Experta del Seguro Social advierte sobre síntomas de la lepra

Reportan-casos-lepra-1908992Guadalajara, 27 Ene (Notimex).- La dermatóloga adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 14 del IMSS en Jalisco, Ana Rosa Alvarado Rivas, advirtió que la aparición de pequeñas manchas claras o rojas en la piel podría ser una manifestación clínica de la lepra.

En el marco del Día Mundial de la Lepra, explicó que es una enfermedad infecto-contagiosa que daña también al sistema nervioso.

La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) subrayó que dicha patología es poco frecuente en la actualidad, pero siguen presentándose casos especialmente en varones, así como en féminas que tienen predisposición genética.

“Pese a que estos pacientes han sido cruelmente marginados a lo largo de la historia, hoy se sabe que un buen control médico es capaz de remitir los síntomas de manera continua”, aseguró.

Agregó que debido a que la lepra evoluciona de manera muy lenta, “establecer un diagnóstico es difícil”, no obstante el paciente puede acudir a consulta al notar cambios cutáneos, especialmente si dentro de la familia hay enfermos.

Alvarado Rivas resaltó que las lesiones dermatológicas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, como el tronco, el pecho o la espalda; ahí radica la importancia de una constante autoexploración.

Indicó que de no tratarse a tiempo, podría manifestarse también en zonas expuestas como el rostro, donde generalmente hay nódulos o “bolas”, pérdida de cejas, problema con el tabique nasal y “nariz en silla de montar”.

La experta alertó que cuando es más evidente la presencia de la enfermedad existe la posibilidad de que se registren alteraciones importantes en nervios periféricos.

“Puede haber también disminución en la sudoración y pérdida del vello en esas áreas. Generalmente la lepra inicia desde la infancia o la adolescencia pero se diagnostica hasta la edad adulta”, afirmó.

Aclaró que el origen es una micobacteria llamada Mycobacterium leprae, difícil de transmitirse porque deben presentarse por un lado una variante contagiosa y por otro vulnerabilidad genética.

Aunado a esto, la propagación de la enfermedad sólo se da cuando existe una convivencia prolongada.

Sin embargo, un dato curioso es que son pocos los cónyuges que se contagian, siendo más frecuente que suceda entre consanguíneos, debido a que la pareja suele no ser susceptible ante la infección.

Alvarado Rivas destacó que entre el 80 y el 90 por ciento de los casos se transmiten vía aérea, es decir, mediante fluidos buco-nasales; en menor medida se da a través de la piel. Estimó que cada año en el IMSS Jalisco se detectan entre cinco u ocho casos nuevos de lepra.

A estos pacientes se les brinda tratamiento gratuito, además de que se les da seguimiento a largo plazo, esto para prevenir que una baja inmunológica haga reaparecer los síntomas. Lo ideal es determinar el riesgo que se tiene frente a la enfermedad desde la primera infancia.