Evitarán nombres raros en recién nacidos

  • Jueces podrán modificarlos para que no causen burlas o acoso

Por: Martha Medina

A través de reformas al Código Civil de Durango se busca dar facultades a los jueces para que puedan modificar los nombres peyorativos o que causen acoso a infantes y adultos, o bien que lo causen en el futuro, señaló la diputada Gina Campuzano González.

La legisladora manifestó que de esta forma se busca que los jueces del Registro Civil puedan tener facultades para impedir que a los infantes que son registrados se les pongan nombres peyorativos o que puedan ser causa de “bullying” en el futuro, además de que también podrán realizar el cambio de nombre  a quienes actualmente se encuentren en esta situación y presenten esta solicitud, sin que se tenga que iniciar un juicio como sucede actualmente.

Puntualizó la legisladora que se trata de un tema que se propone a través de una iniciativa presentada por los grupos parlamentarios del PAN y PRD en el Congreso del Estado, para que se haga una adición al artículo 58 del Código Civil, con la cual se podrá evitar que los recién nacidos queden registrados con nombres peyorativos o que puedan ser motivo de acoso en el futuro, con la intervención del juez del Registro, además de que también se evitarán procesos largos y costosos para las personas que busquen cambiar su  nombre por estas causas.

Aclaró que con esta adición se busca no solamente evitar que al momento en que un menor sea registrado tenga un nombre con las características señaladas, además de resolver la situación de quienes ya lo tienen, pues el cambio no se hará por capricho sino solamente cuando se justifique, tanto en el caso de adultos como de menores de edad que acudan acompañados por su tutor.

Aunque la legisladora evitó mencionar nombres que se pueden prestar a burlas o acoso escolar, puntualizó que sí hay muchos casos de estos en la entidad, los cuales con frecuencia llegan a los legisladores porque las personas afectadas piden ayuda para efectuar un cambio de nombre, por lo cual se consideraron necesarias algunas modificaciones en el Código Civil, las cuales también ayudarán para que los jueces puedan también corregir nombres registrados con alguna letra equivocada, sin que se tengan que llevar estos casos a juicio.