Exhorta SSD a prevenir casos de gingivitis

Si la placa dentobacteriana no es removida a través del cepillado diario o de limpieza en el servicio de salud bucal, se convierte en un depósito duro denominado sarro, que queda atrapado en la base del diente; esta placa y el sarro irritan e inflaman las encías, debido a las bacterias y toxinas que se forman, volviendo el área mucho más sensible, indicó David Bañales Zúñiga, jefe de la Jurisdicción Sanitaria 1 de la Secretaría de Salud.

Señaló que en el Centro de Salud de Bosques del Valle se promueve la salud bucal educando a la población a evitar la gingivitis que es una inflamación en las encías a causa de una infección en estas, llega a causar una destrucción paulatina del tejido que da soporte a los dientes, muelas, ligamentos y puede extenderse hasta el hueso, por otro lado, señaló que para reconocer la placa dentobacteriana basta con observar detenidamente las piezas dentales ya que es un material pegajoso compuesto de bacterias y residuos de alimentos que se acumula en las partes expuestas de los mismos.

La gingivitis es una causa importante de caries dental, explicó que quienes utilizan aparatos correctivos o placas, si no son estrictos con la higiene, tienen mayor riesgo de desarrollar gingivitis; el padecimiento también puede afectar a las mujeres embarazadas, lo que se atribuye a los cambios hormonales que presentan en este periodo, y se les canaliza a los servicios dentales para su vigilancia y atención.

Entre los factores que aumentan el riesgo de padecer gingivitis se encuentran ciertas infecciones, mala higiene dental, el embarazo por los cambios hormonales que aumentan la sensibilidad de las encías, diabetes no controlada, los dientes mal alineados, los bordes ásperos de las obturaciones y la aparatología oral mal colocada o contaminada como correctores dentales, prótesis, puentes y coronas, además del uso de ciertos medicamentos.

Los síntomas de la gingivitis son encías que sangran durante y después del cepillado oral, encías rojas hinchadas, sensibles o con mal aliento; las recomendaciones para evitar la gingivitis son cepillarse los dientes tres veces al día y utilizar hilo dental con el fin de eliminar restos de alimentos y controlar la acumulación de sarro, alimentación sana y balanceada, evitar fumar y visitar al dentista al menos dos veces al año.