Estela de Carlotto asegura que “el narcotráfico es la dictadura en México”

635884203096524947mMéxico, 14 ene (EFE).- El narcotráfico “es la dictadura de México” y es “el responsable de los crímenes de lesa humanidad” en el país, dijo hoy la presidenta de la organización argentina Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

La activista criticó al “Estado democrático” mexicano por permitir las desapariciones y “la violencia más desgarradora financiada por el narcotráfico” durante la presentación de un informe sobre el tema de Amnistía Internacional (AI).

“México nos duele, es el dolor de América Latina que aún tiene abierta la herida de los años más sangrientos de nuestra historia reciente”, manifestó.

De Carlotto, que ha dedicado su vida a buscar a los hijos de desaparecidos durante la dictadura militar (1976 y 1983), participó en la presentación del informe titulado “Un trato de indolencia”.

En el documento, AI analiza el panorama actual de las desapariciones en el país a través de dos casos: el de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa en el sureño estado de Guerrero y la crisis que se registra en Ciudad Cuauhtémoc, en el norteño estado de Chihuahua.

Dichos casos fueron elegidos por ser “emblemáticos” y porque permiten “explicar la intervención y reacción, en ocasiones omisa e insuficiente” del Estado mexicano.

La directora de la oficina regional para las Américas de AI, Érika Guevara, detalló que el informe demuestra que la crisis de desapariciones en México “es una de las más trágicas y lamentables” que vive el mundo.

La organización se reunió con autoridades mexicanas antes de la presentación pública del informe, pero “lamentablemente” su respuesta “careció de la profundidad (…) que esperábamos en el compromiso de las acciones”, indicó.

Leticia Sánchez, madre de un joven que desapareció en 2010 junto con otros ocho a manos de un comando armado en Ciudad Cuauhtémoc, expresó su fastidio con la fiscalía estatal por la falta de resultados y por cómo han llevado a cabo las investigaciones.

Mencionó que en Cuauhtémoc hay más de 700 personas desaparecidas, pero solo hay 350 casos denunciados. “Todas las demás personas no denuncian por el temor, el miedo”, aseguró.

Cristina Bautista y Margarita Zacarías, madres de dos de los 43 jóvenes de Ayotzinapa desaparecidos, expresaron su desconfianza en las autoridades y resaltaron la importancia de la participación de los expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la investigación del caso.

“La confianza está en ellos, por su profesionalismo y responsabilidad”, dijo Bautista, y añadió que el Gobierno siempre les ha mentido.

Zacarías reiteró que no regresará a casa sin su hijo y pidió a la sociedad que no los haga a un lado y entienda su “desesperación de madres y padres”.

El director ejecutivo de AI en México, Perseo Quiroz, dijo que el informe revela que “el Estado mexicano no ha podido llevar ante la justicia a los responsables de las miles de desapariciones” ocurridas en México.

“Hay que tomar medidas mucho más estructurales y mucho más profundas”, pues “la ley no va a ser suficiente” para solucionar la crisis de desapariciones.

En el informe presentado hoy por AI se emiten 21 recomendaciones al Estado mexicano respecto a su legislación penal, proceso de búsqueda de personas desaparecidas y reparación integral a las familias de las víctimas.

“Las autoridades parecen incapaces de dar respuestas sólidas e institucionales que estén encaminadas a encontrar la verdad y garantizar la justicia”, concluye el informe.

El número de desaparecidos en México asciende al menos a 27.000, según datos oficiales. Sólo en 2015 hubo 3.452 casos denunciados.