España, entre los países que presentaron propuestas para aeropuerto de Cusco

Lima, 14 mar (EFE).- Los Gobiernos de Canadá, Corea del Sur, España, Francia y Turquía presentaron sus propuestas técnicas para asistir al Gobierno de Perú en la construcción del nuevo aeropuerto internacional del Cusco, informó este jueves un comunicado oficial.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) señaló que los cinco países “presentaron su propuesta técnica inicial”, tras un proceso de dialogo iniciado en diciembre pasado para la suscripción de un acuerdo de Estado a Estado.

La información oficial señaló que las propuestas fueron entregadas por las misiones diplomáticas de cada uno de los países interesados y ahora serán revisadas por el MTC.

“Con ello, se continuará con la coordinación a efectos de recibir propuestas técnico-económicas en las siguientes semanas”, acotó el ministerio antes de indicar que se estima que a inicios del segundo trimestre de este año se completará el proceso de evaluación y se conocerá el país con el que Perú buscará formalizar el acuerdo.

Agregó que esto permitirá el establecimiento de una Oficina de Gestión de Proyecto (PMO, por sus siglas en inglés) “de la mano con un Estado que cuente con amplia experiencia en el desarrollo de infraestructura internacional aeroportuaria de primer nivel y altos estándares de calidad”.

Estas medidas, remarcó, permitirán “asegurar la ejecución” del aeropuerto del Cusco “de forma sostenible con el entorno social, ambiental, así como con un adecuado manejo de su ejecución”.

El aeropuerto está proyectado que se construya en el municipio de Chinchero, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Cusco, y requerirá una inversión de unos 600 millones de soles (unos 177 millones de dólares), según datos oficiales.

La pista de aterrizaje estará a una altitud de 3.728 metros sobre el nivel del mar y tendrá 4.000 metros de longitud por 45 de ancho, mientras que la terminal, de 40.000 metros cuadrados, tendrá 11 puertas de embarque y 13 mangas.

La primera piedra del aeropuerto fue colocada el 3 de febrero de 2017 bajo la presidencia de Pedro Pablo Kuczynski y cuando el actual gobernante Martín Vizcarra era ministro de Transportes y Comunicaciones, tras firmar una adenda con el anterior concesionario que aumentaba la participación del Estado ante la insolvencia del consorcio para comenzar el proyecto.

Esa modificación en el contrato hacía que el costo del aeropuerto se fijara en 520 millones de dólares, de los que 410 serían cubiertos por el Ejecutivo y 109 por el concesionario, que iba a tener la operación y mantenimiento durante 40 años.

Sin embargo, las obras fueron paralizadas poco después por orden de Vizcarra ante la polémica suscitada con la adenda, por lo que pidió que fuera revisada por la Contraloría (Tribunal de Cuentas), tras lo cual renunció al ministerio por las presiones del fujimorismo, que buscaba censurarlo en el Congreso.

El Gobierno y el anterior consorcio concesionario, llamado Kuntur Wasi y formado por la argentina Corporación América y la peruana Andino Investment Holding, están pendientes de resolver en un arbitraje la eventual indemnización por la ruptura de su contrato.

El pasado 7 de diciembre, durante la firma del contrato para el movimiento de tierras, fase previa para poder comenzar la obra, Vizcarra explicó que el proyecto se haría como obra pública después de que el Ejecutivo rompiera el contrato con el consorcio que iba a ejecutarlo como asociación público-privada.

El presidente aseguró que el modelo de acuerdos de Estado a Estado ha tenido buenos resultados para la ejecución de la infraestructura de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos de julio próximo en Lima. EFE