Estadio Francisco Villa, reconstruido en su totalidad

Con una inversión superior a los 45 millones de pesos, los trabajos de reconstrucción del estadio “Francisco Villa” de esta ciudad registran un avance del 98 por ciento  y aunque ya se tienen las condiciones para que se realicen partidos profesionales, la fecha para ello se aplazó una semana por aspectos técnicos que planteó la Liga Mexicana de Beisbol, informó el director del Instituto Estatal del Deporte, Alejandro Álvarez Manilla.

Agregó el director del Instituto Estatal del Deporte que por instrucciones del gobernador  José Rosas Aispuro se trabajó desde hace tiempo para que Durango tuviera la práctica del beisbol a nivel profesional, lo cual permitió que no solamente se tenga un equipo, “Generales”, sino también que se adecuaran las instalaciones para su práctica, como fueron los trabajos realizados en el estadio “Francisco Villa”, los cuales se encuentran prácticamente al 100 por ciento.

Puntualizó que aunque de manera inicial se trabajó en un proyecto de rehabilitación en el estadio, dadas las condiciones en las que se encontraba, se convirtió en una reconstrucción que permitió contar con instalaciones que cumplen con la normatividad que establece la Liga Mexicana de Beisbol.

Agregó que precisamente debido a cuestiones técnicas relacionadas con el pasto que se sembró en el campo de juego, la Liga Mexicana recomendó esperar una semana más, antes de que se pueda llevar a cabo el primer partido en este lugar.

Sin embargo, a pesar de esta situación, señaló que se tienen compradas dos series de beisbol profesional, por lo cual se cumplirá la expectativa que tienen los aficionados a este deporte, quienes podrán asistir a los juegos profesionales que se llevarán a cabo en el estadio, el cual tiene una capacidad para 5 mil espectadores.

El secretario de Obras Públicas a nivel estatal, Arturo Salazar Moncayo, dio una explicación de los trabajos que se realizaron en el estadio y mostró imágenes acerca de las condiciones en las que se encontró este lugar, así como las acciones que realizaron, al señalar que se trata de instalaciones que fueron construidas hace 45 años, a las cuales se les dio poco mantenimiento, de tal manera que aunque inicialmente se planteó una rehabilitación, el proyecto se modificó para convertirlo en una reconstrucción.

Puntualizó que se encontraron escombros en las instalaciones, una iluminación deficiente que no permitía que se jugaran partidos por la noche, había zonas vandalizadas, no había sanitarios, drenaje ni agua potable, cuando se trató de cambiar la techumbre al levantarla se resquebrajaron los muros, pues la estructura estaba a punto de colapsarse, situación que obligó a modificar la propuesta inicial y realizar ajustes para elaborar estructuras totalmente nuevas, que se ajustaran a los reglamentos de la Liga Mexicana de Beisbol.

“Queremos un estadio acondicionado para grandes ligas, no solamente para los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, sino también para juegos internacionales”, dijo textualmente el funcionario, al señalar que con las obras realizadas en el estadio Durango podrá recibir equipos de otras naciones.

Manifestó que las obras realizadas están prácticamente al 100 por ciento, aunque fue necesario modificar la fecha para la reinauguración del estado, debido a las recomendaciones de la Liga Mexicana, que sugirió aplazar una semana la realización del primer juego, para dar tiempo a que el pasto cumpla con las características de seguridad para los jugadores; se invirtieron en total 47 millones de pesos en este proyecto y los trabajos los realizaron 9 empresas constructoras locales.