Inicio > Noticias > Internacional > Etiopía aprueba nueva legislación electoral de cara a los comicios de 2020

Etiopía aprueba nueva legislación electoral de cara a los comicios de 2020

Adís Abeba, 24 ago (EFE).- El Parlamento de Etiopía aprobó hoy un proyecto de ley electoral y de partidos políticos que introduce reformas de cara a la celebración de los comicios previstos para 2020, que, según ha subrayado el actual primer ministro, el reformista Abiy Ahmed, serán unas votaciones “democráticas”.

El proyecto incluye cambios como un aumento considerable del número de miembros registrados que se exige a los partidos para poder concurrir a los comicios o la obligación de que los empleados públicos renuncien temporalmente a sus puestos si se presentan como candidatos, informó la cadena etíope Fana (FBC), próxima al partido gobernante.

Quedaron finalmente fuera otras modificaciones propuestas, como una cláusula para dar prioridad a las mujeres en un escenario de igualdad de votos con candidatos masculinos, según la prensa local.

El texto, que llevaba meses en preparación, supone un nuevo paso en el camino de reformas emprendido por Abiy desde su llegada al poder, en abril de 2018, tras la dimisión de Hailemariam Desalegn.

Entre ellas figura la legalización de numerosos grupos que anteriormente estaban catalogados como terroristas, amnistías a presos políticos e incluso un histórico acuerdo de paz con la vecina Eritrea.

También nombró hace unos meses a una destacada líder opositora, Birtukan Mideksa, como presidenta de la Junta Nacional Electoral.

En una reunión celebrada a finales del año pasado con más de 80 partidos políticos, el primer ministro hizo hincapié en que, para 2020, “unas elecciones democráticas asegurarán que el contrato social” entre los políticos etíopes y el pueblo “sea ejercido bajo libre voluntad”.

Pero las reformas para hacer de Etiopía un país más abierto y con un reparto de poder más equilibrado entre sus nueve regiones autónomas han llevado también a un aumento de las tensiones entre grupos étnicos, con fuertes espirales de violencia en los últimos meses, y graves disensiones en el seno del oficialismo.

El pasado junio, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Etiopía y otro alto cargo militar, además del presidente de la región septentrional de Amhara y un asesor, murieron durante un intento de golpe de Estado en esta zona.

Esa inestabilidad política y las preocupaciones en materia de seguridad dieron paso a las especulaciones sobre la posibilidad de que las elecciones de 2020 tengan que aplazarse.

Etiopía tiene un sistema electoral donde se vota a los miembros de la Cámara de Representantes del Pueblo cada cinco años por sufragio universal.

Aquella designa al primer ministro, que a su vez propone al presidente (jefe de Estado sin poder Ejecutivo), votado en esa misma Cámara.

Las últimas elecciones generales, en 2015, dieron todos los escaños de esta cámara al Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, coalición que reúne a los cuatro principales partidos regionales que representan a las etnias oroma, amhara, tigriña y la de los pueblos del sur. EFE

%d bloggers like this: