Exigen seguir investigando la desaparición de fotógrafo en Haití hace 6 meses

Santo Domingo, 15 sep (EFE).- Transcurridos seis meses de la desaparición del fotógrafo Vladjimir Legagneur cuando estaba realizando un reportaje en Grand Ravine, al sur de la capital de Haití, su esposa, Fleurette Legagneur, llamó hoy a las autoridades a asumir su responsabilidad y continuar con la investigación.

En declaraciones a Efe, Legagneur instó a la Policía “a investigar sobre la desaparición” de su marido y pidió justicia para evitar más casos como el de Vladjimir.

Asimismo, aludió a unas pruebas de ADN que se le debían practicar a parte de un cuerpo hallado el pasado 29 de marzo en la misma zona donde desapareció Legagneur, y cuyos resultados aún están pendientes.

Las autoridades “prometieron un ADN, pero no hay seguimiento y nadie me dice nada. Estoy esperando a la Justicia para saber dónde está mi marido y dónde están las investigaciones sobre su desaparición”, afirmó.

Días después del hallazgo de los restos, el 6 de abril, la Policía de Haití informó sobre la detención de dos hombres por la desaparición del fotógrafo, cuyo paradero se desconoce desde el pasado 14 de marzo, cuando hacía una cobertura informativa en Grand Ravine, donde actualmente operan bandas armadas.

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció ayer en un comunicado el estancamiento de la investigación y consideró “inaceptable que seis meses después de la desaparición del periodista, ni la Policía ni la Justicia hayan podido ofrecer nuevos elementos sobre este caso”.

El director del Despacho América Latina de RSF, Emmanuel Colombié, señaló que “este silencio es un suplicio para las personas cercanas a Vladjimir Legagneur. Las autoridades haitianas tienen la responsabilidad de encontrar al fotógrafo, determinar las causas de su desaparición e identificar a los autores de estos hechos”, añadió.

El pasado 26 de marzo, en su primera reacción ante lo sucedido, el Gobierno de Haití expresó su preocupación por la desaparición del fotógrafo y aseguró que las autorizadas policiales y la Justicia “están trabajando duro” para esclarecer este caso.

En un comunicado, el Ministerio de Comunicación expresó “la solidaridad con la familia de Vladjimir y toda la comunidad de la prensa en Haití”.

Dos días después, cientos de personas, la mayoría periodistas, marcharon hasta la sede de la Procuraduría de Haití para exigir a las autoridades aclarar el caso. EFE