Especialistas aseguran que diagnósticos erróneos aceleran problemas

OjoMéxico, 14 Ene (Notimex).- Los investigadores de la Escuela de Optometría de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) Emiliano Terán Bobadilla y Carlos Martínez Gaytán, advirtieron la frecuencia de errores refractivos o de diagnóstico en pruebas de agudeza visual.

Los especialistas realizaron el estudio “Bondad y ajuste a pruebas no paramétricas de la agudeza visual y la sensibilidad al contraste”, derivado del cual, se encontró que un diagnóstico equivocado puede tener consecuencias riesgosas para la visión de las personas.

Terán Bobadilla dijo a la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que un diagnóstico erróneo deriva en un problema progresivo en el paciente, por lo que afectaría su visión de manera acelerada, reduciendo incluso a meses el desgaste natural de 10 años.

“Un paciente diagnosticado con una miopía grado dos, en un año puede presentar un avance, hasta de grado cuatro, y a los tres años de ocho”, señaló.

“El ojo tiene un músculo, el músculo ciliar, que es el que se encarga de modificar la forma del cristalino y hace que enfoques lejos o cerca. Cuando pasa el tiempo, se va desgastando”, explicó.

“El problema –apuntó- es que muchas veces quienes diagnostican una lente, lo hacen mal y lejos de beneficiarte te están haciendo un daño, pues está aumentando tu problema. Es posible que este sea un factor de rápido avance de la miopía en una persona”, detalló.

Añadió que es posible que el diagnóstico sea confundido con pseudomiopía, y otros diagnosticados con miopía pueden ser confundidos con padecimientos como la hipermetropía.

“Cuando eres miope no puedes ver de lejos, cuando eres hipermetro, no puedes ver de cerca; entonces, cuando te atienden para el primero, en realidad te están dando un mal diagnóstico”, subrayó.

“Otro factor es que las ópticas requieren espacios superiores a seis metros de longitud para aplicar el examen de agudeza visual a los pacientes, y pocas en el país cuentan con esas características”, comentó.

De acuerdo con el investigador “el porcentaje de personas con alguna debilidad visual en Sinaloa y en el país es alto, y es común que ocurran errores refractivos, que consisten en confundir miopía con hipermetropía o viceversa”.

La investigación integra el análisis estadístico de una muestra de la población de Culiacán, en la que fueron evaluados estudiantes de la licenciatura en optometría, cuyas edades oscilan entre 19 y 20 años. 40 por ciento presentó errores refractivos o un diagnóstico erróneo de debilidad visual.

Según cifras del Censo Nacional de Población de 2010, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en Sinaloa 24.6 por ciento de la población padece dificultad para la visión.

El estudio fue presentado en noviembre de 2016 en el Congreso de Oftalmología, organizado por la Academia Americana de Optometría (Aaopt), en Anaheim, California, evento que reunió a expertos de 28 países.

NTX