Expertos prevén ausencia de fenómeno de El Niño en Perú y Ecuador en 2018

Lima, 16 sep (EFE).- El fenómeno climático de El Niño no se presentará el próximo verano (diciembre 2017-marzo 2018) en Perú y Ecuador, “dadas las condiciones estables océano-atmosféricas” que se reportan actualmente, informó hoy el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) del ministerio peruano de Defensa.

El organismo indicó en un comunicado que el Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN) prevé la ausencia de la alteración climática, que provoca lluvias, inundaciones y deslizamientos por el calentamiento de la temperatura del mar.

Señaló que “tomando en consideración el monitoreo y el análisis”, así como los resultados de las agencias internacionales de pronóstico, “se considera la persistencia de las condiciones neutras tanto en la región Niño”, que comprende a Perú y Ecuador, así como en el Pacífico Central.

“Con estas consideraciones, la Comisión Multisectorial estima que para el próximo verano (diciembre 2017-marzo 2018) para el Pacífico Central son más probables las condiciones estables o normales (48 %), seguidas de condiciones de La Niña (45 %) y de El Niño (7 %).

El fenómeno de La Niña implica una disminución de la temperatura de las aguas del Pacífico, lo que provoca fuertes vientos y sequías y que, en muchas ocasiones, genera las condiciones para un posterior El Niño.

El COEN agregó que para el Pacífico Oriental, frente a la costa norte del Perú, son más probables las condiciones estables (60 %), seguidas por las condiciones de La Niña (24 %) y de El Niño (16 %).

La Comisión Multisectorial ENFEN señaló que continuará informando sobre la evolución de las condiciones observadas y actualizando mensualmente la estimación de las probabilidades de las magnitudes de El Niño y La Niña en el Pacífico Oriental y en el Pacífico Central para el verano del 2018.

La costa norte y central de Perú fue golpeada entre diciembre y marzo pasado por el atípico fenómeno climático conocido como “El Niño Costero”, que causó lluvias, inundaciones y aludes que dejaron 159 fallecidos, 18 desaparecidos, 469 heridos, cerca de 290.000 damnificados y unos 1,4 millones de afectados. EFE