“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“Se hará lo que se tenga que hacer”: Marcelo Ebrard

  • Narco: gigantescos pendientes de AMLO y Trump
  • Exhibe gobierno mexicano impotencia frente al crimen organizado
  • Dará México acceso a EU a las pesquisas sobre masacre de LeBarón
  • Narcotráfico en Estados Unidos,  la viga en el ojo de Donald Trump

Ciudad de México, 6 de noviembre de 2019.- Durante tres campañas presidenciales, el actual mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometió pacificar al país tras asumir el poder, pero la ola de violencia no sólo se mantiene, sino tiende a agudizarse, y las víctimas rozan los 300 mil ejecutados –alrededor de 30 mil tan sólo en su mandato, con un promedio de más de 100 asesinatos por día- y más de 40 mil desaparecidos, mientras las ganancias del narcotráfico supera los 600 mil millones de pesos brutos al año. Hasta el momento, el presidente no ha logrado presentar una estrategia eficaz para resolver este complejo problema, el cual parece salirse de sus manos con un ineficiente gabinete de seguridad, totalmente impotente ante las recientes masacres.

La tensión en el país está en un grado álgido, como lo constatan  este miércoles los encabezados principales de los diarios de la capital: La Jornada: “Trump, por “guerra“ al narco; no, es tema de soberanía: AMLO”; Reforma: “Se lavan las manos… y rechazan ayuda”; El Universal: “Nadie nos ayudó, ¿a quién solapan?: Julián LeBarón”; Milenio: “Cuando AMLO diga,  entramos a la guerra antinarco: Trump”; Excélsior: “Los Jaguares operan en zona de masacre”; Crónica: “AMLO batea oferta de ayuda de Trump contra “guerra” al narco; El Heraldo: “EU pide guerra; AMLO dice no”; y el diario español El País destaca: “La matanza de la familia de un activista conmociona a México”. Los diarios estadounidenses The Washington Post, New York Times y Los Angeles Times resaltan en sus primeras planas el gobierno mexicano no ha podido detener el derramamiento de sangre y no tiene una estrategia de seguridad eficaz.

Lo anterior, ha impulsado los afanes injerencistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ofreció los servicios de sus fuerzas armadas para borrar de la faz de la tierra a los cárteles mexicanos, oferta rechazada por el tabasqueño. Sin embargo, DT ve la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio: su población consumidora de drogas supera los 30 millones de adictos; las ganancias del narco en territorio estadounidense absorben la mayor parte de los 300 mil millones de dólares del negocio a nivel mundial, los cuales son lavados impunemente en su sistema financiero; y, lo peor, no hay responsables, los líderes de las numerosas redes de pandillas de distribuidores e incluso productores de droga siguen operando libremente y tiene a esa nación sumida en una severa crisis de salud por el consumo exagerado de estupefacientes, legales e ilegales, sin tener una política nacional para enfrentar ese problema social.

Según AMLO, quien ha evitado cualquier confrontación con su vecino del norte y ha accedido a sus demandas en toda la línea, Trump no tiene afán injerencista en el país pues no ofreció enviar equipo, sino disposición de ayudar para combatir los cárteles de la delincuencia y, además, le agradeció el interés del presidente estadounidense su colaboración en el caso de la masacre de nueve integrante de la familia LeBarón y, por supuesto, garantizó justicia. En su conferencia de prensa mañanera, el mandatario mexicano admitió su gobierno permitirá a las autoridades estadounidenses acceder a la investigación de esa masacre en Bavispe, Sonora, casi en al frontera norte del país.

“Así como nos permitieron a nosotros darle seguimiento a la investigación del caso de los asesinatos de mexicanos en El Paso, Texas, lo mismo para este caso”, declaró el tabasqueño. Antes, el canciller Marcelo Ebrard había asegurado las autoridades mexicanas permitirán a su vecino del norte darle seguimiento al caso, en reciprocidad a la manera en la cual la gestión de Trump permitió dar seguimiento a las investigaciones sobre el atentado contra mexicanos en El Paso, Texas, en agosto pasado.

El mandatario mexicano enfatizó no comparte la visión del gobierno estadounidense de acción contra crimen organizado tras esa masacre: “Le agradecemos al presidente Trump su disposición de apoyar, pero al mismo tiempo le agradecemos que sea respetuoso de nuestra soberanía y también respetamos las opiniones de un senador republicano (…) como respetamos el editorial del Wall Street Journal de ayer, nada más que no compartimos su visión”. Ese diario estadounidense publicó un editorial en el cual señaló si México no puede controlar el crimen en su territorio, EU tendrá que hacer más para proteger a sus ciudadanos de los cárteles en ambos países.

Mientras, en México organizaciones de la sociedad civil demandaron a la gestión de López Obrador asumir su responsabilidad y actuar contra el crimen, a través de una verdadera y efectiva estrategia de seguridad. Causa en Común indicó ante “cobardes sucesos” como el de Sonora, es un error insistir en mantener los planteamientos de seguridad que a toda luces han fallado. Criticó el Plan Nacional de Paz y Estrategia Nacional de Seguridad no presenta un diagnóstico, mecanismos u objetivos verificables que puedan hacer frente a la inseguridad. “Hacemos un enérgico llamado al gobierno federal a detener el desmantelamiento del aparato de seguridad del Estado, que ha provocado un aumento en los niveles de inseguridad y violencia”, subrayó la organización encabezada por María Elena Morera.

Por su parte, Alto al Secuestro, pidió al gobierno federal y  las administraciones locales actúen ya frente al crimen, porque la población ya no quiere ser víctima de ningún delito. “Fentanilo, opiáceos, armas e impunidad protagonistas de la inseguridad en nuestro país, aunado a la falta de una efectiva estrategia de seguridad que haga prevalecer el Estado de Derecho”, resaltó la organización dirigida por Isabel Miranda de Wallace, quien cuestionó: ¿Cuántos secuestros, feminicidios, homicidios o robos tienen que ocurrir para que los gobernados tengan seguridad?

El mensaje de la delincuencia organizada con la masacre a la familia LeBarón es demostrar su poderío, crueldad y que no hay consecuencia alguna. “El Estado ya fue incapaz de darles seguridad y justicia en aquel entonces, hoy vuelven a ser víctimas de un Estado incapaz enviando un mensaje de impunidad”, advirtió Alto al Secuestro, al agregar: “Dicha impunidad es la que permite que estas tragedias se sigan repitiendo y lo más lamentable es que cada vez ocurren con mayor crueldad y hasta dejando niños y bebés como víctimas mortales”.

REVICTIMIZAR A LAS VÍCTIMAS

Según el general Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, la masacre a nueve miembros de la familia LeBarón fue perpetrada por la organización delictiva de La Línea, la cual opera en Chihuahua, cuyos sicarios fueron desplegados ante la amenaza de que el grupo rival de Los Salazar, quienes operan en Sonora, intentará ingresar a Chihuahua. El militar indicó previamente hubo un enfrentamiento entre miembros de La Línea y Los Salazar en Agua Prieta, Sonora, y derivado de esto fue que se envío la célula de la primera organización.  El milite pasa de lado el hecho de que las víctimas fueron tres madres de familia y seis niños, totalmente ajenos a la actividad del narcotráfico en la zona, por lo cual tiene poco sustento su hipótesis de rechazar una incursión de un grupo de narcotraficantes rivales.

En una conferencia en el Salón  Tesorería de Palacio Nacional, Mendoza relató: “A las 15:30 horas del 4 de noviembre, en Agua Prieta, integrantes de La Línea y Los Salazar tuvieron un enfrentamiento en el cual el C4 del municipio de Agua Prieta recibe un reporte de detonaciones de arma de fuego. En el lugar se localizó una casa y un vehículo incendiándose; a las afueras del citado municipio se localizó un cuerpo sin vida de un masculino.  Partiendo de esto, añadió el general, se asume la organización delictiva de La Línea, ante esta amenaza, de la intención de Los Salazar de ingresar a Chihuahua, deciden poner o incursionar  o mandar una célula entre Janos y Bavispe, para delimitar, como resultado de ese enfrentamiento o esa confrontación en los límites de ambos estados. Por lo tanto, se presume  envían una célula para detener cualquier incursión o penetración de alguna célula delictiva de Los Salazar a Chihuahua, que es a lo que se está atribuyendo esa agresión a las familias.

De acuerdo a sus indagaciones, los tres vehículos atacados salieron de la comunidad de La Mora en momentos distintos. En el primer vehículo, incendiado por ráfagas hacia el motor, fallecieron cinco personas; en el segundo fallecen dos menores y la mujer conductora; mientras en el tercer vehículo la mujer conductora también fallece y los menores fueron hallados vivos en las cercanías.

A su vez, Alfonso Durazo, titular de la SSPC, informó en el lugar de la masacre se localizaron casquillos de procedencia estadounidense. “Las primeras pesquisas de recolección de 200 casquillos nos permite reconocer el calibre de casquillos .223 de fabricación Remington y de procedencia norteamericana”, precisó el funcionario al aclarar: “La Fiscalía tendrá que determinar si requiere otro tipo de apoyos por parte del FBI (…) pues es muy probable encontremos armas de fabricación en Estados Unidos, entonces se tiene que hacer un trabajo conjunto, cómo entran (..) México hará una investigación, la Fiscalía General de la República compartirá información con el FBI para que hagan lo propio”, indicó.

NARCOTRÁFICO EN EU; TRUMP, LA VIGA EN EL OJO

De acuerdo a la investigación difundida en el libro Narcomics, publicado en 2016, el valor del negocio del tráfico de drogas a nivel mundial alcanza los 300 mil millones de dólares a nivel mundial, lo cual convierte a este negocio criminal en el más rentable del mundo. Gran porcentaje de esas ganancias se “lavan” en el sistema financiero estadounidense desde donde se incorporan a la economía formal. Y en México, de acuerdo a un estudio de la UNAM, esa industria criminal genera cada año ingresos brutos por un estimado de 600 mil millones de pesos, una cifra que duplica las ventas de la industria farmacéutica. Los cárteles de la droga mexicanos cada año reciben entre 19 y 39 mil millones de dólares procedentes de Estados Unidos. 

En territorio estadounidense predomina la tendencia de considerar la droga como un problema externo, derivado de la oferta por parte de organizaciones criminales extranjeras, una conspiración internacional para sacar la mayor cantidad posible de dólares de un negocio ilegal aún a costa de socavar las bases de la sociedad norteamericana. Sin embargo, desde finales de la década de los noventa se han generado múltiples informaciones sobre condenas de ciudadanos de Estados Unidos quienes desde hace años dirigen verdaderas organizaciones criminales y cuyas historias tienen un curioso paralelismo con las de los narcos colombianos o mexicanos, no sólo en su estilo de vida sino en el tratamiento privilegiado que han recibido en algunas cárceles. 

En 1997, el diario La Jornada reveló la vida de un narcotraficante preso en el estado de Illinois desde 1973, Larry Hoover, quien dirigió su cártel desde la cárcel hasta agosto de 1995, cuando fue descubierto. Su organización, denominada “Gangster disciples” –discípulos del pandillero- llegó a emplear cerca de 100 mil personas en la distribución de LSD, cocaína, heroína y marihuana, y en la recolección de ingresos en ilícitos cometidos desde Chicago hasta Nueva Orleans, es decir, más de medio país. Como un verdadero capo del narco, Hoover tenía el privilegio de deambular por la prisión, usar teléfonos, portar drogas y armas y consumir alimentos preparados especialmente para él. En la celda del capo se efectuaban reuniones con sus lugartenientes para manejar el tráfico y resolver problemas de la organización, como la recaudación de impuestos. Como satélites tenían operando diversas bandas callejeras como los “New Zulu Natión” en Filadelfia, los “Crips” y los “Bloods” en Nueva York y el “First Street  Crew”, en Washington.

Otros capos del narco no tienen vínculos con el extranjero pues producen y  distribuyen drogas sintéticas elaboradas en pequeños laboratorios a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Por ejemplo, Charles Wesley Arlt, quien fue encontrado culpable por acusaciones relacionadas con el tráfico de mentanfetamina. De acuerdo a la fiscalía del distrito central de California, Arlt produjo y vendió al menos 15l toneladas de droga, lo cual le produjo enormes ganancias y aparentaba ser un próspero minero de oro.

También existen capos con actividades en diversos países, como David Kulik, canadiense nacionalizado estadounidense, quien con siete de sus cómplices fue capturado por el envío de 25 toneladas de hachis a Australia. Juntó a él fueron capturados Gary Matsuzaki, Vagn Bo Larsen, Brian Alan Auchard, Charles Staunton, Wanda Marie Halpert y Douglas Martin Secor, todos de nacionalidad estadounidense y canadiense, excepto Larsen, holandés.

Dos casos más son los de Augusto “Willie” Falcón y Salvador “Sal” Magluta, norteamericanos hijos de cubanos, quienes importaron directamente a Estados Unidos 2 mil millones de dólares en cocaína entre 1978 y 1991, año en el cual fueron aprehendidos por las autoridades. Según la DEA, ambos utilizaron dinero y amenazas para conseguir privilegios en prisión, como la visita de prostitutas y el uso de un teléfono celular, con el cual seguían manejando sus operaciones desde la sombra. Cinco testigos fueron asesinados, quienes habían accedido a testificar contra sus jefes, y lograron ser absueltos. También en Estados Unidos se cuecen habas.

DE LOS PASILLOS

Gerardo Ruiz Esparza, ex secretario de Comunicaciones y Transportes en el gobierno de Enrique Peña Nieto, está bajo investigación. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP indaga posibles actos de corrupción en los cuales estaría involucrado en complicidad con la empresa OHL,  confirmó Santiago Nieto, titular de esa unidad, quien agregó también se averigua, en colaboración con la Secretaría de Turismo y la Secretaría de la Función Pública, posibles desvíos de recursos del Consejo Mexicano de Promoción Turística, durante el actual gobierno.

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano