Inicio > Noticias > Local > Estafan a mujer de Durango con el cuento de que se sacó el premio de la “Lotería Popular”

Estafan a mujer de Durango con el cuento de que se sacó el premio de la “Lotería Popular”

Una mujer fue estafada esta tarde en Durango con el cuento de que “se sacó el premio mayor de la lotería popular…deposítenos 5 mil pesos para enviarle su dinero..”.

Una de nuestras lectoras denuncia que esta tarde fue víctima de las bandas de criminales haciendole creer que de la nada se hizo millonaria con el premio de la ilusoria e inexistente “lotería popular”.

ESTAFA telefónica con el cuento de siempre.

Recibió un mensaje en su teléfono en el que le aseguraban que “por pura suerte” se ganó el premio mayor de la tarde consistente en 135 mil pesos.

Gustosa y todo, la sorprendida dama cayó redondita. Marcó al número de la ciudad de México que le indicaron, le pidieron que para explicarle cómo está eso de la “lotería popular” depositara en Oxxo los primeros 500 pesos a una cuenta determinada, y que más tarde, ya que ella hubiese hecho llegar todos sus datos personales, nombres, número de cuenta y números de teléfonos de familiares, etc., tendría que depositar otros 4,500 pesos y el número de cuenta al que le harían el depósito de su premio correspondiente.

Hasta el depósito de los 500 pesos la ilusionada mujer hasta había pensado en qué invertir los 135 mil pesotes y se mantenía en un somnífero digital que parecía no tener fin.

“El licenciado Alejandro Valenzuela del Río habla tan convincente que todo me lo estaba creyendo. Ya iba a depositar el resto de los 5 mil pesos, hasta que me vino a la mente la posibilidad del fraude. Ahí desperté del sueño en que caí…”, dice la atribulada mujer.

Los muy sinvergüenzas –añade- hablan como funcionarios tanto del banco Azteca como de Banamex, instituciones que en el supuesto patrocinan los premios de la “lotería popular”, pero empiezo a creer que fue una vil estafa.

Lo cuento, y aunque me causa vergüenza, ojalá sirva para que no vuelva a caer nadie más en garras de esos labiosos ladrones que de una y mil maravillas se agarran para fregar a la gente necesitada.

Tenemos el nombre de la apenada mujer, pero nos lo guardamos para evitar la mofa u otras reacciones de burla que nunca faltan.

%d bloggers like this: