Explotación petrolera amenazaría ambiente del Caribe colombiano, dice estudio

explotacion-petrolera-amenazaria-ambiente-del-caribe-colombiano-dice-estudioBogotá, 22 nov (EFE).- Una posible explotación petrolera en la isla de Providencia, ubicada en el archipiélago de San Andrés, en el Caribe colombiano, sería una amenaza para sus 85.000 pobladores y para el medioambiente, según un estudio de la Universidad Nacional.


La investigación sobre “geopolítica del extractivismo en el Caribe” detectó un proyecto de varias empresas interesadas en la explotación petrolífera del Caribe occidental, donde está ubicado el archipiélago colombiano de San Andrés, explicó en un comunicado la Universidad Nacional.

Providencia es una isla que destaca por sus ecosistemas de manglares, bosques secos y una importante zona marítima, donde se encuentra una barrera coralina, la segunda en extensión del mundo después de la de Australia.

“Desde 2012 se vienen estableciendo bases petroleras en costas del Caribe colombiano y desde 2011 existen documentos sobre ofertas realizadas por el Gobierno nacional para la explotación dentro de la reserva”, señaló Catalina Toro, una de las investigadoras, citada en la información.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, prohibió en octubre de 2011 la exploración y extracción de gas y petróleo en el archipiélago de San Andrés porque acoge un “importante” patrimonio ecológico, social y cultural que su Gobierno considera que debe preservarse.

“Para el caso de los territorios ubicados en el Caribe occidental no se tiene un control sobre los riegos, no hay responsabilidad por parte de los estados y no se ha evaluado el impacto que podría tener para la reserva proyectos de exploración petrolera, sumado al hecho del fuerte impacto causado por cuenta del cambio climático”, explicó Toro.

Por otra parte, la experta señaló que Nicaragua decidió iniciar proyectos de exploración en la zona luego de que la Corte Internacional de La Haya había redefinido la frontera marítima entre ambos países, un fallo que Colombia considera inaplicable porque los límites del país solo pueden ser modificados con autorización del Congreso.

“Uno de los motivos de fondo en el diferendo colombo-nicaragüense es el petróleo marino y lo que significa en términos de reservas y potencial para sus respectivas economías”, manifestó la docente.

Señaló además que con esta delimitación debía establecerse “reserva de biosfera compartida” para que los pescadores colombianos pudieran ayudar a conservar bancos y cayos, así como para establecer zonas que privilegiaran la pesca artesanal de pequeña escala para ampliar las áreas de protección marítima.

“Detrás de la pretensión de Nicaragua de incluir otras 200 millas hacia la costa, está el petróleo. En 2014, desoyendo los derechos de consulta que tienen las comunidades, este país desarrolló proyectos de sísmica para establecer si había potenciales recursos de hidrocarburos”, manifestó Toro. EFE