miércoles, octubre 27, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Exigen acciones urgentes para afrontar crisis penitenciaria en Paraguay

Exigen acciones urgentes para afrontar crisis penitenciaria en Paraguay

Asunción, 21 jun (EFE).- El estatal Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) reclamó este viernes al Gobierno acciones urgentes para afrontar la crisis penitenciaría, que el pasado fin de semana se saldó con diez muertos en un motín ocurrido en una cárcel del centro del país.

En un comunicado, el MNP señaló que “en el período 2000-2019 se produjo un exponencial crecimiento de la población penitenciaria, de 3.219 a 15.740 personas privadas de libertad”.

La preocupación del mecanismo, un organismo consultivo del Estado que funciona desde hace ocho años, fue expresada después de que el pasado domingo estallara un sangriento motín entre clanes criminales en la cárcel de San Pedro de Ycuamandyyu, 325 kilómetros al norte de Asunción.

El enfrentamiento, protagonizado por adherentes locales del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC) y el Clan Rotela, que controla la distribución de drogas al interior de las cárceles, acabó con seis decapitados, tres calcinados y uno que murió por heridas de arma blanca, así como nueve heridos.

Para el MNP, en la actualidad hay un déficit de 11.430 plazas y para revertir el estado de hacinamiento de las 13 cárceles del país deberían construirse 23 nuevos centros penitenciarias, cada uno para 500 reclusos, lo que supone una “inversión físicamente inviable, políticamente indeseable, fuera del campo de cualquier agenda de prioridades públicas”.

Advierte además que unas mil personas engrosan la población penitenciaria cada año y que la tasa de encarcelados por cada 100.000 habitantes en 2000 era de 61 frente a los 225 de la misma proporción registrada en 2019.

“Las principales preocupaciones son los problemas estructurales del sistema como la falta de acceso al agua potable, a la salud, a un alojamiento adecuado, a la educación y al trabajo; la corrupción dentro del sistema y la emergencia de grupos criminales”, refiere el organismo.

Por ello, considera que “la construcción de nueva infraestructura penitenciaria traducida en cárceles no es una medida pertinente y adecuada para enfrentar el problema de fondo, como ya señalaran los organismos internacionales de derechos humanos”.

Y enfatiza que los problemas centrales del sistema son el abuso de la prisión preventiva, la morosidad judicial, el endurecimiento del derecho procesal penal y la falta de una política de prevención de delitos.

El MNP concluye que la situación debe ser abordada a través de un “diálogo constructivo” entre las autoridades de los tres poderes del Estado para garantizar una “garantía plena de los derechos humanos” en el sistema penitenciario paraguayo.

En este sentido, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Jiménez Rolón, y el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, convocaron este viernes a una reunión interinstitucional prevista para el próximo lunes para “analizar las propuestas de solución a la crisis”, anunció la máxima instancia judicial.

Al encuentro, que tendrá lugar en la sede de la Corte Suprema, fueron invitados la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, la defensora general de la República, Lorena Segovia, el titular del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, Enrique Baccheta, y los demás miembros del Supremo.

Asimismo, el máximo tribunal anunció la apertura de una auditoría de gestión judicial en el departamento de San Pedro, adonde en los últimos días se personaron los ministros Antonio Fretes y Manuel Ramírez Candia para conocer de cerca lo ocurrido.

A la masacre de San Pedro siguió el mismo domingo un conato de motín en la cárcel asuncena de Tacumbú, la principal del país, donde dos días antes fueron asesinados dos reclusos en un hecho atribuido a rivalidades entre grupos criminales. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: