Exhortan a padres de familia a inscribir a sus hijos en escuelas cercanas 

estudiantes-y-clases-seedEste martes 2 de febrero iniciaron las preinscripciones para nivel básico, donde se esperan alrededor de 33 mil 981 nuevos alumnos en preescolar, 35 mil 639 en las escuelas primarias y 36 mil 281 en las secundarias, informó Héctor Vela Valenzuela, secretario de Educación en el Estado.

Sobre este particular, el funcionario estatal exhortó a los padres de familia a inscribir a sus hijos a escuelas cercanas a sus domicilios, sin embargo, reitero que se recibirá a todo niño que sea inscrito.

“Como cada año los padres incluso se quedan a dormir para guardar un lugar y la ficha, así sucede en escuelas que ya son tradicionales y la mayoría de los padres buscan un lugar para sus hijos, reiterar que hoy es más homogénea la educación, en todas las escuelas es garantizada la calidad educativa”, sostuvo Vela Valenzuela.

Cuestionado sobre la situación de algunos maestros que utilizan el llamado “tráfico de influencias” para acomodar a alumnos que no son de la zona, el secretario comentó que no se han recibido quejas en ese sentido, solo un caso de una primaria en el municipio de Guadalupe Victoria pero que no se logró comprobar.

“Si alguna persona sabe de dicha situación le pedimos que se denuncie a la línea de la SEED que es el 018000909550, no descartamos que haya, pero hasta el momento no se han recibido quejas”, recalcó.

Detalló que el periodo de preinscripciones del 3 al 16 de febrero del presente año se hizo con la finalidad de programar los recursos económicos y financieros para la operación del ciclo escolar 2015-2016.

“Otro de los fines que persigue la citada preinscripción es hacer una adecuada distribución de alumnos en las escuelas considerando el domicilio del área afluencia de las instituciones”, apuntó el Secretario.

Por otra parte, comentó que los cobros que los propios padres de familia establecen como cuotas son absolutamente voluntarios, que por la circunstancia económica del país son muy necesarias, se utilizan para atenuar problemas de tipo económico que se presentan en las escuelas: de estructura, para compra de materiales e incluso en algunos casos para equipo, por lo que solicita la participación de los padres de familia para que los que puedan sí apoyen a la escuela, pero nadie puede ser condicionado a ingresar a las escuelas por la falta de alguna cuota.