dos cosas diferentes”.

Sobre su impacto, dijo que “seguramente lo tendrá. Porque seguramente EEUU tiene sus ideas sobre el tratado START”, aunque “no nos las han explicado”. EFE