Inicio > Columnas > Estado de los estados por Lilia Arellano

Estado de los estados por Lilia Arellano

“Aferrarse. Renunciar. A veces, son

una misma cosa”: C. J. Tudor

 

  • Gertz Manero con la lumbre en los aparejos
  • Exige oposición remoción o renuncia del fiscal
  • Se exhibe públicamente la podredumbre de la 4T

 

Ciudad de México, 25 de abril de 2022.- El trío encargado de garantizar la legalidad, la columna vertebral para darle certeza jurídica al mandato de López Obrador, se encuentra enfrascado en un lío en el cual han demostrado la gran podredumbre existente en la 4T. El ex consejero jurídico, no solamente ha hecho surgir nuevas leyes y reglamentos sino reformas constitucionales y por lo tanto es difícil creer no tenía todo tipo de comunicación con su jefe quien, además, extendió todas sus responsabilidades y lo mismo actuaba en razón de su profesión que en el manejo político de gran nivel. El fiscal se caracterizó ya por ser el primero en ocupar esa posición y desde ella convertirse en un delincuente confeso. El ministro presidente de la SCJN, quien agrega a este encargo la presidencia del Consejo de la Judicatura se ha declarado y se le considera un fiel servidor de AMLO..

Frente a este fatal escenario, en Palacio Nacional se busca la forma menos dañina para el régimen y se busca la salida de Alejandro Gertz Manero de la titularidad de la Fiscalía general de la República. La estancia del funcionario en la dependencia ha causado daño e injusticia, no le resulta funcional a López Obrador pues no solo se utilizó a la FGR para amagar y mantener a raya a funcionarios de sexenios anteriores, sino se utilizó la misma mecánica con servidores públicos de la 4T. La venganza y la revancha de estos funcionarios se verán en poco tiempo con el despido o renuncia de Gertz Manero del cargo actual. El pleito con Julio Scherer, ex consejero jurídico de la Presidencia, y la última denuncia de este en su contra son punta de lanza contra el desprestigiado fiscal.

A pesar de la declaración del presidente señalando “el fiscal cuenta con toda mi confianza”, ante los escándalos en los que ha sido protagonista en los últimos meses, a Gertz Manero se le perdió la confianza por llevar a cabo una estrategia de procuración de justicia que persiguió durante más de tres años a funcionarios aliados y beneficio a políticos opositores. En la Fiscalía se dio prioridad a carpetas de investigación que involucran a funcionarios y ex funcionarios como Scherer; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López; el titular de la Función Pública, Roberto Salcedo Aquino; y el ex director de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) Santiago Nieto, mientras se trabajaba para dar beneficios personales a personajes como Emilio Lozoya o Ricardo Anaya o Alonso Ancira.

Gertz Manero pactó con Emilio Lozoya Thalmann para evitar que su esposa, Gilda Margarita Austin, y su hijo, Emilio Lozoya, ex director general de Pemex, pisaran la cárcel durante su proceso judicial. El fiscal también operó con el PAN, especialmente con el diputado Santiago Creel, para congelar las investigaciones en su contra y de su familia, respecto a su relación con posibles factureras, y para perfiles como Ricardo Anaya y el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca. A cambio, el PAN apoyo a Gertz Manero en el Senado, donde le dieron un trato privilegiado y no lo cuestionaron por el proceso de Laura Morán y Alejandra Cuevas Morán, en el cual fue derrotado cuando los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinaron no había delito que perseguir y resolvieron su libertad.

Todo indica que el relevo en la FGR será un respiro para el régimen, y para todos aquellos funcionarios perseguidos con expedientes armados con fines políticos y de venganza personal. En este escenario se da la denuncia, el viernes pasado de Scherer Ibarra contra Gertz Manero, Juan Ramos López, Manuel Granados Quiroz, Adriana Campos López y María Eugenia Castañón Osorio, a quienes acusa de tráfico de influencias y otros delitos como coalición de servidores públicos y asociación delictuosa. “En algunos casos he sido testigo y en otros víctima de hechos que involucran de manera directa, principalmente, al hoy fiscal de la República Alejandro Gertz Manero, y a otros servidores públicos de dicha Fiscalía que pudieran constituir conductas delictivas, a través del uso faccioso de la Fiscalía, por intereses personales perversos”, subrayó Scherer en la denuncia.

En el documento presentado ante la titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, María de la Luz Mijangos Borja, Scherer acusa a Gertz Manero de haber utilizado de manera “facciosa” a la institución a su cargo en contra de su ex cuñada Laura Morán y su hija, Alejandra Cuevas Morán. Según Scherer, por no haber querido participar en este último caso, que involucra el fallecimiento del hermano del fiscal, Federico Gertz, hubo represalias en contra suya. Esto quedó patente cuando le indicó: “usted pudo haber elegido entre un fiscal amigo o un fiscal enemigo”.

Scherer negó “categóricamente haber cometido delito alguno” y la acusación de que formaba parte de una red de funcionarios quienes supuestamente ofrecían favores a personas involucradas en procesos judiciales para exculparlos es “totalmente falsa”. Hace un mes, Scherer publicó una carta en el semanario Proceso en el cual acusó a Gertz Manero y a Olga Sánchez Cordero, ex secretaria de Gobernación, de haberlo “extorsionado”, como ocurrió también en los casos del abogado Juan Collado, la cooperativa Cruz Azul y el proyecto del Viaducto Bicentenario.

Tras esa denuncia, políticos, académicos y ciudadanos condenaron la actuación del fiscal y pidieron su renuncia. El diputado panista, Jorge Triana, condenó al fiscal por usar su posición con fines políticos. “Viven para golpear a la oposición”, señaló. Fernando Belaunzarán, del PRD, indicó: “Es una muestra más de la descomposición del grupo en el poder”. El historiador Enrique Krauze manifestó su solidaridad con Scherer Ibarra. “Cuando el poder público lo acosó, siempre estuve al lado de Julio Scherer Ibarra”, publicó.

Alonso Castillo Cuevas, cuya madre Alejandra Cuevas y su abuela Laura Morán fueron denunciadas por Alejandro Gertz de ser las causantes de la muerte de su hermano Federico, exigió la destitución del fiscal. “Es un criminal que debe ser destituido, enjuiciado y encarcelado. A nosotros nos exigió incriminarnos con un delito que fabricó y por el cual mantuvo a Alejandra Cuevas 528 días encarcelada. Un criminal siniestro a cargo de la FGR”, recalcó. Emilio Álvarez Icaza, ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Queda de manifiesto que utiliza la institución para venganzas personales”.

El presidente debe asumir es insostenible políticamente en su puesto el fiscal Gertz Manero, y su discurso de “autoridad moral” se cae después del fallo en la SCJN en el caso de Laura Morán y Alejandra Cuevas, pues sus investigaciones carecerían de credibilidad después de haberse comprobado uso su poder para fabricar culpables. Para poder salir del paso debería acusarlo de violaciones graves a la Constitución, lo cual ameritaría llevarlo a prisión. Pero esto es sumamente difícil pues hay muchos casos controvertidos en el escritorio del fiscal, como la investigación contra Julio Scherer, ex consejero jurídico de la Presidencia, y el ex titular de la UIF, Santiago Nieto, así como el relevante proceso que realizó el fiscal para exonerar al general Cienfuegos cuando AMLO se empeñó en sacarlo de la cárcel en Estados Unidos y traerlo a México. Eso sin dejar de lado el fraude al Infonavit con el contrato de movilización, la libertad otorgada a Alonso Ancira y la Estafa Maestra con Rosario Robles incluida.

AMLO analiza no es tan buena idea meter a la cárcel a alguien que ya no tiene que perder y sí mucho para hablar. Es más factible le pida a Gertz Manero la renuncia para llegar a un retiro negociado. Gertz se iría dignamente, aduciría la SCJN se equivocó pero no quiere dañar la imagen de la 4T. Tal vez hasta le asegurarían no llegaría a pisar la cárcel e incluso, para su tranquilidad, le pueden permitir nombrar a alguien de su confianza para sustituirlo. Esto sería claramente corrupción e impunidad para un funcionario más de la 4T, pero López Obrador se encargaría de mandar a sus seguidores a seguir repitiendo es el presidente más honesto de la historia, pues nunca un mandatario ha removido a un fiscal.

La salida de Gertz Manero es complicada. Ya sea lo remuevan o presente su renuncia, hay candados que debe abrir el Senado, y aunque se trate de una salida política “pactada”, deben justificar esa decisión constitucionalmente con alguna falta administrativa grave o la comisión de un delito doloso que amerite prisión preventiva oficiosa. “Para su remoción, el fiscal o el Ejecutivo federal tendrían que justificar esa decisión en unos supuestos muy específicos que vienen en la Constitución y en la Ley general de la Fiscalía general de la República”, señala Alejandra Hernández, analista jurídica de la organización México Evalúa. O tal vez decidan enfermarlo de tal gravedad que no pueda cumplir con sus funciones. Otro circo por armar cuando lo mejor sería investigar u castigar.

Se ve muy difícil se arriesgue el Ejecutivo Federal a abrir un frente con alguna investigación criminal o un procedimiento administrativo contra Gertz Manero para, entonces, contar con una causa grave justificando su remoción, consideró Hernández, quien agregó si López Obrador lo remueve expondrá aún más la reputación y la credibilidad de la FGR. Por el contrario, si Gertz Manero presenta su renuncia, esta pasaría por la aprobación del Senado, como lo marca la Constitución y la ley de la Fiscalía, y sería aprobada con mayoría simple.

DE LOS PASILLOS

Después de haber registrado un avance de apenas 0.4% en enero del 2022, la economía mexicana se estancó durante febrero, con solo uno por ciento. La pérdida de dinamismo en el nivel de la actividad económica se explica, principalmente, por contracciones en el sector industrial y agropecuario. El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) muestra que la recuperación pospandemia en México sigue enfrentando presiones externas e internas. La caída más profunda se registró en las actividades primarias (agricultura, ganadería, caza, pesca y aprovechamiento forestal). De enero a febrero el sector cayó 3.8 por ciento. El sector secundario (industria manufacturera, construcción, minería y energía) se contrajo 1.0 por ciento. Las actividades terciarias (comercio y servicios) avanzaron 0.6 por ciento…

La Asociación de Ciudades Capitales de México (ACCM) integrada por alcaldesas y alcaldes de 21 municipios del país, capitales de estado, pertenecientes a diversos partidos políticos, encabezada por Renán Barrera Concha, Norma Bustamante Martínez de Mexicali, Luis Donaldo Colosio Riojas de Monterrey y Elia Margarita Moreno González de Colima, celebraron domingo y lunes en Querétaro una reunión de trabajo, para tratar el tema de la seguridad e intercambiar experiencias en materia de prevención del delito, acciones por la seguridad de la población y profesionalización de los elementos policiales. En esta ocasión en el municipio de Querétaro, gobernado por el panista Luis Nava se reunieron para abordar el tema de la prevención del delito y el cuidado de la integridad y el patrimonio de los habitantes, así como el tema de la asignación de presupuestos, como primeras acciones de la asociación. Los trabajos esta vez comprendieron los temas: dignificación y profesionalismo policial a cargo de Marco Bonilla, alcalde de Chihuahua ; así como fortalecimiento institucional por parte de Enrique Galindo y Luis Donaldo Colosio, alcaldes de San Luis Potosí y Monterrey, respectivamente. Tuvieron la intervención de Kristian Hölge, Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México y la de Juan Luis Ferrusca con Buenas Prácticas Querétaro. La reunión concluyó ayer con una visita al gobernador del estado, Mauricio Kuri González y una declaración conjunta de los alcaldes asistentes.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: