Estados Unidos expresa su “preocupación” por violencia policial en Nicaragua

Managua, 16 mar (ACAN-EFE).- Estados Unidos expresó este sábado su “preocupación” por la violencia policial en Nicaragua, que dejó un saldo de más de 60 detenidos, en ataques contra civiles que intentaban exigir la libertad de cientos de “presos políticos”, en medio de la crisis que afecta al país centroamericano.

“Gobierno de Estados Unidos manifiesta su preocupación por informes de violencia policial ejercida hoy contra manifestantes”, informó la embajada estadounidense en Nicaragua, en un mensaje público.

En un intento por evitar la manifestación antigubernamental, la Policía de Nicaragua capturó y golpeó a más de 60 personas, entre ellas algunas notables, y despojó de su equipo a un reportero gráfico de la agencia de noticias AFP, según denunciaron organismos defensores de los derechos humanos.

“Llamamos a autoridades nicaragüenses a cesar uso de fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos y periodistas que ejercen su derecho a libre expresión y de prensa”, agregó la sede diplomática de Estados Unidos.

La Dirección de Operaciones Especiales (DOE), un cuerpo de elite de la Policía, invadió propiedades privadas, incluidos varios centros comerciales y gasolineras, para ejecutar sus operativos, en los que dispararon armas de guerra, con el fin de evitar una protesta para exigir la libertad de cientos de personas presas por protestar contra el presidente Daniel Ortega.

La violencia se desarrolló en el marco de una crisis que en 11 meses ha dejado 325 muertos, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que Ortega solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

El pasado jueves el responsable de Centroamérica en el Departamento de Estado de EE.UU., Todd Robinson, afirmó que Washington mantiene conversaciones “francas y sinceras” con Ortega, al que ha pedido un adelanto de las elecciones de 2021.

El Gobierno de Nicaragua también mantiene negociaciones con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia para superar la crisis, pero esta se ha quejado de que la delegación gubernamental evita abordar los temas centrales a la vez que Ortega no cumple con crear las condiciones para buscar una solución.

Al menos 762 personas permanecen con algún tipo de régimen carcelario en Nicaragua tras participar en protestas antigubernamentales, según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

La CIDH ha insistido en que el Gobierno de Ortega ha cometido crímenes “de lesa humanidad”, mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) está en proceso en la Organización de Estados Americanos (OEA), lo que podría culminar con la suspensión del país centroamericano del organismo continental. ACAN-EFE