jueves, septiembre 24, 2020
Inicio > Columnas > “Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“No ser útil a nadie equivale a no valer nada”: René Descartes

 

  • 90-10 igual a gabinete inútil
  • Crisis en salud va más allá de solo la pandemia
  • Nadie atiende el severo hundimiento económico
  • Torruco causa daños a la industria sin chimeneas

 

Ciudad de México, 10 de agosto de 2020.- López Obrador decidió cargar con toda la responsabilidad, dijo es él quien decide, es él quien está informado de todo, es él quien da las instrucciones y esto tal vez tenga que ver con algún complejo, con la necesidad de hacer sentir es quien manda, representa la máxima autoridad, a sabiendas de ser ese el concepto existente entre los mexicanos quienes hemos querido ver en el Ejecutivo Federal al hombre que todo lo puede y en quien ponemos a la orden nuestro futuro. Ni la posición del tabasqueño es correcta, ni lo es la de los ciudadanos. Esa debería ser la primera transformación y para que la lleve a cabo el presidente es necesario hacerle sentir el cambio en el pensamiento y la actuación ciudadana. Nadie dice ni pio, se acepta y al mismo tiempo se batalla con cada uno de los seleccionados para acompañarlo en el mandato. La fórmula empleada: 90 por ciento honestidad y 10 por ciento de capacidad o conocimiento ha demostrado ser un rotundo fracaso y las consecuencias están en la inseguridad reinante, en una permanente y mortal crisis de la salud, en el derrumbe total educativo, el mejor ejemplo de los yerros está al ver carteras y bolsillos vacíos, canastas de alimentos a medio llenar.

Todo gira en torno de quien se transforma –como lo habrá hecho en muchas otras ocasiones- en el caudillo, el guía, el todopoderoso, el pastor, el redentor. Sus apóstoles o secretarios sólo están de adorno. Cada situación a enfrentar nos revela la inutilidad de los integrantes del gabinete lopizta. Ante la alerta lanzada por Donald Trump exhortando a sus gobernados a no visitar México se mantiene el silencio como respuesta. No se le ha hecho ninguna recomendación diplomática al pelirrojo señalando a la pandemia como un mal mundial y no privativo de nuestro país. Las reacciones han ido en contrario al reconocer ayer la existencia de un narcoestado y,  si bien se refirió al sexenio calderonista, lo real es su extensión al mandato de Peña Nieto, en donde no solo no se combatió sino que el tabasqueño sostuvo: el narco se introdujo en Los Pinos. La referencia a la etapa calderonista en nada salvó la aceptación de narcoestado porque a la fecha los cárteles siguen extendiéndose, dominando territorios, se hacen presentes ya sin ningún temor.

Lamentaciones y mucho dolor expresado sólo verbalmente a causa de los casi 55 mil muertos por el COVID-19 no evita siga considerándose a López Obrador como el principal responsable del mal manejo de la pandemia. Inclusive su actitud dominguera llevó a recordar el rostro descompuesto, las lágrimas brotando y una aseveración igualmente mentirosa de José López Portillo: “defenderé el peso como perro”, contrastando, como sucede con las promesas del tres veces candidato presidencial y sus acciones de gobierno: “debemos acostumbrarnos a administrar la riqueza” cuando dejó las arcas vacías y las deudas al tope. Quienes se han dedicado a llevar un conteo exacto de las mentiras pronunciadas dentro y fuera de las mañaneras aseguran ya se acercan a las 30 mil y esta curva tampoco se aplana, ni parece estar el Ejecutivo federal pisando fondo, si acaso pisando hasta el fondo, en una carrera por seguir ganando elecciones y nada más. Visto y demostrado está, el presidente no está interesado en tener un mejor México, sino en mantener el poder que tanto trabajo le costó alcanzar. De ahí se derivan todas sus decisiones y acciones de gobierno y todo el gabinete tiene que asumir las instrucciones para ese objetivo primario: ganar los comicios del 2021 a como de lugar.

AMLO sigue utilizando el recurso de echarle la culpa de los problemas del país a sus antecesores para centrar el debate pre electoral en “los malos” del PAN y del PRI y “los buenos” de Morena y sus seguidores. Después de 18 años de recorrido por todo el país, se suponía ya había escuchado todas las voces y los reclamos, tenía un panorama muy completo de lo que recibiría al ganar la presidencia y, por lo tanto, era de suponerse estaría preparado con un plan para cada renglón, para la solución de los problemas de cada sector, para, en efecto, detener el flagelo de la corrupción y marcar como condicionante sin discusión la exclusión de compadres, amigos, familiares, etcétera tanto en la función pública como de los beneficios sin límite al otorgárseles contratos y concesiones.

 

EL PAIS EN CRISIS Y NADIE HACE NADA

Pero, para atender la crisis económica con la cual se afecta a empresarios, comerciantes, industriales, medianos y pequeños así como a los trabajadores de todos los niveles, nadie hace nada,  se centran las acciones en no dejar sin recursos los programas sociales de corte eminentemente electoral. El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, no mueve ni un lápiz sin el consentimiento de su jefe, quien abiertamente lo regaña en público y ahí están las consecuencias. Pese a todo, su imagen no está tan maltrecha pues pudo presentar la reforma al sistema de retiros, en colaboración con el CCE, la cual tuvo, de entrada, buena aceptación pero,  expertos y analistas han ido encontrando los consabidos recovecos que señalan no hay esa buena voluntad empresarial tan reconocida por el presidente quien resultó el ganón pues solamente el anuncio de este documento le generó buena cobertura mediática. La secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, si está totalmente perdida y poco se sabe de su trabajo, si es que está haciendo alguno en esa dependencia.

Hablar de encontrarse el país sumido en una crisis de salud no implica señalar solamente los reportes de fallecidos, infectados, sospechosos, recuperados del COVID-19, el asunto es mucho más serio y severo. Si nos atenemos sólo a la pandemia la cifra de muertos se acerca a 55 mil y según López Gatell en breve puede registrarse el doble y la razón es sencilla, el reporte corresponde a las cifras de hace dos o tres semanas, no es la actual. Ni siquiera en los registros e informes estamos al día, como tampoco existen esos medicamentos asegurados por el presidente. AMLO no tuvo otra que reconocer la inexistencia de medicinas para los niños con cáncer. El Insabi sigue sin dar palo, existe un hartazgo entre quienes prestan sus servicios en ese sector amenazado con la contratación de extranjeros si se deciden a realizar algún paro, aunque este sea por unas horas y les asista toda la razón. Saltan por doquier las deficiencias, los viejos equipos, las carencias y son más que notorias las ausencias de los titulares del IMSS, del ISSSTE, de los directores de hospitales con especialidad porque, hablar, significa ser despedidos y denostados públicamente.

En cuanto al renglón seguridad, los hechos, señalamientos, acusaciones, investigaciones, revelan hemos estado en manos de delincuentes con uniforme, con cargo, con autoridad. No solamente puede hablarse de Genaro García Luna, preso y sometido a juicio en Estados Unidos, sino de dos de sus principales operadores: Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño. Ambos ubicados en posiciones estratégicas. El primero al cuidado de las estaciones de servicio aeroportuarias, de los puertos en Veracruz y Manzanillo, con todo el respaldo presidencial durante el mandato calderonista pero multiplicado con Peña Nieto al ocupar su cuñado Humberto Castillejos la consejería jurídica presidencial. Ramón E. Pequeño tenía a su cargo la vigilancia en pantallas de los penales de alta seguridad y son las que, curiosamente, no registraron la fuga de Guzmán Loera. La Ciudad de México tuvo a otro presunto delincuente al cuidado de los bienes y las personas que la habitan. Jesús Orta, a decir de la propia jefa de gobierno, es investigado por ilícitos cometidos al lado de Miguel Ángel Osorio Chong, de quien mucho se habla pero poco le quitan.

 

LOS BUENOS, LOS MALOS Y LOS FEOS 

Quienes han quedado como príncipes son los titulares de Marina y Sedena. Luis Cresencio Sandoval, logró buena cobertura mediática con la captura de “El Marro” y un supuesto gran golpe al cartel Santa Rosa de Lima, aunque no todo está escrito. José Rafael Ojeda, se hizo de buena imagen con los decomisos de droga y la captura de El Basuras, líder de los sicarios del CJNG en Baja California y la de su hermano Juan “N” alias El Chiquilín; se espera no cometan errores al momento de operar las aduanas portuarias. Ambos se han llevado entre los pies a la Guardia Nacional y por supuesto a su operador Alfonso Durazo, quien ha demostrado el puesto le quedó muy grande.

En el otro lado de la moneda aparecen los secretarios reprobados destacando en esta apreciación Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía, quien se ubica como una de las peor evaluadas del gabinete. En política energética, esta funcionaria parece estar decidida a restar más que a sumar. Recientemente, la empresa estadounidense Sempra Energy anunció una inversión de 2,500 mdd en Ensenada que requiere la autorización de la Sener, pero hasta el momento no la ha recibido, y consecuentemente se puede caer también esta inversión. Además, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concedió la suspensión a Jalisco, Tamaulipas y Colima contra el acuerdo promovido por la secretaria respecto a la generación de energía limpia. Dentro de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón se ha exhibido como un cero a la izquierda. En este caso deben tenerse presentes las referencias hacia esa dependencia de la cual se dice está puestísima para hacer agronegocios, buscan dinerito y nada más. En cuanto al titular de la Semarnat, Víctor Manuel Toledo, su presunta renuncia se espera se haga efectiva esta misma semana. Además, la Canacintra sostiene que derivado de la pandemia por el Covid-19, muchos de los trámites se encuentran suspendidos, incluyendo los que otorga al Semarnat.

Un secretario bonito pero no tan capaz, aunque sí puede decirse es el menos malo, lo cual lo ubica en la mediocridad es Marcelo Ebrard. En el conciliábulo consideraron un éxito la reunión AMLO-DT, pero tal lo ha sido para el magnate quien, habiéndose dicho amigo del tabasqueño y sin tener empacho en utilizar algunas partes de su discurso para hacer campaña, en el presente ha lanzado una fatal alerta contra México y su actividad turística. Los números no favorecen a Trump y al parecen tampoco lo harán para “El Carnal”, quien en materia de solicitudes de extradición va una y una. La de Tomás Cerón a Canadá parece que ahí va, aunque todavía no se otorga, pero la de César Duarte resultó mal presentada y eso trajo la consabida crítica.

En cuanto a política interna, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero –doña florero-, y su subsecretario Alejandro Encinas, en 19 meses apenas sí han ganado una pequeña parte del terreno perdido con el caso de los desaparecidos de Ayotzinapa, haciendo esfuerzos para lograr una verdad histórica paralela a la presentada en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Se encontraron restos de un estudiante normalista a 800 metros de donde originalmente se habían localizado pruebas. Este descubrimiento le dio una nueva dirección a la investigación, tal como lo habían solicitado los padres de los estudiantes desaparecidos. No obstante, Sánchez Cordero enfrenta problemas a nivel interno, tras las denuncias de recortes al presupuesto a las organizaciones contra la violencia de género. El respaldo a Bonilla, la imposición del semáforo epidemiológico federal para después retractarse y muchos otros yerros hablan de su incapacidad para dirigir la oficina en donde se supone se manejan las áreas de política interna y seguridad. Por lo pronto ya aceptaron la renuncia irrevocable de Candelaria Ochoa, titular de la Conavim. También salió Diana Álvarez y llegó Rabindranath Salazar como subsecretario de Desarrollo Democrático.

 

DESASTRE EN TURISMO

Durante el mes de junio, el turismo en el país siguió de capa caída. En este mes la entrada de turistas internacionales al país alcanzó 981,385 turistas, de los cuales cerca del 71% fueron entradas fronterizas que, al ingresar al país, se mantuvieron a las afueras de las fronteras. Apenas un 29% de las llegadas fueron turistas efectivos, permanecieron al menos una noche con fines de recreación o trabajo. En total, las entradas de extranjeros a México cayeron 74.8% en relación con junio del año pasado, de acuerdo con cifras de las Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI) del Inegi. El desastre actual en este sector ya se anticipaba desde la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM). El titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco, ha provocado el retroceso de esta actividad por lo menos dos décadas, y se han perdido ingresos cuantiosos por divisas con las cuales se llegó a colocar esta actividad como la tercera a nivel nacional, luego de las manufacturas y las remesas. Los estados han sido abandonados y los gobiernos locales se han rascado con sus propias uñas, al padecer el abandono del gobierno central en las tareas de promoción. Entidades como Quintana Roo, a cargo de Carlos Joaquín González, crearon su propio Consejo de Promoción Turística. En Guerrero, Héctor Astudillo, no encuentra la cuadratura del círculo, mientras Acapulco se debate entre la inseguridad y la corrupción del ayuntamiento. Para terminar de amolar a este sector, pusieron en marcha una página vergonzosa para visitar México, Trump lazó una alerta con recomendaciones contra nuestro país no vistas en el pasado, nulificaron los Pueblos Mágicos y a Torruco lo dejan campante.

 

DE LOS PASILLOS

Si existe una denuncia en el caso de la compra de Agronitrogenados por parte de Pemex, aseguró el presidente tras señalar corresponde a la Fiscalía General de la República (FGR) la información correspondiente. El caso ha sido objeto de seguimiento especialmente al detectarse las imputaciones tanto al ex director de Pemex, Emilio Lozoya, como al empresario Alfonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), quien vendió la planta a la petrolera, son por lavado de dinero y cohecho. Esta situación judicial fue planteada al tabasqueño en su conferencia de prensa mañanera, y éste aseguró que hay auditorías y denuncias, pero la FGR debe mantener los avances en sigilo…

Durante una entrevista radiofónica, el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa calificó como “ridículas” las afirmaciones en el sentido de que él ideó el contrato de Etileno XXI para favorecer a Marcelo Odebrecht. Sostuvo que la idea de involucrarlo en la trama de la trasnacional brasileña forma parte de una estrategia del gobierno del presidente López Obrador para debilitar a sus adversarios políticos, “pero nos van a hacer los mandados”, subrayó. Según Calderón, el proyecto Etileno XXI no es creación suya, sino que “venía desde el tiempo de Vicente Fox”, y fue un proyecto que Raúl Muñoz Leos, ex director de Pemex, bautizó como “Proyecto Fénix”, con el cual se buscaba reactivar la industria petroquímica…

La 4T a cargo de López Obrador ha afectado significativamente la llamada industria sin chimeneas, desde que le birló al sector turístico del país los recursos económicos con los que se fondeaba el CPTM y que eran del orden de cinco mil millones de pesos anuales, en promedio. El dinero proveniente del impuesto a los turistas, el derecho al no residente, se desvió a las obras emblemáticas del tabasqueño: la refinería de Dos Bocas, y el aeropuerto de Santa Lucía, además de fondear los programas político-asistenciales del presidente, quien se concentra en mantener el control del Congreso de la Unión el año entrante.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellan

%d bloggers like this: