Exgobernantes urgen a impedir crímenes de lesa humanidad en Nicaragua

Miami, 19 dic (EFE).- Veinticuatro expresidentes latinoamericanos y dos exjefes de Gobierno de España urgieron hoy a los países de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) a impedir que los nicaragüenses sean víctimas de “crímenes de lesa humanidad”.

La Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) difundió hoy una declaración “a propósito de la escalada de la represión por parte de la dictadura en Nicaragua”.

Tras hacer un recuento de los últimos acontecimientos en ese país centroamericano, los exgobernantes alertan a la comunidad internacional “sobre la grave alteración y ruptura del orden constitucional y democrático”.

Esta situación, según la declaración, se produce en “un contexto de violencia de Estado” en aumento y de “violaciones sistemáticas y generalizadas de derechos humanos” que pueden constituirse, de no ser “frenadas” a tiempo por la comunidad internacional en “crímenes de lesa humanidad”.

“Así lo demuestra la experiencia de la región”, dicen los exgobernantes, entre los cuales están los españoles José María Aznar y Felipe González, el nicaragüense Enrique Bolaños y el Premio Nobel de la Paz costarricense Óscar Arias.

También firman la declaración Nicolás Ardito Barletta y Mireya Moscoso (Panamá), Felipe Calderón y Vicente Fox (México); Rafael Ángel Calderón, Miguel Ángel Rodríguez y Laura Chinchilla (Costa Rica); Alfredo Cristiani (El Salvador); Fernando De la Rúa (Argentina), y Eduardo Frei Tagle y Ricardo Lagos (Chile).

Así mismo, César Gaviria, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe (Colombia); Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti (Uruguay); Jamil Mahuad (Ecuador), Jorge Tuto Quiroga (Bolivia) y Juan Carlos Wasmosy (Paraguay).

Los firmantes de la declaración destacan que la “Asamblea Nacional de Nicaragua, bajo control de la dictadura de Daniel Ortega y a su pedido, sin mediar debido proceso ni ejercicio del derecho a la defensa, ha cancelado la personería jurídica de nueve organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la promoción de la democracia y los derechos humanos”.

Tras subrayar que la represión de las protestas de la población ha dejado “casi 300 muertos y unos 2.500 heridos”, la declaración menciona el asalto, invasión y robo equipos de trabajo de la revista Confidencial y de los programas de televisión Esta Noche y Esta Semana.

Además recuerda los principios de la Carta Democrática Interamericana, de la que Nicaragua es firmante, y señala que la Unión Europea los “comparte a cabalidad, en sus estatutos sobre la democracia”. EFE