Inicio > Noticias > Nacional > Excomandante de Policía Federal mexicana condenado a 10 años por narcotráfico

Excomandante de Policía Federal mexicana condenado a 10 años por narcotráfico

Nueva York, 9 feb (EFE).- El mexicano Iván Reyes Arzate, excomandante de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal (SIU) y vínculo entre el Gobierno de su país y la DEA, fue condenado este miércols en una corte de Nueva York a cumplir diez años de prisión por conspirar para distribuir cocaína, informó la Fiscalía.

Reyes Arzate, un subordinado del también mexicano Genaro García Luna, que está siendo juzgado en la misma corte federal para el distrito Este de Nueva York por narcotráfico, se declaró culpable el pasado octubre ante el juez Brian Cogan.

Cogan también preside el caso contra García Luna, exjefe de Seguridad (2006-2012) bajo la presidencia de Felipe Calderón, que está en espera de juicio, y estuvo igualmente a cargo del juicio contra Joaquín “el Chapo” Guzmán, que cumple cadena perpetua.

De acuerdo con el expediente contra Reyes Arzate, vínculo entre el Gobierno mexicano y la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA), el condenado aceptó en 2016 un soborno de 290.000 dólares del grupo llamado El Seguimiento 39, vinculado con el Cartel de Sinaloa, el de Beltrán Leyva y otros carteles mexicanos, a cambio de asistirles en el envío de un cargamento de cocaína a Estados Unidos.

El expolicía mexicano, de 49 años y conocido como “La Reina”, se declaró culpable de estos cargos en octubre y hoy fue la condena en el tribunal federal en Brooklyn donde antes de escuchar su sentencia se dirigió al juez para lamentar lo que hizo, disculparse con los afectados por el flagelo de las drogas y con su familia; por último, aseguró que aceptar las acusaciones fue la decisión correcta.

El fiscal para el distrito Este, Breon Peace, indicó en un comunicado tras la sentencia que al traicionar su juramento y a sus compañeros en las fuerzas del orden a cambio de recibir dinero de soborno, Reyes Arzate “se convirtió en un participante pleno del tráfico de drogas y en la difusión masiva y peligrosa de grandes cantidades de cocaína en nuestra población”.

“Policías corruptos que usan su posición para promover los intereses de los cárteles de la droga y dañar comunidades serán traídos ante la justicia y castigados por sus delitos”, afirmó.

Entre el 2003 y el 2016 Reyes Arzate fue un agente de la Policía Federal mexicana asignado al SIU desde donde trabajaba con la DEA para combatir el narcotráfico, el blanqueo de dinero y otras actividades criminales.

En 2008 fue nombrado comandante de la SIU, lo que le convirtió en su oficial de más alto rango y principal punto de contacto de información entre el gobierno de su país y el de EE.UU.

En el 2016 mientras realizaba una investigación sobre El Seguimiento 39 aceptó el soborno que le llevó a compartir información confidencial con ese cartel.

Estaba previsto que el excomandante fuera puesto en libertad y deportado a México el 27 de enero de 2020, tras cumplir una condena de 40 meses en Chicago por filtrar la información confidencial al cartel, pero fue trasladado a Nueva York para responder por los nuevos cargos por los que hoy fue condenado.EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: