Estudiantes nicaragüenses vuelven a la calle a pedir paz y democracia

Agencia EFE

Managua, 14 may (EFE).- A pesar de que los universitarios asistirán al diálogo, que se prevé que inicie el próximo miércoles como vía para superar la crisis que ha dejado al menos 54 muertos en Nicaragua, los estudiantes volvieron hoy a salir a la calle a exigir democracia e independencia.

Ondeando la bandera nacional, que inundaba de azul y blanco los alrededores de la Universidad Centroamericana de Nicaragua, unos quinientos estudiantes, portando las ya famosas cintas de “no tenemos miedo”, protestaron contra “el Estado” a quien calificaron de “mara”.

Exigiendo un proceso de democratización interna y apelando a “más educación y menos corrupción”, decenas de profesores se sumaron a esta nueva protesta, en la que pedían independencia: “Nacimos libres, viviremos libres, educamos para ser libres”.

Nicaragua cumple hoy 27 días de una crisis que ha dejado al menos 54 muertos, causada por multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente, Daniel Ortega, que iniciaron con protestas en repudio de unas reformas a la seguridad social y que continuaron debido a las víctimas mortales de los actos represivos.

El presidente de la Conferencia Episcopal, Leopoldo Brenes, estableció que el próximo miércoles a las 10.00 hora local (16.00 GMT) dará inicio la mesa de diálogo nacional para poner fin a la crisis.

Una de las condiciones establecidas por los obispos para iniciar el diálogo era el cese de la represión, pero hasta ahora continúan los ataques a manifestantes por parte del Gobierno.

Los estudiantes universitarios son la cara más visible de las protestas, que han encontrado apoyo en numerosos sectores de la sociedad nicaragüense y que han dejado entre 54 y 65 muertos y más de 500 heridos, al menos dos centenares por balas, según organizaciones humanitarias.

La sociedad civil y el sector privado, dos pesos pesados del país, han confirmado su participación en este diálogo, aunque no se den las condiciones “idóneas”, y pidieron que una de las conclusiones básicas sea la seguridad de los estudiantes. EFE