Esperan restauranteros 15% más ventas el 14 de febrero

restaurantesIgnacio Orrante Ramírez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) aseguró que en la celebración del 14 de febrero las ventas de sus afiliados podrían incrementarse hasta en un 15 por ciento, aunque esto solo ocurra en un consumo mínimo puesto que no se trata de mesas completas, sino solo de parejas.

Destacó que el año pasado el sector restaurantero en Durango vivió un repunte de ventas durante el 14 de febrero por la celebración del día del Amor y la Amistad, con un crecimiento aproximado del 13 por ciento con respecto al año anterior, por lo que la expectativa para esta ocasión es que se pueda tener nuevamente cifras positivas que ayuden a mitigar la cuesta de enero.

Detalló que un factor a favor para que se pueda presentar esta situación es que nuevamente la celebración coincidirá con el fin de semana, por lo que los comensales tendrán tiempo suficiente para salir a los diferentes negocios a festejar; “no se trata de mesas completas como en otros festejos, sin embargo tener un repunte a inicios de año es algo positivo”, afirmó.

El presidente de la Canirac en Durango mencionó que los principales corredores que pueden registrar aumentos en sus ventas son el corredor Sahuatoba, Felipe Pescador, Constitución y Francisco Villa, en el entendido de que el flujo económico tendrá que repartirse entre un mayor número de restaurantes en comparación al año pasado por las aperturas que se han dado.

El empresario señaló que la derrama económica obtenida durante este día permite a los restauranteros afrontar los pagos de impuestos y las bajas ventas que se tienen como consecuencia de la cuesta de enero; “es apenas un respiro para continuar con las obligaciones y enfrentar una disminución en la liquidez de los clientes que también deben pagar sus respectivos impuestos”.

Ahondó en que conforme avance el año el sector al que representa tendrá que enfrentarse a cifras poco halagadoras, puesto que los factores macroeconómicos como la depreciación del peso traerán un aumento a los insumos por el factor de venta al mercado externo, lo que deja al mercado interno con poca materia prima a muy altos costos, como es el caso del tomate y la cebolla.

A pesar de ello Orrante Ramírez confió en que para la temporada de cuaresma los restaurantes locales consigan un incremento en sus ventas del 5 al 15 por ciento en comparación al 2015, aun cuando el flujo de comensales locales emigra al puerto de Mazatlán por vacaciones; “aunque la supercarretera nos ha jugado en contra en algunas ocasiones también ha traído a nuevos clientes”.