miércoles, julio 28, 2021
Inicio > Columnas > Estado de los ESTADOS por Lilia Arellano

Estado de los ESTADOS por Lilia Arellano

“Existe una palabra para definir el momento en que

  fantasía y realidad se mezclan: locura”: Laia Soler

  • AMLO y el Síndrome de Hubris
  • Líderes mundiales autoritarios enfermaron de poder
  • Fuga de capitales a EU en cifras mayores a remesas
  • Arranca Programa Nacional de Vacunación sin vacunas

 

Ciudad de México, 14 de febrero de 2021.- Seguramente deben ser muchos los temores de los investigadores mexicanos y por ello no se estudian a fondo los distintos comportamientos del Ejecutivo federal, los cuales han llevado tanto a seguidores como a críticos a lanzar afirmaciones temerosas sobre su persona. Decisiones que se antojan ocurrencias o caprichos también fueron registrados en Ana Cristina Fernández, de Argentina; quedaron plasmados en la historia de Hugo Chávez en Venezuela y han sido replicados por Nicolás Maduro, incluso George W. Bush, Tony Blair, José María Aznar, Margaret Thatcher y retrocediendo en la historia Adolfo Hitler, todos ellos, según el médico y político británico, han padecido el Síndrome de Hubris.

La palabra Hubris proviene del griego hybris y refiere al comportamiento pleno de soberbia y arrogancia de un personaje poderoso, cuya exagerada autoconfianza lo lleva a despreciar a otras personas y a actuar en contra, inclusive, del sentido común. Según el académico inglés: las personas que padecen este trastorno, generalmente líderes, se sienten capaces de realizar grandes tareas, creen saberlo todo y que de ellos se esperan grandes cosas, por lo que actúan yendo un poco más allá de la moral ordinaria. Se trata de “una característica de personalidad y del momento en que una persona está en cierta situación social; es decir, hay personas que en el juego social pueden adquirir o tener mucho poder, y esto los hace adictos a él”. Desde el punto de vista neurocientífico no hay ninguna evidencia de que pueda existir un cambio fisiológico en dichas personas; sin embargo, la psiquiatría lo aborda.

De tal suerte no es exclusivo de López Obrador tener o mantener signos de comportamiento relacionados con este Síndrome, el cual, como se ha estudiado, invade a muchos de los personajes que gozan de ese poder absoluto. Los síntomas son del todo claros: 1.- Propensión narcisista a ver su mundo principalmente como un escenario donde ejercitar su poder y buscar la gloria. 2) Predisposición para lanzar acciones que puedan dar al individuo una luz favorable, con el fin de embellecer su imagen. 3) Preocupación desmedida por la imagen y la presentación.  4) Un modo mesiánico de comentar los asuntos corrientes y una tendencia a la exaltación. 5) Identificación con la nación o una organización hasta el extremo que el individuo valora su punto de vista y sus intereses como idénticos-

 

6) Tendencia a hablar de sí mismo en tercera persona o a usar la forma regia de « nosotros ». 7) Excesiva confianza en su propio juicio y un desprecio por los consejos o las críticas de los demás. 8) Un enfoque personal exagerado, tendente a la omnipotencia, de lo que son capaces de llevar a cabo. 9) Creencia de que antes de rendir cuentas al conjunto de sus colegas o a la opinión pública, la Corte ante la cual deben responder es: la Historia o Dios.

10) La idea inquebrantable de que aquella Corte les absolverá.  11) Pérdida de contacto con la realidad, a menudo vinculada a un aislamiento paulatino. 12) Agitación, imprudencia e impulsividad. 13) Tendencia a privilegiar su « amplia visión » en detrimento de la entereza moral de un derrotero señalado, de modo a pasar por alto la necesidad de contemplar las posibilidades prácticas, los costos y los resultados. 14) Una incompetencia « hubrística », cuando las cosas van mal porque demasiada confianza en sí mismo condujo al líder a desatender los peligros y las trampas generados por su propia política.

 

Pronunciamientos y decisiones de AMLO provocan incertidumbre, se acercan y mucho al padecimiento de este Síndrome. Se han contabilizado  más de 50 mil mentiras en 26 meses de gobierno; se niega a usar cubrebocas e insiste en que su gobierno es el mejor para atender la emergencia sanitaria, mientras el país se llena de cadáveres y ya suman más de dos millones los infectados por Covid-19; afirma la economía no es problema, pese a estar transitando en la peor crisis de los últimos 90 años; llama a los jóvenes a “portarse bien” y desatiende la escalofriante violencia, la cual está fuera de control. Su más reciente espectáculo fue en  la pre inauguración del aeropuerto  de Santa Lucía, el pasado miércoles, en donde, para variar, todo fue falso. La orgullosa presentación de la terminal aérea habla de esa fijación para ver y asegurar lo que en otros ojos y mentes es totalmente contrario.

 

Ayer, el gran anuncio, el esperanzador discurso sobre las vacunas solamente tiene como sustento la llegada de 870 mil dosis, ya después el titular de la Sedena aclaró  en marzo habrá más. Por lo pronto, miles de las aparecidas se reparten en algunos, solamente en algunos estados, para darle cierta categoría de verdad a las expresiones presidenciales.

 

 

PREOCUPA SALUD DE AMLO

 

El pasado 10 de febrero, desde el Palacio Legislativo de San Lázaro, el líder del PAN en la Cámara de Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, aseguró que el presidente López Obrador está enfermo de su salud física, mental, emocional y espiritual. Mencionó que, tras su recuperación por el contagio de Covi-19 y su reintegración a las conferencias de prensa mañaneras, el mandatario también ha regresado con el “virus del odio, la soberbia, el intento de dividirnos y más de lo mismo. Está en el espejo retrovisor del Museo de Arqueología Política del siglo pasado, con modelos económicos y energéticos que ya no funcionan”. Hizo hincapié en que los modelos energéticos bajo los que busca operar el primer mandatario ya no funcionan y que “el pasado es un lugar de referencia, no un lugar de residencia”.

 

La salud mental de López Obrador preocupa a varios analistas y políticos, pero también en diversos estratos de la sociedad. Son comprobadas falsedades, dislates, fracasos, y el tabasqueño insiste en su mismo discurso. Preocupa también la falta de honestidad de muchos de sus colaboradores, la opacidad y la resistencia a la transparencia en el ejercicio del presupuesto federal, así como las pillerías de sus cercanos funcionarios y familiares. Causa escalofrío  la complicidad de “los hombres del presidente”, los secretarios de Estado, los senadores y diputados de Morena y sus aliados, los paleros mediáticos, y el silencio en la materia de los empresarios. Preocupa, sobre todo, el riesgo que corre el país y la democracia, “la expresión del presidente, hoy en la mañana, entristece y duele, por eso afirmamos que está enfermo y está enfermo también de poder”.

 

DE LOS PASILLOS

 

Durante los dos años transcurridos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ciudadanos y empresas mexicanos han transferido 21 mil 88 millones de dólares a cuentas bancarias de Estados Unidos, hasta alcanzar 93 mil  618 millones de dólares, el segundo mayor monto desde que se tiene registro, de acuerdo al reporte más reciente del banco central estadounidense, la Reserva Federal (Fed). Los mexicanos son los latinoamericanos con más dinero en el sistema bancario estadounidense. Brasil, ubicado en el segundo lugar, apenas supone la tercera parte de los depósitos mexicanos…La cifra de la fuga de divisas es mucho mayor a la captación de remesas tan orgullosamente cacareadas por el inquilino del Palacio Nacional…

 

Esteban Moctezuma se presentará hoy ante el Senado –virtualmente- a fin de recibir la ratificación de su nombramiento como embajador de México en Estados Unidos…Comitivas no similares sino idénticas a las de antes, acompañaron en su gira por Oaxaca al presidente López Obrador. Como ya no son los mismos de otros gobiernos, todo fue “austero”, aunque la medida no se impuso al invitado a la ceremonia del aniversario luctuoso del general Vicente Guerrero, una de tantas a llevarse a cabo dentro de los festejos del aniversario 200 de la Consumación de la Independencia de México…La vacuna cubana fue bautizada como “Soberana”, la de México –nos preguntamos ¿cuál?- se denominará “Patria” y el presidente, jubiloso, afirma “ya apartamos el nombre”. La sonrisa brotó hasta en el rostro del más humilde empleado de intendencia de la dependencia encargada de los registros porque Patria no tiene exclusividad para nadie.

 

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano