Inicio > Noticias > Internacional > Exministra de Justicia acusa a la Oficina de Trudeau de presiones y amenazas

Exministra de Justicia acusa a la Oficina de Trudeau de presiones y amenazas

Toronto (Canadá), 27 feb (EFE).- La exministra de Justicia de Canadá, Jody Wilson-Raybould, acusó este miércoles a la Oficina del Primer Ministro Justin Trudeau de presiones y amenazas “durante meses” para que “interfiriera políticamente” en un caso que afecta a la principal empresa constructora del país.

Wilson-Raybould testificó este miércoles ante el comité de Justicia de la Cámara Baja del Parlamento canadiense para clarificar su destitución como ministra de Justicia en enero de este año y las informaciones aparecidas poco después sobre presiones e interferencias políticas.

La exministra y diputada del gobernante Partido Liberal (PL), inició su testimonio confirmando que fue presionada para ofrecer un trato favorable a la constructora SNC-Lavalin, que está acusada de corrupción por el pago de sobornos a altos funcionarios del régimen de Muamar el Gadafi en Libia.

“Durante cuatro meses, de septiembre a diciembre (de 2018), experimenté un esfuerzo consistente y sostenido por parte de muchas personas del Gobierno para conseguir que interfiriese políticamente en el ejercicio de la discreción de la fiscalía en mi papel como fiscal general de Canadá en un esfuerzo inapropiado para asegurar un acuerdo de enjuiciamiento diferido para SNC-Lavalin”, dijo.

El primer ministro Trudeau ha declarado de forma consistente desde que estalló el escándalo, que nunca ha presionó a para que ofreciese a SNC-Lavalin el acuerdo que permitiría a la empresa seguir participando en contratos públicos si es condenada en Canadá por corrupción.

SNC-Lavalin, que emplea a miles de personas principalmente en la provincia de Quebec, ya ha sido prohibida por el Banco Mundial de participar en contratos de la institución durante 10 años por otros casos de corrupción en Bangladesh.

Wilson-Raybould también declaró ante el comité de Justicia que entendió que su destitución como ministra de Justicia el 14 de enero como una consecuencia directa de su negativa a ofrecer el acuerdo a SNC-Lavalin.

Wilson-Raybould fue nombrada ministra de Veteranos, considerado un puesto menor en el Gobierno canadiense, y finalmente dimitió del Gobierno el 2 de febrero, días después de que un periódico revelase que había sido presionada por el Gobierno de Trudeau por el caso de SNC-Lavalin.

Wilson-Raybould señaló que en las conversaciones que mantuvo de septiembre a diciembre con altos funcionarios cercanos a Trudeau se realizaron “declaraciones sobre la necesidad de interferir en el tema de SNC-Lavalin, las potenciales consecuencias, y amenazas veladas si el acuerdo no era ofrecido a SNC-Lavalin”.

La exministra también dijo que durante esas conversaciones se le indicó que su decisión sobre SNC-Lavalin significaría la pérdida de muchos empleos, lo que tendría consecuencias electorales para el Gobierno.

Está previsto que Canadá celebre elecciones generales en octubre de este año. En la provincia de Quebec se elegirán 78 de los 338 diputados de la Cámara Baja del Parlamento, la segunda cifra más elevada tras Ontario, que tiene 121 diputados. EFE