Esperan restauranteros crecimiento de 10% por Cuaresma

La venta de platillos basados en productos del mar para esta temporada podría representar un incremento en los ingresos de los restauranteros de hasta el 10 por ciento durante la temporada de Cuaresma, informó Alejandro de la Peña López, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac).

El entrevistado señaló que se espera que para la temporada de Cuaresma los restaurantes locales consigan un incremento en sus ventas del 5 al 10 por ciento en comparación al 2016, aun cuando el flujo de comensales locales emigra al puerto de Mazatlán por vacaciones; “aunque la supercarretera nos ha jugado en contra en algunas ocasiones también ha traído a nuevos clientes”, aseveró.

El empresario reconoció que en esta temporada algunos empresarios elevan el precio de sus platillos desde un 7 hasta un 15 por ciento a consecuencia del incremento de insumos propios de la temporada, como el huevo y el camarón; “el año pasado algunos restauranteros absorbieron los incrementos y otros optaron por aumentar el precio de venta de algunos platillos en específico”.

Manifestó que los agremiados están adquiriendo los productos a diversos costos, por lo que dependiendo de la integración de los menús es la capacidad de absorber los incrementos o de trasportar dichos gastos al costo de los platillos; “obviamente esto repercute de manera negativa porque si se aumenta el gasto los negocios no podrán sobrevivir, pero es una forma de hacer frente”, puntualizó.

De la Peña López añadió que por otro lado al aumentar los precios se ahuyenta a los comensales ya que también ellos se ven afectados en sus hogares con mayor gasto en productos de la canasta básica como los vegetales y los cárnicos, por lo que se inhibe la afluencia de clientes; “estamos viendo que no solo hay menos clientes sino que también los que acuden consumen menos”, dijo.

De igual manera la pérdida de las tradiciones ha golpeado al sector de los alimentos preparados ya que cada vez menos personas respetan el no consumir carne durante los Días Santos; “ya no es como antes, las nuevas generaciones no siguen las tradiciones y tampoco lo hacen para consumir la comida de temporada. Si acaso los viernes son los días de mayor consumo de pescado”, expresó.

Pese a estas condiciones el líder empresarial afirmó que los negocios integrados a la Canirac confían en un repunte en las ventas durante el periodo de Cuaresma, en gran medida con el aprovechamiento del Festival Ricardo Castro; “esperamos que la totalidad de restaurantes abra sus puertas pues en años anteriores muchos cerraban al ser ésta una temporada baja”, finalizó.