Evacúan parte de hidroeléctrica colombiana por desprendimiento leve de tierra

Google News

Bogotá, 10 jun (EFE).- Un desprendimiento “menor” de tierra en una de las montañas que colinda con la hidroeléctrica colombiana en construcción de Ituango (noroeste) obligó hoy a evacuar a las personas que trabajaban en esa zona del proyecto “ante la posibilidad de caída de piedras”.

“El pequeño desprendimiento de tierra se encuentra dentro de los estándares de seguridad esperados. La evacuación preventiva de los trabajadores de esa área se dio cumpliendo con los protocolos de la obra”, detalló en un comunicado el grupo de Empresas Públicas de Medellín (EPM), dueño de la obra.

La información agregó que la situación es estable en Hidroituango, en emergencia desde el pasado 7 de mayo por un derrumbe que taponó el túnel que desvía las aguas del río Cauca, el segundo de mayor cauce en el país, que quedaron represadas en un embalse sin terminar y que corre el riesgo de colapsar.

La situación obligó a las autoridades a evacuar de sus hogares a miles de personas de las localidades de Puerto Valdivia y Puerto Antioquia, así como de los municipios Cáceres y Tarazá, situados a orillas del Cauca, aguas abajo de la presa, y que podrían ser arrasadas por un eventual rompimiento de la obra.

La EPM señaló que está a la espera de recibir el aval en “los informes de seguridad” para que los trabajadores retomen sus labores en la zona donde ocurrió el desprendimiento de tierra.

También dijo que continúa con el monitoreo geológico de la montaña, que permite “elevar las alertas en el momento indicado”.

La empresa cumplió el pasado 23 de mayo con la meta de elevar a 410 metros el muro de contención de la presa, un “paso importante” para mitigar el riesgo de avalancha.

La próxima meta es llegar a 415 metros y prepararse para las lluvias de octubre y noviembre, además asegurarse también de que el muro de la presa pueda resistir crecientes aún mayores.

En ese sentido, señaló que sigue trabajando para conseguirlo con ayuda de expertos nacionales e internacionales. EFE