“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“El comunismo no es amor, es una maza que

utilizamos para machacar al enemigo”: Mao Tse Tung

  • Del PCM al Pacto de Sao Paulo
  • El país sí tiene rumbo: ¿camino al comunismo con AMLO?
  • Plan de Lula y Fidel Castro para América Latina y el Caribe
  • Etapas concluidas en México con la Cuarta Transformación

Ciudad de México, 27 de noviembre de 2019.- Muchos analistas e historiadores sostienen la semilla de la cual germinó Morena, el actual partido en el poder, fue el Partido Comunista Mexicano (PCM), organización política formada el 24 de noviembre de 1919, hace 100 años, y disuelto por voluntad de sus militantes el 24 de noviembre de 1981, desde el cual se empujaron grandes logros políticos y sociales a lo largo del Siglo XX. La actual izquierda mexicana, desde el PCM al Partido Socialista Unificado de México (PSUM), pasando por Partido Mexicano Socialista (PMS), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y hasta el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sólo se explica a partir de la existencia de esa organización política.

Ahí ubican el origen del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador. Tras la conquista del poder presidencial, su lucha por consolidarse y constituirse en el nuevo partido hegemónico la hemos observado en los últimos meses, en donde ha estado en riesgo de diluirse entre las luchas internas por la dirigencia nacional, hoy bifurcadas entre los seguidores de Bertha Luján y Yeidckol Polevnsky. Mario Delgado, el pupilo del canciller Marcelo Ebrard, y Alejandro Rojas Díaz Durán, otro ex camachista, están fuera ya de la jugada la cual habrá de definirse a través del anti democrático método de las encuestas el próximo año.

La trayectoria de Morena y de la Cuarta Transformación –la actual administración federal- en su conjunto parece un sendero hecho al momento, al azar, conforme van presentándose las circunstancias, pero no es así. Tienen rumbo, bien marcado desde hace tres décadas, en el Foro de Sao Paulo, un encuentro de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, fundado por el Partido de los Trabajadores de Brasil en 1990. Aunque fue constituido para reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda después de la caída del Muro de Berlín y las consecuencia del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe, en la práctica funciona como think tank, es decir, laboratorio de ideas o gabinete de pensamiento estratégico. Ahí se diseñó la ruta seguida hasta el momento por el actual gobierno federal de México, encabezado por AMLO.

RUMBO DE MÉXICO, HASTA AHORA

Parecería, o por lo menos existe la percepción, de no saber cuál es el rumbo que lleva el país. Para algunos el gobierno está extraviado, pretendiendo un cambio pero sin tener claro hacia dónde se marca la ruta a seguir. Sin embargo, al parecer, nada es casual ya que  existe un documento por demás preocupante: el Pacto de Sao Paulo, impulsado por el ex presidente de Brasil quien hace apenas un par de semanas recuperó su libertad, Lula Da Silva, y por el líder de la revolución cubana, Fidel Castro. Se advierte el cumplimiento de tres etapas que dan inicio justamente en los años 2019 y 2020 y en él encontramos similitudes inquietantes con acciones emprendidas por el mandato presidencial actual:

Primero.- Crear la Guardia Nacional, lo cual es en nuestro país un hecho. Ya está legalmente constituida.

Segundo.- Someter al Poder Legislativo y Judicial bajo un solo poder. Si bien no se ha buscado esta unión si es una verdad dependen ambos directamente del Ejecutivo.

Tercero.- Modificar la Constitución para manejar a discreción el dinero del presupuesto. En México con la aprobación hecha tanto del de Ingresos como el de Egresos por una aplastante mayoría sorda a los reclamos populares, les da la razón.

Cuarto.- Enfocar la equidad de género al extremo. Tal objetivo se ha visto magnificado como nunca este mismo mes y en las posiciones en ambas cámaras, tanto en la de diputados como senadores, así como la ubicación de féminas en el gabinete en los cargos de mayor envergadura; unidos al 50-50 indican se sigue puntualmente el guión de compromisos de los participantes en el Foro.

Quinto.- Desmitificar a las religiones introduciendo elementos que confundan con sectas esotéricas. Hasta el momento no se ha llevado a cabo ninguna reunión del clero católico con el Ejecutivo, al Cardenal y al Nuncio les han sido canceladas citas y los evangélicos tampoco saben nada de quién se dijo su guía.

Sexto.- Control de Medios. Propaganda para impulsar el culto al líder. Las mañaneras ha sido el impulso mayor a este culto y el control de medios se ha visto al extremo de solicitar el despido de directores, columnistas, editorialistas, reporteros, etcétera, cuyos comentarios lastimen a la figura central.

Séptimo. Agenda Progresista: aborto, drogas, homosexualismo y relatividad de valores. Todo ello aprobado, según se ha visto, por los llamados gobiernos de izquierda e impulsado en los últimos tiempos de manera permanente. Aborto, aprobado, legalización de drogas o eliminar el combate frontal y promover igualdad en todas sus facetas.

Octavo.- Grandes proyectos símbolos que acaparen la atención del poder comunista. Se tienen esos tres magnos del sexenio y aún se desconoce cuál es las vía por la cual esperan su financiamiento.

Nueve.- Reformar la educación para la igualdad, adoctrinamiento y lucha de clases. Con las últimas disposiciones emanadas de la SEP relacionadas con la enseñanza -porque finalmente la mentada reforma educativa sigue inexistente-, en las cuales se dispone llamar al trabajo de equipo “permiso para copiar”, además de haber visto lo del uso de la falda o el pantalón como algo superficial, cuando tiene el fondo de esa igualdad comprometida, lleva a la reflexión sobre los pasos seguidos en el presente.

Diez.-Expandir el ejército de gente leal al partido, apoyos dádivas y cupones. Todo ello ya debidamente aceitado para más de 30 millones de mexicanos: madres solteras, jóvenes, miembros de la tercera edad, desempleados, etcétera, ofreciendo las ayudas descritas.

Esta es la primera etapa, la de los años 2019 y 2020, pero siguen otras dos y para llevar a cabo este Pacto se ha tenido la participación de: Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay, Venezuela, Cuba y ¿México? Por lo pronto y para darle mayor certeza a este acuerdo llamado Pacto de Sao Paulo, tenemos enfrente la formación de un bloque al cual le ha dado mucha importancia Marcelo Ebrard y ¿será con la venia de AMLO? O ¿Muy a su pesar por las relaciones mantenidas con EU? En la página del Congreso General Ciudadano, hay más, por si prefiere consultar.

¿ES EL RUMBO CORRECTO?

El acuerdo denominado Pacto de San Paulo fue fundado y promovido por el ex presidente de Brasil, Lula Da Silva, y el líder cubano Fidel Castro, quien emprendió el camino al más allá hace relativamente muy poco tiempo. En los diez lineamientos marcados como una primera fase encontramos coincidencias cuya presencia hace prever son mucho más que eso, que coincidencias. Cada punto tiene relación con el quehacer gubernamental actual, con lo cual se denota no hay tal camino transitado incierto y mucho menos revela no se tiene rumbo ni objetivo. Ni AMLO ni su equipo cercano dan pasos de ciego. A esa primera fase le siguen otras dos cuyo contenido es el siguiente:

En la etapa dos, cuya agenda debe cumplirse en los años 2021 y 2022:

Primero.- Control político y de la población. Redes sociales y  partidos políticos de apoyo. Uno a uno aparecen en el presente mexicano; las “benditas” redes sociales y las organizaciones adherentes, satélites, los no aparecidos en ningún mapa como opositores en un papel similar al ejercido en favor del PRI, del PAN, del PRD, de cualquiera con el cual garanticen su inútil existencia.

Segundo.- Reforzar la lucha con los pobres con la bandera de la corrupción y el neoliberalismo. Se tienen los renglones del presupuesto dedicados a los pobres y los permanentes escándalos mediáticos dizque ejemplo de combate a la corrupción, además de los señalamientos diarios sobre la derrota del neoliberalismo.

Tercero.- Control total del Internet. ¿Recuerda la extensa red para ser instalada en toda la República? Esa considerada como la competencia para Carlos Slim.

Cuarto.- Paramilitares que puedan evadir Derechos Humanos en caso necesario. ¿Podremos olvidar la militarización de la Guardia Nacional y todo aquello legalmente permitido para garantizar el éxito de sus acciones? ¿Pasaremos por alto la amenaza de responder cómo se tenga que responder a las agresiones de civiles lanzadas por los uniformados y el beneplácito para que así sea otorgado por AMLO?

Quinto.- Mapear a los empresarios para que se vayan marginando o huyendo del país. ¿Acaso emprender el terrorismo fiscal, la inseguridad vigente, la presencia de cárteles y mafias exigiendo pagos, extorsionando, vendiendo protección no ha hecho lo suyo para la salida de los dueños de empresas, comercios, negocios?

Sexto.- Más y más gente en gobierno creando plazas para el partido quitando las que puedan ser vistas como herencia de gobiernos anteriores. ¿Qué opinamos del despido de decenas de miles de burócratas para, posteriormente, ofrecer otros tantos empleos?

Séptimo.- Estructura paralela para controlar a los gobernadores de los Estados. ¿Se refiere justamente a los super delegados a quienes en el inicio se les asignaron tareas precisamente para homologar y en algunos casos rebasar a los mandatarios locales?

Octavo.- Mecanismo de control del dinero vía tecnología. ¿Qué son los plásticos? Lo mismo se usan para los apoyos agrícolas que para entregar las dádivas a los adultos mayores o a los Ninis o a los desempleados. Se controla el dinero, pero también a los receptores.

Noveno.- Control de bancos, control de divisas, control de cambios, etcétera. Acude a la mente la inquietud, el temor, manifestado por el gobernador del Banco de México, advirtiendo la gravedad de perder autonomía.

Como puede apreciarse y al no tener garantizada aún la permanencia en el poder más allá de seis años, tal parece se adelantaron a la etapa dos, se van abriendo camino para quitar en su momento lo que estorbe. Para dar la imagen de una pulcritud a toda prueba, nombraron a los delegados y después al 30 por ciento de ellos los mandaron investigar y su libertad está en la cuerda floja. Así, cuando se tenga que cumplir con el renglón de la estructura paralela a los gobernadores, el camino estará allanado.

TODAVÍA PUEDE CAMBIAR EL

PROYECTADO RUMBO DE MEXICO

Dentro del llamado Pacto de Sao Paulo, la mayoría de asignaciones ha sido debidamente seguida por otros países cuyo ejemplo mayor se ubica en Venezuela y de lo cual Maduro hace gala, presume, haber dado cumplimiento a cada renglón, a cada etapa. Las dos primeras nos revelan existe un rumbo al cual se pretende llevar al país y, por lo tanto, ninguna de las decisiones hasta ahora adoptadas y no bien vistas por la otra mayoría, por la no simpatizante de la Cuarta Transformación, responde a todo un esquema debidamente proyectado no solamente para México sino para Latinoamérica. El fondo nos advierte no hay cadáveres ideológicos y en ello puede incluirse no sólo al comunismo sino al nazismo. La tercera y última etapa se ejecutará en 2023-2024:

Primero.- Expropiaciones masivas. Se han visto en Venezuela, también en Cuba y las intentonas de frenar la llegada de la iniciativa privada a empresas del Estado, bien podría considerarse un primer paso. A esto se agrega la desconfianza manifiesta de inversionistas quienes un día sí y el otro también afirman habrán de aplicar grandes capitales a diversos proyectos pero, en la realidad, nada.

Segundo.- Reparto de empresas y viviendas a nombre del partido. También el país cuya transformación dio inicio con Chávez realizó esas tareas e incluso empezaron a salirse firmas norteamericanas entregando las instalaciones a los obreros para, poco tiempo después, enfrentar quiebra y desaparición.

Tercero.- Escarmiento a la clase económica alta. El dinero es pecado. Persecuciones vistas en aras de eliminar la corrupción, sin embargo ninguna ha tenido los efectos esperados y empieza la intervención en asuntos entre privados.

Cuarto.- Cambiar la Constitución para reelegirse a juicio del pueblo. ¿Baja California, laboratorio?  En esa entidad se tomó una determinación importante sin que influyera en lo más mínimo la muy baja votación favorable lograda. La importancia de la revocación de mandato y la permanente fórmula de consulta ciudadana para decisiones de Estado, al parecer prepara el terreno y el antecedente está en aquella supuesta renuncia del fallecido titular de Gobernación, Jorge Carpizo, la cual no surtió efecto al declarar el funcionario fue el pueblo quien decidió no abandonara la dependencia (¿?¿?)

Quinto.- Medios de producción en manos del Estado. Valdría la pena analizar las inversiones en éstos, lo cual es ajeno a lo relacionado con creación de infraestructura.

Sexto.- Trabajo, fuera el capital, es de todos. Sólo para agregar: primero los pobres.

Permanece en el aire la inquietud y a medida que pasan los días y se toman decisiones a las cuales de entrada no se les ve ni pies ni cabeza y hasta se han considerado locuras, dislates, va corriendo el velo tras el cual pueden estar escondidas intentonas de llevar al país no precisamente a una Transformación que responda a su historia y necesidades sino la que alberga diferentes renglones, todos ellos, incluyendo el comunismo o la negación de tener un pueblo creyente, ajenos a la idiosincrasia y ofertados como de gran espíritu nacionalista y patriótico, cuando tal vez no hay absolutamente nada de ello y sí un deseo de emular a los líderes auto considerados héroes del presente.

DE LOS PASILLOS

 Para especialistas en el tema, la designación de cárteles del narcotráfico mexicano como “organizaciones terroristas extranjeras” no dará al gobierno de Estados Unidos nuevas herramientas para su combate. De acuerdo con las normas del vecino  país, el Buró de Antiterrorismo del Departamento de Estado es el responsable de identificar a las entidades que pudieran ser sujetas a la designación como organización terrorista extranjera. Los tres requisitos para esto son: ser una organización basada en el extranjero, tener la capacidad de involucrarse en terrorismo y amenazar la seguridad nacional o intereses de Estados Unidos. Vanda Felbab-Brown, investigadora de la Brooking Institution, considera esta acción no provee herramientas adicionales. “EU ya tiene el mismo conjunto de herramientas contra los cárteles sin la necesidad de una designación. Y más aún, la designación restringiría otro tipo de medidas de política”, consideró.  

 Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de

Youtube.com/liliaarellano