Inicio > Noticias > Internacional > Estado de Pará está vigilante para impedir agresiones a comunidades indígenas

Estado de Pará está vigilante para impedir agresiones a comunidades indígenas

Madrid, 11 dic (EFE).- El gobernador de Pará, Helder Barbalho, subrayó este miércoles que se debe estar “siempre vigilantes y atentos” para impedir que en este estado brasileño pueda ocurrir algo como en el vecino Maranhao, donde el sábado pasado dos líderes indígenas fueron asesinados y dos heridos en un ataque armado.

Los indios la reserva de la etnia Guajajara (Amazonía) denunciaron entonces que sufren amenazas y que sus tierras continúan siendo blanco de invasores, mientras que el Gobierno federal anunció que mandaría refuerzos policiales a la zona.

En declaraciones a Efe en la cumbre del clima COP25 de Madrid, Barbalho dijo que no hay casos como ese en Pará en este momento, pero “no hay que descansar” y las autoridades están “alerta” para no permitirlo.

Preguntado por tensiones o conflictos entre agricultores y garimpeiros con los indios, recalcó un “absoluto respeto” por las comunidades tradicionales.

“Tenemos que vivir en armonía y respeto con la cultura, con el territorio, con pensar diferente entre nosotros, que podamos construir el futuro de la Amazonía, y que sea buena para los millones de los brasileños que moran en ella”, con desarrollo y calidad de vida, indicó.

“Tenemos conciencia -resaltó- de que la Amazonía es fundamental para Brasil y para el mundo”.

Sobre los problemas medioambientales del estado, citó los “conflictos agrarios” que acaban en incendios, perseguidos por las fuerzas de seguridad, porque Pará está “comprometido” con un nuevo tiempo de desarrollo sostenible, en el que “no tengamos que serrar ni un árbol más”.

Acerca de los responsables de las quemas, dijo que están siendo detenidos y agregó que están vinculados a la producción ganadera, la agrícola, la maderera.

Por eso, las autoridades tienen siempre que actuar de manera “ágil, fuerte y absolutamente innegociable” y demostrar que es posible crecer sin destruir los bosques.

Consideró que la Amazonía está en emergencia climática, debido a la sobreexplotación agropecuaria y los incendios.

Según el gobernador, es fundamental preocuparse por la gravedad climática del momento, que los bosques sean vistos como “un activo económico y una nueva ‘comodity’ global” y que los países interesados puedan compensar “financieramente” a los que se preocupan por preservar sus recursos naturales.

Hay dos opciones, según Barbalho, hablar o presentar resultados efectivos y, para tenerlos, es necesario pensar en los recursos forestales para el futuro, los servicios ambientales y las compensaciones para un desarrollo equilibrado, sostenible y principalmente.

Y todo ello para que los productores brasileños no tengan que destruir la naturaleza forestal, sino hacerla compatible con la agricultura y la minería. EFE

%d bloggers like this: