Inicio > Columnas > Estado de los estados por Lilia Arellano

Estado de los estados por Lilia Arellano

“Es necesario ser un mar para poder recibir una

sucia corriente sin volverse impuro”: Nietzsche

 

  • AIFA: opaco, pequeño e insuficiente
  • Pleito Scherer, Gertz y Sánchez, exhibe a la 4T
  • PAN: gobierno con “falta de voluntad” al diálogo

 

Ciudad de México, 21 de marzo de 2022.- Ayer se presentaron muy claras las muestras de un gobierno fallido: funcionarios federales inadaptados, problemáticos, abusivos y una cuestionada terminal aérea cuya funcionalidad solo está en los sueños. Eludiendo mencionar la “implosión” de su administración por el pleito entre el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, la ex secretaria de Gobernación y hoy senadora Olga Sánchez Cordero, contra el ex asesor jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró el Aeropuerto ”Internacional” Felipe Ángeles (AIFA) cuya principal característica en su construcción es la opacidad, y en su naturaleza destacan sus limitadas dimensiones para las necesidades de la República, la insuficiencia de sus instalaciones y la falta de certificaciones de seguridad para contar con vuelos internacionales.

Con la asistencia de alrededor de 1,400 invitados especiales, entre los que destacan miembros del gabinete federal, gobernadores y empresarios como Carlos Slim, Carlos Hank González, Emilio Azcárraga y Carlos Bremer, el presidente López Obrador encabezó la ceremonia de entrega de las instalaciones del AIFA en Zumpango, Estado de México. Aún inacabado, inicia con tan solo 12 vuelos de salida y llegada, y la movilidad de 1,200 pasajeros. Cualquier central camionera del país traslada más gente en un día. Las líneas aéreas no lo quieren usar, pero los funcionarios de la 4T las siguen “convenciendo”; no hay comercios instalados, tampoco cajeros automáticos, los bancos no han enviado sus “casetitas”, nos dijeron, y, a los pasajeros se les dificulta sobremanera llegar a esas instalaciones, a pesar de que los funcionarios del régimen de la 4T presumían dejarían con el “ojo cuadrado” a sus adversarios conservadores.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) entregó las instalaciones de la primera de las grandes obras de infraestructura de la 4T –las otras son la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el corredor interoceánico de Tehuantepec- a la empresa Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles S.A. de C.V., dirigida por Isidoro Pastor, quien se encargará de operar y administrar esta nueva terminal aérea. Hasta el segundo semestre de 2022 el AIFA ofrecerá vuelos a Estados Unidos. Pastor, detalló: “las aerolíneas encargadas de esa conexión son Delta Airlines, Copa Airlines”, habrá una tercera compañía de la cual no reveló el nombre. La dimensión real de las instalaciones del AIFA y del servicio quedaron claras con la información proporcionada: la nueva terminal movilizará 2.4 millones de pasajeros durante este año y para 2023 se estima se registren cerca de 5 millones, lo cual contrasta con el número registrado en el AIM: de 50 millones en 2019, y la cantidad esperada en el cancelado aeropuerto de Texcoco, 70 millones en un principio, con la previsión de llegar a 140 millones, por lo tanto, habría competido con aeropuertos como los de Dallas, Houston, Atlanta y Miami.

La construcción del AIFA, a cargo del Ejército, se caracteriza por su opacidad, contratos sin licitar, empresas de reciente creación con adjudicaciones multimillonarias, proveedores vinculados a factureros e incluso contratistas con antecedentes de corrupción. Además, no se terminaron los accesos y la llegada a la terminal es un tormento para los viajeros. Fueron asignados prácticamente el 90 por ciento de los contratos sin licitar, muchos de ellos a empresas sin experiencia o carentes de infraestructura o instalaciones. Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revisó una muestra de mil 233 contratos asignados por la Sedena a la obra de Santa Lucía.

De esos contratos, el 77 por ciento se asignó por invitación restringida a proveedores elegidos por los mandos militares y el 23 por ciento por asignación directa: un empresario ligado a una compañía “fantasma” obtuvo dos contratos hasta por 184.5 millones de pesos para vender acero. MCCI obtuvo copia de los contratos de los diferentes frentes de construcción del aeropuerto pero, la Sedena solo entregó mil 233 de ellos por un monto de 17 mil 385 millones de pesos, que representan alrededor de una cuarta parte del costo total de la obra. Así, está en total opacidad cómo se gastaron 3 de cada 4 pesos.

SCHERER CONTRA GERTZ Y SÁNCHEZ CORDERO

Tanto el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, como la senadora Olga Sánchez Cordero deberían estar fuera de sus cargos en este momento para que las investigaciones sobre las imputaciones hechas por Julio Scherer Ibarra, ex consejero jurídico de la Presidencia, puedan realizarse de forma adecuada y apegadas a la ley. Mientras, el presidente López Obrador elude referirse al pleito interno en la 4T lo cual produce una implosión en su administración. Las acusaciones mutuas entre tres figuras clave del gobierno federal son motivo de escándalo y se suman a las crisis vistas en todos los frentes. El tabasqueño aseguró las diferencias no deben sorprender y, rechazó intervenir en ese asunto porque “corresponde a aspectos jurídicos”.

AMLO declaró: “Decirles que eso tiene que ver con tribunales, con ministerios públicos, con juzgados, y nosotros no vamos a meternos en esas diferencias, no queremos participar en eso. Nosotros estamos dedicados en tiempo y alma a la transformación de México, nos importa mucho el pueblo, todo el pueblo de México y en especial los pobres y eso es la transformación, que podamos vivir en una sociedad mejor y a eso me dedico todo el tiempo”. Respecto a la acusación que hizo este fin de semana el ex consejero jurídico de la Presidencia a Olga Sánchez Cordero y a Alejandro Gertz Manero, en el sentido de confabularse para perseguirlo y manchar su nombre, el mandatario se hizo de lado al asegurar: “tampoco podemos evitar que haya diferencias, que haya distintos puntos de vista, que haya confrontación política y que además haya escándalos, y sensacionalismo en los medios, además la vida es así, la condición humana. No debemos sorprendernos de todo eso, nada más que el presidente está ocupado en otros asuntos y tengo yo que priorizar”, destacó AMLO tras inaugurar el AIFA.

De nuevo hizo su aparición la negación al comportamiento muy cuestionable de los funcionarios seleccionados para integrar el gabinete. Por supuesto le compete al tabasqueño este asunto y muchos otros ligados inclusive a la corrupción. Es él quien aparece como único responsable de su permanencia en cargos relevantes, llevados a cabo sin la menor responsabilidad. Pero, no conforme con generar un campo propicio para la realización de actos en sentido totalmente contrario a lo expresado durante sus 18 años en campaña para lograr la presidencia, el Ejecutivo federal se ha encargado de enlodar al Poder Legislativo al darle el visto bueno a la conducción inapropiada y abusiva del fiscal, al tiempo de poner en entredicho la fama de la presidenta del Senado, quien se supone habría tenido suficiente con la calificación de “Doña Florero”. El Poder Judicial ha también mostrado su gran mancha.

En el escrito publicado en la revista Proceso, titulado Scherer acusa trama “perversa” de Gertz y Sánchez Cordero, el ex consejero de la presidencia denuncia a la ex secretaria de Gobernación quien presentó “una serie de confabulaciones” respecto a su relación con despachos como el de Rivera Gaxiola, Kalloi, Fernández, Del Castillo, Quevedo, Lagos y Machuca, así como el bufete Araujo, González, Peimbert, Robledo y Carrancá Abogados, entre algunos otros. “La ex secretaria pretendió infamarme al insinuar que hice de la cercanía y el servicio al gobierno un muy redituable e ilegítimo modo de vida”.

Es de esperarse que ni el fiscal general va a poner su renuncia sobre la mesa, ni la ex secretaria de Gobernación pedirá licencia en el Senado para enfrentar los señalamientos. Ante el posicionamiento presidencial, lo más seguro es que la guerra entre los cuatro teístas seguirá, con nuevas filtraciones de audios del fiscal, mayor presión de Gertz a los jueces, magistrados y ministros para desahogar sus temas personales, y nuevas insidias entre tres actores estelares de la 4T. La presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, reconoció tuvo diferencias con Julio Scherer Ibarra, y adelantó en su momento dará a conocer sus posicionamientos sobre los señalamientos del exfuncionario en su contra.

Al llegar a la inauguración del AIFA, Sánchez Cordero, en breve entrevista, sostuvo: “teníamos diferencias, era bastante obvio que las teníamos (…) hay algunas imprecisiones que en algún momento yo voy a decir cuáles fueron”. A pregunta expresa si estas declaraciones son “fuego amigo” dentro de la llamada cuarta transformación comentó que “no, hay diferencias solamente”.

DE LOS PASILLOS

Marko Cortés, líder del PAN, anunció llegó a su fin el diálogo con el gobierno federal, ante la “falta de voluntad” de establecer una fecha para atender temas prioritarios como seguridad, reactivación económica y las reformas constitucionales. En un comunicado, reveló: “los gobiernos autoritarios no dialogan, solo imponen su posición, al gobierno morenista no le interesa resolver los graves problemas de la gente, sino que le interesa “la foto” de una falsa apertura”

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: