“Estado de los ESTADOS”, por Lilia Arellano

“Con el conocimiento se acrecientan las dudas”: Johann Wolfgang von Goethe

  • Reforma educativa pendiente
  • Congreso de la Unión: se espera complejo periodo extraordinario
  • Siguen sin cerrarse las heridas del magisterio; consensos ausentes
  • Desacelera economía de México; repuntará en 2020, estima OCDE

Ciudad de México, 2 de mayo de 2019.- Muchos frenos enfrenta el restablecimiento de una nueva relación entre el magisterio y el Estado. Con ello tampoco, hasta el momento, se concreta el cumplimiento de la promesa de campaña del Ejecutivo federal de abrogar la reforma educativa del Pacto por México. Aunque el martes pasado senadores aprobaron en lo general la nueva reforma educativa, en las últimas horas del periodo ordinario y por un solo voto no se logró alcanzar la mayoría calificada para aprobarla en lo particular. Así, la minuta fue regresada a la Cámara de Diputados para revisar los artículos reservados no aprobados, lo cual deberá hacerse en un periodo extraordinario. Faltaron los consensos con las fuerzas políticas de oposición, particularmente con el PAN en el Senado.

Las heridas del magisterio abiertas en el sexenio pasado aún no se han cerrado y se tendrá que esperar la conclusión de un nuevo periodo extraordinario tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores para ello, en donde el proceso legislativo será complejo y se espera se escuchen los reclamos y propuestas del magisterio para cicatrizar las heridas y darle al texto constitucional un sentido claramente rupturista con el pasado reciente. De no alcanzarse esos consensos, seguirán los docentes en pie de lucha por otro sexenio más, un largo periodo desgastante tanto para ellos, como para los educandos y para el propio gobierno federal.

En el Senado de la República, tras aprobarse en lo general la minuta de la reforma educativa, y tras tres horas de discusión en lo particular, las bancadas del PRI, PRD y MC no cumplieron los acuerdos con Morena, votaron en contra y ya no se lograron las dos terceras partes requeridas cuando se trata de reformas constitucionales. La votación en lo particular fue de 81 votos a favor, 39 en contra y dos abstenciones. Se requerían 82 sufragios y Morena los habría sumado, pero el senador Salomón Jara abandonó la sesión momentos antes, según él por una emergencia familiar. Además, no asistieron Lucía Trasviña y la legisladora del PES Elvia Marcela Mora.

Los panistas en bloque votaron en contra por el tema del 16 transitorio, donde, sostuvieron, no queda claro la cuestión de las plazas. Éste establece que las relaciones laborales del magisterio se regirán por el apartado B del artículo 123 constitucional, lo que a consideración del blanquiazul deja abierta la puerta a la intromisión de los sindicatos para el reparto de plazas. Los blanquiazules consideran que ni la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ni el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) están dispuestos a aceptar que se les excluya de los mecanismos para la asignación de las plazas y las promociones docentes.

La desconfianza de los blanquiazules y de los priístas y perredistas también tiene que ver con el grado de autonomía con que contará el organismo responsable de coordinar el nuevo Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, instancia responsable de celebrar, entre otras tareas, las evaluaciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que no se aprobó en el Senado la reforma educativa porque los legisladores del PAN votaron en bloque en contra. “Todavía no se acaba este asunto, está un proceso legislativo, no se alcanzó la mayoría en el Senado, faltó un voto porque los senadores de un partido conservador votaron en bloque en contra, un partido conservador se opuso y faltaron dos o tres senadores del movimiento liberal que no asistieron o se fueron… Espero que para la próxima están presentes y de esa manera se logre la aprobación”.

AMLO advirtió que en tanto se cancela la reforma educativa de 2013 y se aprueba la nueva, se mantiene vigente el memorándum que giró hace unos días. “Pues está vigente, con sus características específicas, el memorándum porque dijeron que era ilegal, que era inconstitucional, pero no han presentado ninguna denuncia porque no hay fundamento, todo fue la propaganda, que desde luego es válida”, señaló. El pasado mes de abril, AMLO “derogó” la reforma educativa de Peña Nieto. “Mientras el proceso de diálogo no culmine en un acuerdo, las otras instancias del Poder Ejecutivo Federal involucradas dejarán sin efecto todas las medidas en las que se haya traducido la aplicación de la llamada reforma educativa”, ordena el memorándum de Presidencia de la República, firmado por López Obrador y enviado a la secretarías de Educación Pública, de Gobernación y la de Hacienda y Crédito Público.    

A partir de ese momento, la SHCP y la SEP adquieren el control del pago de nómina y el control de plazas magisteriales, según se lee en los incisos “a” y “c” del documento. Además, la Secretaría de Gobernación deberá liberar a los líderes sindicales que se opusieron a la reforma educativa, restituir a los cesados y pagar una indemnización a sus familiares por los daños ocasionados.

En este punto cabe destacar que de acuerdo a opinión de especialistas, la suspensión a la ejecución de la reforma educativa es inconstitucional pues violenta dos artículos de la Carta Magna, el 16 y el 49. Constitucionalistas reconocidos como el ministro en retiro Ramón Cossío Díaz, así como Miguel Carbonell, sostuvieron que el memorándum de AMLO violenta el artículo 16 constitucional, pues todo acto de autoridad debe estar debidamente fundado y motivo, lo que no sucede con dicho documento. Además, la forma de proceder del presidente de la República trasgrede el artículo 49 constitucional, el cual habla de la división de poderes en los siguientes términos:

“El Supremo Poder de la Federación se divide para su ejercicio en Legislativo, Ejecutivo y Judicial.- No podrán reunirse dos o más de esos poderes en una sola persona o corporación, ni depositarse el legislativo en un individuo, salvo en el caso de facultades extraordinarias al ejecutivo de la Unión, conforme a lo dispuesto en el artículo 29. En ningún otro caso, salvo lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 131, se otorgarán facultades extraordinarias para legislar”.

También el constitucionalista Miguel Ángel Tejeda Ortega sostiene: no existe ningún precepto en la Constitución que faculte al Presidente de la República para suspender la ejecución de una norma constitucional. Andrés Manuel López Obrador no puede abrogar o derogar ninguna disposición a su criterio, pues su conducta y facultades están previstas en la propia Constitución.

Pero regresando al tema de fondo, en éste el presidente López Obrador ha sido muy claro: empuja derogar la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, pero no está dispuesto a regresar a los usos y costumbres (venta o herencia de plazas) los cuales corrompieron la estructura a través de la cual ocurría la carrera de los maestros. Sin embargo, al enviar a la ley secundaria los mecanismos puntuales relativos a la admisión, promoción y reconocimiento de los docentes, se abre la posibilidad para que la corrupción retome sus fueros en la asignación de las plazas y las promociones.

Alcanzar consensos en esos puntos es sumamente complejo, como se ha observado en las últimas semanas en las negociaciones entre los funcionarios del gobierno federal y la CNTE. El proceso legislativo extraordinario puede complicarse visto lo observado hasta el momento.

El jueves de la semana pasada, la Cámara de Diputados aprobó la reforma a la Constitución en materia educativa. En lo general, el dictamen se aprobó con 381 votos a favor de Morena –ocho de sus diputados votaron en contra-, PRI, PAN, PRD, PVEM, PES, PT, MC y los legisladores sin partido.  Un total de 79 panistas votaron en contra inconformes con el citado artículo 16 transitorio, el cual, según ellos, continuará con el sistema de entrega de plazas al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Insistieron en que con cambios de último momento, los legisladores dieron un cheque en blanco a esas organizaciones gremiales en temas como la admisión, promoción y reconocimiento magisterial o el diseño de planes educativos.

Dichos cambios regresan el control administrativo docente a los gobiernos estatales, pero mantiene federalizado el pago de nómina. El artículo 16 transitorio establece que el proceso de iniciación y ascenso no será por evaluaciones, sino por escalafón, dando prioridad a quien sea la única fuente de ingreso en su familia. La reforma precisa que la admisión, promoción y reconocimiento del personal con función docente, directiva o de supervisión, se realizará vía métodos de selección que serán definidos en una ley reglamentaria, en cuyo diseño participarán el SNTE y la CNTE. Además, el Ejecutivo Federal podrá determinar los programas de estudio para la educación básica y normal con la opinión de actores ligados a la educación, como el magisterio disidente.

En definitiva se empuja la sepultura del Nuevo Modelo Educativo, pues la reforma precisa que ahora será el Ejecutivo Federal quien  determine los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en toda la República, para lo cual considerará la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y de diversos actores sociales involucrados en la educación, en donde se abre la puerta a la participación de la CNTE y el SNTE. También se elimina al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) poniendo en su lugar un órgano técnico sin autonomía constitucional, el cual establecerá los criterios que deben cumplir las instancias evaluadoras conforme a procesos valorativos, cualitativos, continuos y formativos para la mejora de la educación. Este último punto es también causa de profunda controversia.

La reforma a los artículos 3, 31 y 73 constitucionales quita la evaluación a los maestros y el concurso de oposición para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los docentes y para atender la educación inicial. Además, persisten los reclamos por la ausencia de un dictamen de impacto presupuestal. “Si realmente quieren hacer historia, compañeras y compañeros, necesitamos ponerle presupuesto”, sostuvo la diputada priísta Ana Lilia Herrera Anzaldo.

DE LOS PASILLOS

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) adelantó que el crecimiento económico de México, la segunda economía más grande de América Latina, desaceleraría este año para luego repuntar en 2020. Estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandirá 1.6 por ciento en 2019 y 2.0 por ciento en 2020. “El crecimiento se fortalecerá moderadamente en el mediano plazo. La inversión se recuperará gracias a los proyectos de infraestructura planificados que se complementarán con instituciones conducentes a la inversión privada”, señaló en un informe publicado este jueves…

Las remesas enviadas por nuestros connacionales, principalmente de Estados Unidos, alcanzaron en el primer trimestre del año un nuevo máximo al situarse en 7 mil 699.06 millones de dólares, monto 7.13 por ciento mayor a la obtenida en el mismo periodo del año pasado cuando se ubicaron en 7 mil 186.89 millones de dólares, reportó el Banco de México. La cantidad promedio de envío aumentó 2.56 por ciento, al pasar de 308 dólares durante el primer trimestre de 2018 a 316 en el mismo lapso de 2019…

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;

Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1

Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de Youtube.com/liliaarellan