Estados Unidos exoneró a 149 presos en 2015, más que nunca antes

143382585742Austin (EE.UU.), 3 feb (EFE).- Estados Unidos halló durante 2015 a más presos inocentes que nunca antes en su historia: 149 reos -casi el 40 % condenados por asesinato- salieron de la cárcel tras pagar por crímenes que nunca cometieron, según un informe divulgado hoy.


El reporte, elaborado por el Registro Nacional de Exoneraciones, un organismo de la Universidad de Michigan, reveló que estos presos pasaron, de media, más de 14 años en la cárcel cada uno.

Cinco estaban condenados a muerte, 19 a cadena perpetua y muchos a décadas de cárcel.

La cifra de 149 marcó un récord respecto al máximo anterior (139 en 2014) y constató que las falsas condenas se han duplicado desde 2011. Empezando el conteo en 1989, los investigadores han hallado 1.733 casos.

“No somos conscientes de la magnitud del problema, no hay un plan para hacerle frente y, desde luego, no hay un compromiso para hacerlo”, afirmó en las conclusiones el autor del informe, el profesor Samuel Gross.

De los 149 reos exonerados, 58 habían sido condenados por asesinato y 51 por crímenes relacionados con drogas.

El estado con más falsas condenas fue Texas, que con 54 concentró más de un tercio del total. Le siguieron Nueva York (17), Illinois (13), Alaska (6) y California (5).

En lo que respecta a asesinatos, la lista la lideró Illinois (11), seguido de Nueva York (9) y Alaska (4).

Gross vinculó esta concentración en Nueva York y Texas con el esfuerzo de los fiscales de Brooklyn y del condado de Harris -cuya capital es Houston- en esclarecer algunos de sus casos.

Mientras en Brooklyn muchos están relacionados con asesinatos, en el condado de Harris fueron exoneradas 42 personas que se habían declarado culpables por posesión de drogas y que nuevas pruebas demostraron que las sustancias en cuestión no eran ilegales.

Los 42 casos de 2015 en el condado de Harris se suman a otros 31 en 2014 y a cerca de 200 aún pendientes de revisión en esa, la ciudad más grande de Texas.

El interés de la sociedad estadounidense por las falsas condenas ha aumentado en las últimas semanas a raíz del estreno del popular documental de Netflix “Making a Murderer”, que arroja dudas sobre un caso de asesinato en Wisconsin.

“Cada vez más, los estadounidenses se dan cuenta que se condena de crímenes a personas inocentes de forma habitual”, agregó Gross. (1)EFE