Evite remedios caseros ante la picadura de alacrán

Con 2 mil 329 casos por picadura de alacrán registrados durante este año, la Secretaría de Salud en el Estado recomienda acudir de inmediato a recibir la atención médica, y evitar los remedios caseros como la ingesta de leche que en nada contribuyen a mejorar la salud.

El Secretario de Salud en el Estado, Sergio González Romero, señaló que dada la presencia de humedad en algunas comunidades, el personal de la dependencia estatal recorre las zonas más susceptibles para detectar la presencia del alacrán, ya que al ser una urgencia epidemiológica, es necesario orientar a la población sobre los cuidados que eviten la anidación del arácnido.

Dijo que en caso de picadura es importante acudir de manera inmediata a los centros especializados para recibir la atención médica, pero sobre todo evitar los remedios caseros, ya que al utilizar estos métodos sólo se pone en riesgo la vida del paciente, sin que haya resultados certeros.

Respecto a las cifras, durante este año se han registrado atenciones de mil 211 pacientes en edad productiva entre los 20 a 59 años, de 5 a 19 años se registraron 760 casos, de 60 y más años son 198 casos y menores de 5 años 160 casos, siendo las zonas más susceptibles a la reproducción del arácnido el centro y Barrio de Tierra Blanca en la capital del estado, así como los municipios de Nombre de Dios, Súchil, Poanas, Pueblo Nuevo, Vicente Guerrero y el Mezquital.

Entre los síntomas que presenta un paciente por picadura de alacrán está el dolor local, la sensación de tener un cuerpo extraño en la faringe, adormecimiento de la lengua, fiebre e hipertensión arterial.

Por ello, González Romero exhortó a los duranguenses a revisar constantemente los techos, sobre todo los elaborados con madera, detrás de los cuadros, debajo de las macetas, entre la ropa y zapatos, evitar la acumulación de cacharros, así como revisar constantemente el material de limpieza como escobas y trapeadores, o instrumentos de trabajo principalmente de las personas que laboran en la construcción, pero es necesario acudir de manera inmediata a los centros especializados para recibir la atención médica y aplicarle el antídoto, pero sobre todo evitar los remedios caseros para no afectar aún más la salud de quienes presentan este padecimiento.