“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

                        “La corrupción es un mal inherente a todo gobierno que no

está controlado por la opinión pública”: Ludwig von Mises

 

  • Funcionarios desatados
  • Concesiones, permisos, licencias al mejor postor
  • Adjudicaciones directas; casinos sin investigación

Han salido a la luz pública un buen número de abusos y corruptelas llevadas a cabo durante el mandato del mexiquense Enrique Peña Nieto. Los miembros de su gabinete se caracterizaron, prácticamente sin excepción, por padecer de “fiebre del dinero”. Sin embargo todavía falta mucho, muchísimo por descubrir y documentar por lo que las investigaciones irán más allá de lo hasta ahora esperado y conocido. La entrega a bote pronto, a  meses, semanas y todavía no falta ver días, de  concesiones, licencias, adjudicaciones, etcétera, sigue su curso y el acelerador lo están pisando a fondo con dos propósitos: contar con un capital suficiente para mantener el nivel de vida durante, por lo menos la próxima década ya sea en México o en el extranjero, o para cubrir los honorarios de los despachos de abogados necesarios para defenderse de futuras denuncias y mantenerse en libertad durante los procesos.

Las nóminas “fantasma” han sido creadas en todas las Secretarías y dependencias federales; su utilización no va solamente hacia quienes o no prestan sus servicios, o son ciudadanos ya fallecidos. La operación llega a los bancos en donde expiden tarjetas para el cobro salarial sin contar con ningún documento que ampare su expedición, es decir, en total complicidad con gobierno y, por supuesto, también con pagadoras, siendo éstas últimas las principalmente señaladas por la evasión fiscal provocada.

Con el fin de no permitir afectaciones al tener que cumplir las nuevas leyes sobre comunicación y publicidad a regir en las relaciones gobierno-iniciativa privada, se dieron a la tarea de ampliar las concesiones tanto a Azteca como a Televisa. La medición de audiencia ante la entrada de otros canales y servicios los ha afectado de fondo y sabedores de no ser ya quienes tienen un porcentaje mayor de controles televisivos, sus ingresos se derrumban generando la posibilidad de tomar otras decisiones.

La revisión de los contratos para construir caminos y carreteras, también será a fondo ya que entregaron por adelantado y en adjudicación directa 84 de ellos con un pago inicial de 380 millones de pesos. La ampliación de otra concesión, escandalosa concesión entregada a Juan Armando Hinojosa, empresa cuyo tendido de la carretera Naucalpan-Toluca, no ha sido concluida después de varios años, también recibirá otro trato centrado únicamente en la exigencia, en el cumplimiento, del compromiso hecho. No pondrán ningún freno para la revisión muy puntual de gastos y antecedentes de cada uno de los representantes del Ejecutivo federal, en el extranjero. En la Secretaría de Relaciones Exteriores hay diplomáticos de lujo, de primera y de segunda, pero las comprobaciones habrán de ser parejas y los cambios están próximos.

Concesiones en materia de energía, autorizaciones para gasolineras, para explotación de mantos acuíferos, avales para entregar créditos para la reparación de escuelas debidamente seleccionadas e inclusive adquisición de vehículos porque hay remanente en los renglones de equipamiento policiaco, han sido entregadas sin mayores requisitos que el porcentaje del total contratado en efectivo y por adelantado, es decir, antes de cobrar sus primeras facturas las cuales deberán de ser cubiertas por el gobierno entrante. Aunque estos últimos renglones palidecen ante la entrega de permisos para casinos y nuevos establecimientos de juegos sorteos en los cuales lo menos importante son los antecedentes de los concesionarios y su capacidad económica para contar con instalaciones con todas las medidas de seguridad, las indispensables, cuya ausencia ya causo grandes tragedias.

Obviamente se multiplicaron para los transportistas consentidos la entrega de las placas con las cuales les permitirán, de nueva cuenta, hacer crecer sus empresas y circular por el país con doble y triple remolque. Como puede observarse no han dejado títere con cabeza y todavía falta meterle la mano al Melate cuyos premios a recibir alcanzan más de 550 millones y, el fraude, como quedó en su momento denunciado, lo tienen más que ensayado cada semana, cerrando con horario anticipado los números que conforman el boleto agraciado.  Por si fuera poco salta a la luz son 300 las cajas de seguridad no reclamadas por lo usuarios de Cancún, las cuales con tal de limpiar la imagen de la PGR aseguran no han sido abiertas. Entonces ¿Por qué las entregadas si? Y podrán disponer de los contenidos sin cumplir con la asistencia de un Notario Público que de fe de lo ahí depositado y pueda enlistarse para una entrega formal a la dependencia a donde van a parar, e igual desaparecen, estas incautaciones. ¿Así o con más corrupción?

DE LOS PASILLOS

La novedad en el terreno policiaco es la adquisición de una APP cuyo costo asciende a poco más de 300 millones de pesos. Dicen que con ella podrán llegar las patrullas, el auxilio solicitado en 15 minutos, lo cual tendrá como efecto avanzar en la seguridad. Y tal vez así sea, seguramente la tecnología suplirá la responsabilidad de los policías, acelerará su efectividad, iniciará con su puesta en marcha la confianza ciudadana. Todo ello, claro está, si la patrulla tiene llantas, el tanque de gasolina lleno, frenos en buen estado, mantenimiento permanente a fin de evitar se les quede parada y no puedan llegar hasta donde la APP les indique. ¿Y si primero les compran zapatos, uniforme, chalecos y un buen seguro de vida a los uniformados? O ¿son pocos o muchos 3 decenas de millones?

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellano