Existió una gran noche con Ofelia Medina en el FIRC

  • La actriz mexicana celebró sus 50 años de trayectoria artística en Durango

La noche del martes una de las puestas en escena más esperadas desde que se presentó la cartelera del Festival Internacional Ricardo Castro (FIRC) fue “La noche que jamás existió” con la gran actriz Ofelia Medina y, en efecto, fue una noche fantástica organizada por el Instituto Municipal del Arte y la Cultura (IMAC).

“La noche que jamás existió” es la obra en un acto del dramaturgo mexicano Humberto Robles que en 2014 obtuvo el Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido. La obra planteó un encuentro imaginario entre la Reina Elizabeth y William Shakespeare, y fue al mismo tiempo una comedia fascinante sobre el amor y la soledad del poder, más un homenaje que una parodia a los temas y los estilos de la obra de Shakespeare. Un paseo del buen lector que es Humberto Robles por los textos y los temas del mayor dramaturgo inglés.

La lectura dramatizada de esta obra, a cargo de la gran actriz mexicana Ofelia Medina, acompañada por la actriz de cine, teatro y televisión Alejandra Haydee, se presentaron en nuestra ciudad ofreciendo esta lectura en la que ella misma representó a los dos personajes en un ejercicio actoral que resulta todo un desafío histriónico.

“Gracias a ustedes seguimos aquí, gracias a todos los técnicos de este hermoso teatro en el que me presento celebrando 50 años de carrera actoral”, mencionó Medina al platicar sobre el programa de salud para niños indígenas en el que colabora vendiendo libros sobre su vida.

Por su parte el director del IMAC, el Mtro. Claudio Herrera Noriega, mencionó que es un honor tenerla con nosotros, “50 años se dicen fácil pero es mucho trabajo, mucho escenario, muchos sueños. Usted nos ha hecho eternos en estos personajes. El amor es lo más importante para todos, para el prójimo, para el arte y la cultura, usted nos ha entregado ese amor que tiene y que transmite de manera irrefutable; no será la última vez que esté con nosotros”, mencionó Herrera Noriega para entregarle a Medina un reconocimiento y la medalla conmemorativa de este FIRC.

“¡Viva Durango, viva el festival!, muchas gracias. Que sigan gozando de este festival”, fueron las últimas palabras que mencionó la actriz antes de que el telón se cerrara.