Inicio > Noticias > Internacional > España pide a Nicaragua que levante el asedio policial a la iglesia de Masaya

España pide a Nicaragua que levante el asedio policial a la iglesia de Masaya

Madrid, 16 nov (EFE).- El Gobierno español solicitó este sábado el levantamiento inmediato del asedio policial a la iglesia de San Miguel en Masaya (Nicaragua), donde familiares de presos políticos hacen una huelga de hambre para pedir su liberación, y expresó su preocupación por la detención de trece jóvenes por prestarles ayuda.

“La libertad de expresión, manifestación y reunión son pilares básicos de la democracia garantizados por la Constitución nicaragüense”, afirma el Ejecutivo español en funciones a través de un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En la nota, el Gobierno español manifestó “su preocupación” por las detenciones y pidió a las autoridades nicaragüenses “el levantamiento inmediato del asedio policial” a la iglesia.

La policía de Nicaragua encerró este viernes al párroco de la Iglesia de San Miguel, en cuyo interior una opositora al Gobierno del presidente Daniel Ortega y diez madres de presos políticos se encuentran en huelga de hambre para pedir su liberación.

El templo, al que el Gobierno ha cortado el suministro de agua y luz, se encuentra sitiado por la policía.

Un grupo de trece jóvenes que intentaba llevar agua a la parroquia fue detenido y se desconoce su paradero. Sus familiares se disponían a viajar a la cárcel “El Chipote”, en Managua, denunciada como centro de torturas del Ejecutivo nicaragüense.

En medio de la crisis sociopolítica del país centroamericano, la mayoría de párrocos y obispos de Nicaragua han abierto sus puertas a manifestantes antigubernamentales perseguidos por policías y paramilitares.

El Gobierno español que preside en funciones el socialista Pedro Sánchez reclamó en el comunicado una salida urgente de la crisis mediante “una negociación política basada en el respeto de los derechos humanos y los valores democráticos”.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que también condenó el sitio policial, al menos 328 personas han muerto desde el inicio de la crisis política en Nicaragua, en abril de 2018, aunque organizaciones locales cuentan hasta 651, mientras el Gobierno admite 200 y alega defenderse de un supuesto intento de “golpe de Estado”. EFE