“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“Se ha dicho de mil formas: en política nunca las cosas están

tan mal como para que no puedan ponerse peor”: Jorge Saldaña

  • Derrumbe de PEMEX
  • Pocas décadas marcaron su destrucción
  • Braceros apuntalan economía de México
  • Remate petrolero, acelerador de la crisis
  • Paraestatal acorralada; acumulan deudas
  • Líderes partidistas apuntalan impunidad

De nueva cuenta nos dan la misma noticia, la repetida con singular frecuencia: la economía de México crecerá menos de lo prometido este año. Analistas del sector privado nacional y extranjero, consultados por el Banco de México, recortaron la estimación de crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) del país a 2.70 por ciento, 10 décimas de punto menos que lo previsto el mes pasado.  Los trabajadores mexicanos en el extranjero, particularmente en Estados Unidos, son lo que están apuntalando la economía al impulsar el mercado interno. El año pasado, el ingreso por remesas superó en 33 por ciento el valor de las exportaciones de crudo realizadas por Petróleos Mexicanos, que fue de 18 mil 524 millones de dólares.

Las familias receptoras de ingresos por remesas del exterior elevaron sus ingresos el año pasado, toda vez que pudieron cambiar cada billete verde en 15.83 pesos en promedio en 2015, un 19.6 por ciento más de los 13.24 pesos obtenidos en 2014, de acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México este martes. Los envíos subieron, en términos de dólares, de 4.8 por ciento en 2015 a 24 mil 771 millones de dólares. Aunque por el alza del billete verde, en pesos, el incremento se disparó hasta el 25.4 por ciento anual, alcanzando la cifra de 392,843 millones de pesos.

Los obstáculos al crecimiento de México para este año, según los analistas financieros, son la debilidad del mercado externo y la economía mundial, la inestabilidad financiera internacional, el precio de exportación del petróleo y los problemas de inseguridad pública. También, por primera vez, agregaron el aumento en los precios de insumos y el nivel de tipo de cambio real. La proporción de analistas positivos, considera mejorías en el clima de negocios durante los próximos meses, pese a la disminución del  31 por ciento respecto de la encuesta de diciembre.

Por lo que toca a la creación de empleos, analistas privados esperan para finales del 2016 se registren 667 mil nuevas plazas y para 2017 la cifra acumulada sería de 700 mil. Estiman una inflación del 3.10 por ciento, una tasa menor a la esperada en diciembre pasado de 3.38 por ciento. El pronóstico de crecimiento para el próximo año también fue recortado por los analistas especializados del sector privado a 3.10 por ciento desde una tasa anterior de 3.25 por ciento.

Según éstos, el precio del dólar se incrementará a 17.55 pesos al cierre del año, desde una previsión anterior de 16.67 pesos. Pero la realidad es terca y el peso mexicano descendió con fuerza en la primera jornada laboral de febrero ante la baja de los petroprecios, lo que provocando activaciones de subasta con precio mínimo, según reportó el Banco de México. En ventanillas bancarias o al menudeo el dólar se vendía, durante la jornada de ayer, en 18.83 pesos, según cifras de Banamex. Cerró en 18.80 pesos, 35 centavos más respecto al viernes. El descenso de la moneda mexicana activó una subasta con precio mínimo del Banco de México, en la que colocó otros 200 millones de dólares a un tipo de cambio ponderado de 18.4289 pesos. La demanda fue de 900 millones de pesos.  En operaciones interbancarias, el billete verde operaba en 18.50 unidades a la venta, es decir un retroceso del peso de 1.45 por ciento.

CSG Y EPN VS PEMEX

La historia de los últimos 77 años de México se alimentó por la presencia de Pemex, la empresa más importante del país, sinónimo de sacrificio, dedicación, desarrollo, éxito y progreso. Pemex se fusionó con la economía mexicana y se convirtió en motor de desarrollo durante varias generaciones. No fue sino hasta la llegada de Carlos Salinas de Gortari a la Presidencia de México, cuando inició su división y desarticulación. Un sexenio no bastó para esta tarea. Los últimos 12 años y hasta la llegada a Los Pinos de Enrique Peña Nieto, completaron la anulación de Pemex;  la tan esperada  reforma energética, aprobada en diciembre de  2013 se registra como el factor enterrador de la paraestatal.

Peña Nieto aún no concluye el trabajo iniciado por su mentor, Salinas de Gortari, pero registra grandes avances. Actualmente, Pemex no sólo enfrenta la pérdida de más de 70 por ciento de sus ingresos por la caída del precio del crudo, también tiene por delante vencimientos de deuda de corto plazo a  pagar en los próximos 12 meses que ascienden a 11 mil 700 millones de dólares. Al arrancar el gobierno del mexiquense, la deuda de Pemex era de 25.7% de su inversión, y al cierre de septiembre de 2015 llegó al 63.8 por ciento. El endeudamiento sigue a todo galope: el jueves pasado Pemex colocó en el mercado internacional un bono de deuda por cinco mil millones de dólares.

Pemex fue la mayor compañía latinoamericana hasta mediados de 2009, con ventas superiores a los 106,000 millones de dólares, cifra incluso superior al PIB anual de algunos países de América Latina. En julio de 2012 ganó Enrique Peña Nieto, la Presidencia de la República y tomó posesión el 1 de diciembre de ese año;  doce meses después, el 20 de diciembre de 2013, logró la aprobación de su reforma energética, publicada ese día en el Diario Oficial de la Federación. En ella se traslada la riqueza energética del país a manos privadas, particularmente a grandes corporativos trasnacionales.

Pemex dejo de ser un organismo público descentralizado, para convertirse en una “Empresa Productiva del Estado”. Los cambios alteraron la estructura de Pemex y organismos subsidiarios. Aunque se difundió destacando a los hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos situados en el subsuelo mexicano como propiedad de la Nación, el gobierno federal lleva a cabo la exploración y extracción de hidrocarburos, a través de asignaciones o mediante convenios con  empresas del sector privado.

Con una celeridad digna de mejor causa, el gobierno de Peña Nieto, a través de la Secretaría de Energía, a cargo del cozumeleño Pedro Joaquín  Coldwell, inició la adjudicación de las áreas de exploración y los campos que están en producción y capacidad de operar, a través de asignaciones. Las áreas no adjudicadas a Pemex se ofrecen en licitaciones públicas a inversionistas del sector privado. En el presente, las empresas productivas del Estado y las empresas privadas, reportan, para efectos contables y financieros, las asignaciones o contratos, así como los correspondientes beneficios esperados de su desarrollo.  Se creó un organismo público descentralizado, denominado Centro Nacional de Control de Gas Natural, para operar el sistema nacional de ductos de transporte y almacenamiento de gas natural, por lo que Pemex transfirió los recursos necesarios para dicho centro y adquiera y administre esa infraestructura.

Y el nudo de la soga es que la Secretaría de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía tienen la supervisión técnica y administrativa sobre las operaciones de Petróleos Mexicanos y el sector energético.

GOLPE ARTERO DE CSG

La reforma energética de Peña Nieto arrojó al basurero de la historia la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos del 6 de febrero de 1971. Ese ordenamiento definía a la empresa como un “organismo público descentralizado del gobierno federal, cuyo objetivo era la exploración, explotación, refinación, transporte, almacenamiento, distribución y las ventas de primera mano del petróleo, del gas artificial; de los derivados del petróleo, así como de las materias primas industriales básicas. Quedó establecido: en ningún caso se concederán regalías, porcentajes o participaciones en el petróleo, gas natural o de sus derivados.

Pemex se organizó a través de un Consejo de Administración compuesto por 11 miembros, seis de ellos designados por el Presidente y los otros cinco, por el Sindicato Petrolero, organización que fue destrozada por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994). Durante su gestión, el 16 de julio de 1992, se publicó la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos y Organismos Subsidiarios, que partió a Pemex en cuatro organismos descentralizados de carácter técnico, industrial y comercial, con personalidad jurídica y patrimonio propio: Pemex-Exploración y Producción; Pemex-Refinación; Pemex-Gas y Petroquímica Básica; y Pemex-Petroquímica.

Cada una de estas divisiones pudo celebrar con personas físicas o morales, toda clase de actos, convenios y contratos, así como suscribir títulos de crédito. SE destaca en la ley salinista:  las actividades no reservadas en forma exclusiva a la Nación, podrán llevarse a cabo mediante empresas subsidiaras o filiales, cuya constitución o establecimiento esté sometido por otro Consejo de Administración.

Antes de acabar su gestión, Salinas de Gortari metió otra reforma a Pemex, el 22 de diciembre de 1993, para facultar a la paraestatal a celebrar actos jurídicos de carácter internacional para convenir la aplicación de derecho extranjero y la jurisdicción de tribunales extranjeros en asuntos mercantiles.

CALLEJÓN SIN SALIDA

La administración de Enrique Peña Nieto, con Pedro Joaquín Coldwell al frente de la Secretaría de Energía, y Emilio Lozoya Austin como director de Pemex, acorraló a la ahora “Empresa Productiva del Estado”. Pemex enfrenta muchos focos rojos. Primero: su deuda de corto plazo y la registrada con proveedores y contratistas, deteriorando su capital de trabajo. El secretario de Hacienda, Luis Videgaray se comprometió a darle apoyo financiero, independiente a la del régimen pensionario de la petrolera, de lo cual ya dieron un adelanto. Pero eso depende del cumplimiento de una mayor disciplina y la formación de alianzas con empresas privadas.

La petrolera enfrenta una caída de sus ingresos del 70 por ciento como consecuencia del descenso en los precios internacionales del crudo. Pemex tiene autorizado un endeudamiento externo neto hasta por ocho mil 500 millones de dólares, de acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación 2016.  También enfrenta un capital social negativo superior a los 70 mil millones de dólares. Como se los reseñamos en estas líneas la semana pasada, la calificadora estadounidense Standar & Poors puso en revisión su perfil crediticio de BB positivo a BB neutral, al considerar insuficiente la capitalización que emitiría el Gobierno,  y el debilitamiento de los ingresos  de la petrolera durante este año.

Pemex padece un serio debilitamiento financiero. A pesar del ahorro de 10 mil millones de dólares por el cambio en su sistema de pensiones, y de lograr una recapitalización similar por parte del Gobierno, aún no resuelve la disminución de su producción petrolera y enfrenta la caída en los precios del crudo; se agrega el elevado nivel de endeudamiento, del cual el 65% es en dólares, 20 por ciento en pesos y el resto en euros, Udis, yen y otras monedas extranjeras.

PEMEX INTERVENIDA POR EPN

El jueves de la semana pasada, Luis Videgaray anunció un programa de reestructuración de Pemex, a fin de capitalizarla para sanear sus finanzas, modificar su régimen fiscal para hacerla viable a las finanzas públicas federales e imprimirle viabilidad para competir con empresas privadas. El titular de Hacienda insistió la reducción y control de gastos, el aumento en eficiencia y nuevas inversiones. Como parte de esa estrategia, el gobierno federal dio a la petrolera un adelanto de 50 mil millones de pesos para empujar una reestructura en el plan de pensiones de los trabajadores petroleros hacia un régimen de cuentas individuales.

A través de Nacional Financiera (Nafin) se realiza un programa de pago a proveedores y contratistas para no dañar la liquidez de la petrolera y sobre todo de las empresas que le proporcionan suministros. Nafin asumió el riesgo de la cobranza.

IP AL ABORDAJE

El programa de restructuración de Pemex anunciado por Luis Videgaray se da por un hecho. La Asociación Mexicana de la Industria del Petróleo (Amipe, agrupa a cerca de 3 mil empresas proveedoras y prestadores se servicios del sector hidrocarburos), que preside Erik Legorreta, se frota las manos porque es lo que habían solicitado.

Legorreta dijo este martes: “Petróleos Mexicanos es y seguirá siendo el socio ideal para empresas mexicanas y extranjeras aspirantes y participantes en el sector, y este es el momento de invertir en ella, para aprovechar la fecha de nuevos precios a la alza, como cíclica e históricamente ha sucedido”. También destacó renglones ligados a los costos de producción en muchas áreas manejadas en el presente, los cuales siguen siendo de los más competitivos a nivel mundial “y la mejor forma de capitalizarlo, es permitiendo que detone proyectos”.

DE LOS PASILLOS

La Secretaría de la Función Pública bajo la tutela de Virgilio Andrade, se convirtió en un lavadero de manos. Ayer, el funcionario exoneró a servidores públicos de la Secretaría de Gobernación, cuyo titular es Miguel Ángel Osorio Chong, y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, a cargo de Eugenio Ímaz Gispert, al descartar sean investigados en relación a la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán Loera. Tras cinco meses de investigaciones, la SFP sólo inhabilitó y destituyó a seis elementos adscritos al área de centros de readaptación federales: Celina Oceguera, coordinadora general de penales federales, fue inhabilitada por 10 años; Leonor García, directora técnica del Centro de Readaptación Social del Altiplano y titular del área jurídica, fue destituida e inhabilitada por 10 años; Valentín Cárdenas Lerma, director general del penal, fue inhabilitado por 10 años; también Roberto Cruz, supervisor penitenciario adscrito al penal del Altiplano; y Esteban Estrada, oficial del centro de readaptación… Justo la estructura conocedora de todos los movimientos…

Cecilia Romero, diputada federal del PAN y ex secretaria general del CEN de ese instituto político, aseguró en entrevista radiofónica: “la postulación de la diputada de Sinaloa, Lucero Sánchez López, acusada de tener vínculos con Joaquín El Chapo Guzmán, pasó por Gustavo Madero, como filtro, quien en ese entonces era presidente nacional de Acción Nacional”…

La empresa con sede en California, EU, Medical Mariguana Inc, pionera en el negocio industrial del cannabis, ve a México como su próximo gran mercado, al abrirse en el país  la puerta a la importación de algunos productos derivados de la marihuana para uso medicinal…

El ex dirigente nacional del PRI y ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, recogió este martes su pasaporte en España, luego de que la Fiscalía Anticorrupción decidiera no recurrir la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, quien el día 22 pasado decretó su libertad. Al salir, el ex mandatario coahuilense dijo estar “contento”, “tranquilo” y “en paz”… Él sí, coahuilenses y mexicanos, no. Lo bueno es la permanencia del tema durante, todavía, un largo tiempo.

 

Lo  invitamos  a  visitar  nuestra  página  www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo:Lilia_arellano@yahoo.com; Facebook LiliaArellanoOficial y twitter @Lilia_Arellano1.