Eucaristía en Catedral de Quito en memoria de fallecidos en zona fronteriza

El Comercio

Quito, 15 abr (EFE).- La Catedral de Quito acogió hoy una eucaristía en memoria del equipo de prensa ecuatoriano secuestrado en marzo pasado en la zona fronteriza con Colombia y asesinado en cautiverio, así como de cuatro militares fallecidos en el sector.

La Catedral llena recordó a las siete víctimas de la violencia en la zona fronteriza con Colombia, donde desde enero pasado se han registrado varios ataques con explosivos artesanales, que han dejado varios heridos y daños materiales.

La Catedral está situada a un costado del palacio de Gobierno, que hoy lució siete grandes listones negros sobre un fondo blanco, en homenaje a cada uno de los fallecidos en la frontera.

Frente a la Catedral y a la sede del Gobierno, está la Plaza Grande que desde el 27 de marzo -cuando se confirmó el secuestro del equipo de prensa- acogió vigilias de familiares, amigos y solidarios que reclamaban por los tres secuestrados con las recurrentes frases “Nos faltan 3” y “Que vuelvan ya”, entre otras.

En esas manifestaciones, también se repetía el nombre de cada uno de los integrantes del equipo de prensa secuestrado, seguido por la frase “nadie se cansa”, algo que se mantiene ahora incluso al conocerse del asesinato, como exigencia para que se esclarezca el caso.

El Gobierno ecuatoriano informó el sábado que el Comité de la Cruz Roja aceptó la delegación para recuperar los cuerpos del periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años).

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó hoy que cree que el asesinato de los tres miembros del equipo del diario ecuatoriano El Comercio lo cometió en territorio colombiano una disidencia de las FARC.

“El ministro de Defensa (Luis Carlos Villegas), antes de viajar a Medellín, dijo que por fuentes de inteligencia se confirmaba que los cuerpos estaban del lado colombiano (…) En ese sentido, tiene uno que suponer que fueron asesinados en Colombia”, subrayó Santos.

El equipo de prensa llegó a Esmeraldas, en la frontera con Colombia, el 25 de marzo para recabar información para el diario El Comercio, y un día después fue secuestrado por grupos disidentes de las FARC, según dijo Ortega desde su cautiverio en un vídeo que circuló en la prensa colombiana.

El ministro ecuatoriano del Interior, César Navas, recordó hoy que el Gobierno de Ecuador ha ofrecido 100.000 dólares de recompensa por información que permita dar con alias “Guacho”, disidente de las FARC.

Tras una reunión el viernes con autoridades colombianas, esa cifra subió a 230.000 dólares.

Navas reafirmó hoy que no descansarán “un minuto” hasta capturar a alias “Guacho” y que “rinda cuentas a la justicia” de Ecuador, donde este fin de semana se detuvo a nueve personas, entre ellos un familiar de “Guacho” en la zona fronteriza, según el ministro.

Por otra parte, mañana habrá una reunión de las máximas autoridades de las cancillerías y áreas de seguridad de Ecuador y Colombia, en Quito, para analizar la situación en la zona fronteriza, donde el viernes se reanudaron las acciones de control tras la confirmación del asesinato del equipo de prensa.

La cita binacional será reservada y tendrá lugar en las instalaciones del Sistema Integrado de Seguridad ECU 911, en el centro-norte de Quito, pero se prevén declaraciones a la prensa para la tarde, según la Cancillería.

De otro lado, en redes sociales se ha llamado a vestir mañana una prenda blanca como un mensaje de paz. EFE